Preguntas y Respuestas con Jonathan Santiago de Send Relief (Envía Asistencia): 'La Iglesia Ha Dejado el Edificio'

Desde que el huracán María azotó a Puerto Rico en 2017, los bautistas del sur han estado activos en los esfuerzos de recuperación y reconstrucción en la isla. María devastó gran parte de Puerto Rico, pero a través de Send Relief (Envía Asistencia), el brazo del ministerio de compasión de la Junta de Misiones de América del Norte (NAMB), los voluntarios han estado satisfaciendo necesidades y cambiando vidas. Los voluntarios ofrecen ayuda física pero también comparten la esperanza eterna que se encuentra en el Evangelio.
Foto de NAMB
PUERTO RICO (BP) -- En septiembre del 2017, el Huracán María azotó a Puerto Rico con vientos de 155 millas por hora. El huracán de categoría cuatro causó daños de más de $94 millones y dejó a más de 130,000 personas sin vivienda. Los Bautistas del Sur han estado activamente involucrados en ministrar a las necesidades de los sobrevivientes del Huracán María ya por dos años a través del brazo de la Junta de Misiones Norteamericanas Send Relief (Envía Asistencia).

Desde el 2017, voluntarios han invertido 12,278 días de servicio, participado en 1,510 conversaciones Evangelísticas, y han visto 107 profesiones de fe en Puerto Rico.

Jonathan Santiago funge como director de Send Relief (Envía Asistencia) en Puerto Rico, en dónde está ayudando a coordinar la obra de asistencia y supervisando el desarrollo de un centro de ministerio de Send Relief (Envía Asistencia) en la isla.

SBC LIFE: ¿Puede usted decirme dónde van las cosas en cuanto al esfuerzo de reconstrucción en Puerto Rico?

Jonathan: En primer lugar, diría que el progreso ha sido lento, y es algo esperado basado en el tamaño del desastre. El gobierno federal, los gobiernos locales, y aún las entidades privadas que tienen conocimiento y experiencia, después del Huracán María, hicieron la predicción que les tomaría de seis a ocho años a Puerto Rico para levantarse. Eso no era solo el lado económico - social, pero también de infraestructura.

SBC LIFE: ¿Cómo siguen respondiendo los Bautistas de Sur a María?

Jonathan: Una de las cosas positivas que vimos inmediatamente después de María fue que la iglesia `dejó el edificio.' Repito eso una y otra vez porque fue grandioso ver la forma en que la iglesia abrió las puertas`, y toda la iglesia se fue a la comunidad y asistió a aquellos con necesidades. Manejaron sus propios vehículos y dieron de sus propias bienes y sus alimentos mientras esperaban los artículos para distribuírlos. Tuvimos una iglesia que, aún antes que llegara FEMA o los Bautistas del Sur, estaba trayendo lo que tuvieran y cocinándolo para la comunidad.

La iglesia abrazó la desesperación, abrazó la necesidad de traer la esperanza que tenemos en Jesucristo. Fue algo hermoso ver. Aún cuando han pasado dos años desde María, muchas de esas iglesias han tenido un cambió en cuanto a la forma de ver su comunidad, y María fue un factor grande para que la iglesia visualizara cómo impactar a su comunidad basándose en las oportunidades para ministerio y encontrando la forma práctica y tangible para llenar la necesidad.

SBC LIFE: ¿Y qué del centro de ministerio? ¿Cómo encaja el centro de ministerio en la estrategia de Send Relief (Envía Asistencia) en Puerto Rico?

Jonathan: No tomó mucho tiempo después de la tormenta para que Send Relief (Envía Asistencia) y la Junta de Misiones Norteamericanas vieran la oportunidad de establecer un ministerio de larga duración y tener un impacto duradero aquí en la isla a través de iglesias locales. Parte de la estrategia era tener un lugar centralizado en donde las operaciones y logística pudieran tomar forma como ministerio y se llevaran a cabo a través de la iglesia local. La idea era que los Bautistas del Sur pudieran tener un lugar, no solo para que Send Relief (Envía Asistencia) pudiera llevar a cabo sus operaciones, pero también para hospedar equipos misioneros e Iglesias que desean apoyar en el esfuerzo de reconstrucción de Puerto Rico.

No solamente estamos reconstruyendo hogares; estamos reconstruyendo comunidades. Estamos reconstruyendo la esperanza que la gente necesita para valerse por si mismos y tener la visión de impulsar a sus familias hacia adelante. El centro de ministerio nos permitirá hacer eso en una forma más efectiva.

SBC LIFE: ¿Cuál es el tiempo aproximado para que sea completado?

Jonathan: Es difícil decirlo, pero está proyectado para el verano del 2020.

SBC LIFE: ¿De qué forma pueden los Bautistas del Sur estar involucrados en lo que Dios está haciendo en Puerto Rico en este tiempo?

Jonathan: En primer lugar, pueden orar. Sabemos que Dios está haciendo algo grande aquí en Puerto Rico, y animamos a los Bautistas del Sur que continúen orando por nosotros -- la Junta de Misiones Norteamericanas, Send Relief (Envía Asistencia) y el esfuerzo que se está llevando a cabo en plantar iglesias a lo largo de las islas. Oren que Dios continúe levantando esos líderes que se necesitan para continuar el impacto del Evangelio por toda la isla.

En Segundo lugar, pueden anotarse a través de Send Relief (Envía Asistencia) para estar en misión aquí en Puerto Rico, ya sea que quieran venir por plazo corto, un viaje misionero por única vez con su iglesia, un equipo de jóvenes, un equipo de universitarios, un equipo de adultos o una combinación de estos.

Claro, animamos a los Bautistas del Sur que continúen dando al Programa Cooperativo porque eso es lo que nos mantiene aquí, eso es lo que nos da vida para continuar haciendo la obra en el campo misionero.

Tobin Perry, escritor independiente en Evansville, Ind., y miembro de la Iglesia Center of Hope (Centro de Esperanza) en Evansville, llevó a cabo esta entrevista para SBC LIFE.
¿YA SE SUSCRIBIÓ A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO? Reciba Baptist Press directamente en su buzón de correo electrónico suscribiéndose a nuestro boletín informativo a través de bpnews.net/SubscribeBP.
Download Story