La lucha en contra del tráfico humano consigue amplio apoyo en la Cámara de Representantes

WASHINGTON (BP) -- Una Cámara de Representantes profundamente dividida ha encontrado por lo menos un asunto en el cual concuerdan -- combatir el tráfico de humanos.

En las últimas semanas, la Cámara ha aprobado más de una docena de propuestas de ley en contra del tráfico de humanos, con solamente tres votos en contra. Como líder de un trio de medidas aprobadas el 12 de julio estaba la Ley de Prevención y Protección de Víctimas del Tráfico Humano Frederick Douglass, una legislatura integral de más de $500 millones, administrados en cuatro años, para combatir el tráfico sexual y de obreros forzados.

El Senado debe aprobar las propuestas de ley antes de que puedan ser firmadas por el presidente Trump.

La Comisión de Ética y Libertad Religiosa de los Bautistas del Sur aplaudió la aprobación de las medidas y el apoyo bipartidista.

"Estamos agradecidos por el apoyo bipartidista, casi unánime" que recibieron en la cámara las propuestas de ley en contra del tráfico humano, dijo Travis Wussow, el vicepresidente para política pública y consejero general de la CELR. "Vale la pena celebrar encontrar unidad en la erradicación del tráfico humano."

Wussow felicitó a los patrocinadores y copatrocinadores de las tres propuestas de ley aprobadas el 12 de julio.

"Aplaudimos a estos legisladores y a tantos copatrocinadores por su liderazgo en esta pelea tan crítica," dijo Wussow a Baptist Press a través de unos comentarios por escrito. "Estas propuestas de ley proveen un esfuerzo desde varios frentes para finalmente poner fin al tráfico humano. Ahora esta tarea se muda al Senado, donde trabajaremos hacia una aprobación rápida, y bipartidista también."

Trump describió la aprobación de las tres piezas de legislatura por parte de la Cámara como "pasos importantes hacia delante" para "terminar la horrenda práctica del tráfico humano." Dijo en una declaración escrita, "tengo esperanza que el Senado las tomará y aprobará las tres propuestas de ley tan pronto como sea posible y quedo en espera de mi trabajo continuo con el Congreso en este asunto tan importante."

El tráfico humano es un problema que afecta a entre 20 y 45 millones de víctimas, según los cálculos de diferentes organizaciones. Más del 70 por ciento son mujeres o niñas, según un reporte de la Organización de las Naciones Unidas en el 2016. Los principales tipos de esclavitud son la explotación sexual y el trabajo forzado. Los traficantes acumulan ganancias de cerca de $150 billones anuales a nivel mundial, según reportó la Organización Internacional del Trabajo en el 2014.

Los Estados Unidos no son inmunes a este problema. Se calcula que entre 14,500 y 17,500 personas entran como tráfico humano al país cada año, según un reporte del Departamento de Estado publicado en el 2004. Esto no incluye a las víctimas que son traficadas dentro del país.

La propuesta de ley titulada Frederick Douglass, en honor del ex esclavo del tráfico humano que se convirtió en un líder abolicionista, incluye las siguientes autorizaciones para los próximos cuatro años:

--$180 millones al Departamento de Estado para, entre otros usos, capacitar a oficiales en los Estados Unidos y en el extranjero para que combatan el tráfico humano.

--$161 millones para que el Departamento de Justicia procese y condene a los traficantes y apoye a las autoridades policiales estatales y locales en la batalla contra el tráfico humano.

--$94 millones para el Departamento de Salud y Servicios Humanos para que provean alojamiento y otros servicios a las víctimas estadounidenses y extranjeras en este país.

--$50 millones para que el presidente ayude a otros países a eliminar el tráfico humano y ayudar a las víctimas en el extranjero.

--$44 millones para que el Departamento de Seguridad Nacional investigue y extermine los anillos de tráfico humano internacional y que investigue a los ciudadanos americanos que están abusando de las víctimas en el extranjero.

El patrocinador de la legislación -- Representante Chris Smith, republicano de Nueva Jersey, autor de la ley original en contra del tráfico humano en el 2000 -- describió la propuesta como "un acercamiento integral del gobierno, diseñado para fortalecer, expandir y crear nuevas iniciativas para proteger a las víctimas, procesar a los traficantes y principalmente prevenir que suceda esta crueldad y explotación."

Las otras dos medidas aprobadas por la Cámara fueron la Ley de Apoyo a las Autoridades para Pelear en Contra de la Demanda del Tráfico Sexual, patrocinada por la representante Vicky Hartzler, republicana de Missouri, y la Ley de Mejoramiento de la Detección del Tráfico Humano, patrocinada por el representante Tim Walberg, republicano de Michigan.

La propuesta de ley de Hartzler podría expandir la habilidad del Departamento de Justicia para ayudar a las autoridades locales para que arresten a quienes compran sexo usando a las víctimas. La propuesta de ley de Walberg apoyaría la capacitación de los empleados del Departamento del Trabajo para que identifiquen y ayuden a las víctimas del tráfico humano.

La acción de la Cámara ante estas tres propuestas de ley se dio dos semanas después que el Departamento de Estado emitió su reporte anual sobre el Tráfico de Personas.

El reporte mostró que solamente se efectuaron 14,897 acusaciones por tráfico humano en el mundo en el 2016, con 9,071 condenas. Sin embargo, el Departamento de Justicia aumentó sus acusaciones, de ser 297 traficantes en el 2015 a 439 en el 2016, según el reporte.

El Departamento de Estado colocó a 23 países en la Categoría 3, la de menor rango. La Categoría 3 es para los gobiernos que "no cumplen completamente con los estándares mínimos y no están haciendo esfuerzos significativos para cumplirlos." Los países en la Categoría 3 son China, Irán, Corea del Norte, Rusia, Sudán del Sur, Sudán, Siria y Venezuela.

En la resolución más reciente de la Convención Bautista del Sur en contra del tráfico humano, los mensajeros que asistieron a la reunión del 2013 aprobaron una propuesta que incluía un llamado a que los bautistas del sur apoyen las políticas del gobierno que luchan contra el tráfico humano.

Tom Strode es el corresponsal en jefe del buró en Washington de Baptist Press, la agencia de prensa de la Convención Bautista del Sur.
Obtenga los encabezados y las últimas noticias en Twitter , Facebook y en su correo electrónico .
Download Story