FBC en Sutherland Springs dedica un nuevo edificio para la alabanza

Por Brandon Elrod, posted Thursday, May 23, 2019 (3 months ago)

Sherri Pomeroy habló junto a su esposo, el pastor Frank Pomeroy, durante la ceremonia de dedicación para el nuevo edificio de la Primera Iglesia Bautista de Sutherland Springs, Texas.
Foto por Jane Rodgers, bautista del sur de Texas.
SUTHERLAND SPRINGS, Texas (BP) -- First Baptist Church de Sutherland Springs, Texas, dio un paso más hacia adelante con la apertura de su nuevo edificio el domingo (19 de mayo). Es un ejemplo más de la manera en que los bautistas del sur continúan apoyando a la iglesia, la cual perdió 26 vidas en un tiroteo masivo el 5 de noviembre del 2017.

Durante el servicio dominical de dedicación, el pastor Frank Pomeroy compartió las múltiples maneras en que su gente ha visto a Dios revelarse, a pesar de la agonía y el dolor.

"Aunque hubo una tragedia, Dios trae rosas de las cenizas," dijo Pomeroy, cuya hija de 14 años, Anabelle, fue una de las víctimas de muerte, junto con otros 20 heridos. "Él trae gloria a través de aquellos que son llamados según su propósito incluso cuando no entendemos todo lo que está pasando."

El nuevo edificio fue la culminación de la colaboración de los bautistas del sur en oración y donaciones. La Junta de Misiones Norteamericanas (NAMB) financió la construcción del edificio, el cual alberga un nuevo centro de alabanza, espacio educativo, una cocina y un salón para convivencias, todo gracias a las donaciones y regalos hechos a través del Programa Cooperativo de la Convención Bautista del Sur.

La iglesia solicitó que el diseño del nuevo edificio refleje su testimonio del Evangelio:

--Paredes de piedra y dos torres que simbolizan la fuerza y determinación de la iglesia.

--Una de las torres emana una luz que puede verse desde millas a la redonda y representa el compromiso de la iglesia para que brille la luz del Evangelio ante sus vecinos.

--Un memorial sencillo para dar tributo a las víctimas que murieron.

--La piedra angular del edificio declara el que ha sido el tema de la congregación desde el ataque: "La maldad no triunfó."

Pomeroy señaló, "Estamos recordando a aquellos que pagaron un precio por este increíble edificio, por la plataforma que tenemos, por el mismo hecho de que podemos continuar compartiendo el Evangelio."

J.D. Greear, el presidente de la Convención Bautista del Sur, se dirigió a los asistentes y compartió cómo la esperanza en el Evangelio lleva a los cristianos a través de las circunstancias más difíciles.

"Lo que hace distinto al mensaje cristiano no es que nos separa de la tragedia, si no lo que hace por nosotros en medio de la tragedia," dijo Greear, pastor de The Summit Church en el área de Raleigh-Durham, C.N. "Dios puede usar lo peor que tiene su enemigo y volverlo algo bueno."

Una de las maneras en que esto pasó en la iglesia de Sutherland Springs, señaló Greear, fue a través del torrente de muestras de amor por parte de otros creyentes.

"Cuando el peor de los males y la peor oscuridad importunaron a esta pequeña congregación," dijo Greear, "Estoy contento, aunque no sorprendido, de decir que lo mejor de los bautistas del sur pasó al frente para ayudar."

NAMB trabajó de cerca con Myrick, Gurosky and Associates (MG&A), una compañía constructora y de diseño con sede en Birmingham, Ala., que ha construido cientos de iglesias por todos los Estados Unidos. MG&A reclutó docenas de compañías que donaron $1.5 millones en materiales y servicios para el proyecto.

"Las instrucciones de NAMB fueron sencillas," dijo Scott Gurosky, presidente de MG&A. "Kevin Ezell [presidente de NAMB] nos dijo, 'Dales lo que necesitan.'" Ezell también asistió al servicio del domingo.

Durante la ceremonia de dedicación, la iglesia recordó las vidas perdidas mientras Mark Collins, quien anteriormente formó paste del personal de FBC Sutherland Spring y ahora es el pastor de FBC en Yorktown, Texas, leyó los nombres de aquellos que fueron asesinados. La campana de la iglesia, reubicada en el nuevo edificio, repicó cada vez que Collins leyó un nombre.

Sherri Pomeroy, la esposa de Frank, entonces compartió la historia de Karla Holcombe, quien murió junto con otros siete miembros de su familia, incluyendo a un bebé en el vientre. Antes de la tragedia, la iglesia no era dueña del terreno donde se erige el nuevo edificio, pero Holcombe caminaba a menudo alrededor de ella y oraba en el terreno vacío con fe en que la iglesia algún día sería dueña del terreno.

"Este terreno fue donado a First Baptist Church de Sutherland Springs sin haber gastado un centavo del presupuesto," dijo Sherri en medio de un aplauso. "[La fe de Karla] es el tipo de fe en que se construyó esta iglesia."

Greg Abbott, el gobernador de Texas, señaló durante la ceremonia de dedicación, "Mientras la gente maneje a través de Sutherland Spring en el futuro, la gente sabrá que este es un lugar donde la bondad triunfó sobre la maldad."

El Senador de los Estados Unidos, Ted Cruz, de Texas, compartió unos comentarios a través de un video pregrabado. El Senador de los Estados Unidos, John Cornyn, también de Texas, asistió y entregó un mensaje durante la ceremonia donde subrayó cómo el testimonio de la iglesia animó a muchos por todo el mundo.

"La oscuridad que presenció esta iglesia fue insondable," dijo Cornyn. "Estuvieron cara a cara con la maldad inexplicable, sin sentido … pero a través de su duelo, nunca dejaron que la oscuridad triunfara. En su caminar a través de la tierra de sombras, nunca perdieron su fe en el Señor."

Brandon Elrod escribe para la Junta de Misiones Norteamericanas, NAMB.
¿YA SE SUSCRIBIÓ A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO? Reciba Baptist Press directamente en su buzón de correo electrónico suscribiéndose a nuestro boletín informativo a través de bpnews.net/SubscribeBP.
Download Story