El Senado argentino frustra el esfuerzo a favor del derecho al aborto

Imagen: iStock/Se requiere permiso de licencia.
WASHINGTON (BP) -- El rechazo del Senado argentino en contra de la legalización del aborto en ese país sudamericano ha logrado un retraso temporal para el esfuerzo de los activistas que piden la expansión internacional del derecho al procedimiento letal.

El Senado defendió el 9 de agosto con una votación de 38 votos en contra de 31, una propuesta de ley que hubiera permitido el aborto electivo durante las primeras 14 semanas de embarazo. Actualmente, Argentina prohíbe los abortos, aunque lo permite en excepciones cuando la vida o la salud de la madre están amenazadas o si el embarazo es el resultado de una violación sexual. En junio, la Cámara de Diputados de Argentina aprobó la legislación con una votación de 129 votos a favor y 125 en contra.

El contratiempo para el movimiento internacional del derecho al aborto llegó poco menos de tres meses después que los ciudadanos de Irlanda votaran con un margen de dos a uno para anular una enmienda constitucional que había protegido los derechos legales del niño nonato y la igualdad de su madre. Aparentemente el gobierno irlandés buscará promulgar una medida que permitiría los abortos electivos en las primeras 12 semanas del embarazo.

El voto en Argentina no consiguió tanta atención en la prensa como lo hizo el referendo irlandés, pero sirvió para obstaculizar lo que el movimiento a favor del derecho del aborto esperaba fuera el inicio de un "mar de cambios en los derechos reproductivos" en Latinoamérica -- según lo describió The New York Times.

En Latinoamérica, solamente cuatro países permiten el aborto sin restricciones, según un reporte de este año hecho por el Center for Reproductive Rights (CRR). Estos países son Cuba, la Guyana Francesa, Guyana y Uruguay. Los manifestantes que apoyan la propuesta argentina marcharon un día antes que el Senado votara en Chile, México, Perú y Uruguay, según The New York Times.

"Estamos agradecidos que el Senado argentino rechazó el esfuerzo internacional de poner en el blanco a los bebés nonatos no deseados," dijo Daniel Darling, vicepresidente para comunicaciones de la Comisión de Ética y Libertad Religiosa de la Convención Bautista del Sur. "Aunque el grupo de presión proabortista los vea como un puñado de tejido o fetos, sabemos que Dios ha tejido a cada bebé en el vientre. Él sabe su nombre.

"Gracia a Dios que hay líderes heroicos en Argentina que ven lo que ve el movimiento provida: La humanidad del bebé nonato. Oremos que este tipo de éxito provida se repita por todo el mundo," dijo Darling a Baptist Press en unos comentarios por escrito.

"Argentina ha adoptado la vida a pesar de la enorme presión internacional de anular la legislación existente que protege la vida y la libertad de consciencia," dijo Neydy Casillas, consejera internacional de Alliance Defending Freedom (ADF), en un comentario escrito. "Toda vida humana es valiosa. Como sociedad, debemos apoyar a toda mujer embarazada, especialmente aquellas en circunstancias difíciles. El Senado argentino afirmó este apoyo."

Después de la votación en Argentina, International Planned Parenthood Federation (IPPF) prometió continuar su obra de expansión del derecho al aborto en más países.

"Las [m]ujeres no se darán por vencidas," dijo Giselle Carino, la directora de la región del hemisferio occidental en IPPF, en un boletín de prensa. "Decenas de miles de mujeres organizadas, movilizadas, tomaron las calles en apoyo de esta propuesta de ley y su valentía [ha] inspirado a los activistas de toda América Latina para compartir sus historias y derrotar el estigma que a menudo evita que aborto llegue al discurso público. Reiteramos nuestro apoyo firme y en solidaridad con todas las mujeres hasta que los embarazos forzados sean una cosa del pasado -- hasta que todas las mujeres sean tratadas como iguales."

Además de Latinoamérica, la mayoría de África, el Medio Oriente y el sureste de Asia proveen por lo menos algunas protecciones para los niños nonatos, aunque las políticas liberales del aborto dominan Europa, América del Norte, Australia y la mayoría de Asia, dijo CRR.

Los Estados Unidos pueden tener un papel importante en la batalla internacional para proteger a los niños nonatos, dijo Stefano Gennarini, director de estudios legales en el Center for Family and Human Rights en la ciudad de Nueva York.

La administración de Trump debería de lograr que la Póliza de la Ciudad de México sea una "iniciativa multilateral" que establecería un convenio entre los Estados Unidos y otros países donde proveerían cuidados médicos "para las madres y los niños sin promover o hacer abortos de ninguna manera," escribió Gennarini en una pieza del 14 de febrero para Public Discourse, una publicación de The Witherspoon Institute.

La Póliza de la Ciudad de México -- implementada primeramente por el presidente Reagan en 1984 -- prohíbe que las organizaciones internacionales de planificación familiar reciban fondos federales a menos que acepten no hacer o aconsejar abortos o ejercer presión para liberalizar las políticas provida de los gobiernos extranjeros. En su tercer día en el puesto, el presidente Trump reintegró la póliza, la cual había sido revocada por el presidente Obama.

También, el movimiento provida debe presionar a los Estados Unidos y a otros países para que sean más firmes en su oposición a las pólizas "de salud sexual y reproductiva" que ayudan a los negocios internacionales de abortos, dijo Gennarini. "La meta es eliminar por completo el aborto en la política de [las Naciones Unidas]."

Aunque no existe el derecho internacional al aborto, el acuerdo de las Naciones Unidas incluye una declaración que también "da legitimidad al aborto y esto se traduce en apoyo político y financiero para los grupos abortistas," escribió Gennarini. El movimiento provida no puede estar satisfecho mientras exista ese arreglo, dijo.

Solamente los Estados Unidos, "pueden proveer la voluntad política y el ímpetu para poner fin al aborto," escribió Gennarini. "Debe cambiar la política internacional sobre el aborto. Y puede cambiar de una de dos maneras: ya sea que el aborto se suprima por completo de la política de la [ONU], o será puesto en un altar como un derecho internacional."

Tom Strode es el corresponsal en jefe del buró en Washington de Baptist Press, la agencia de prensa de la Convención Bautista del Sur. Baptist Press reporta sobre misiones, ministerio y avance en la testificación a través del Programa Cooperativo y sobre noticias relacionadas con las preocupaciones nacionales y globales de los bautistas del sur.
Obtenga los encabezados y las últimas noticias en Twitter Twitter.com/BaptistPress, Facebook Facebook.com/BaptistPress y en su correo electrónico baptistpress.com/ SubscribeBP.asp.
Download Story