Regla protege Planned Parenthood en los últimos días de Obama

WASHINGTON (BP) -- Los partidarios provida esperan que tenga una corta existencia la más reciente ley de la administración Obama que beneficia a Planned Parenthood y a otros proveedores de abortos.

Casi cinco semanas antes que el Presidente Obama deje el puesto, el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, por sus siglas en inglés) emitió un fallo final el 14 de diciembre que bloquearía efectivamente a los estados que prohibirían que fondos del Título X vayan a los proveedores de abortos. El gobierno federal provee fondos para la planificación familiar y servicios preventivos de salud a los estados a través del programa del Título X.

La acción del HHS parece beneficiar más a Planned Parenthood Federation of America (PPFA). En años recientes, por lo menos 12 estados han cortado el dinero que va a Planned Parenthood, algunos debido a los diferentes escándalos descubiertos en relación con el proveedor principal de abortos en el país. Las cortes han bloqueado estas acciones en algunos casos, consecuentemente permitiendo que la organización continúe recibiendo fondos federales.

El fallo del HHS, sin embargo, enfrenta el reto de sobrevivir una vez que el presidente electo, Donald Trump, sea investido el 20 de enero. Durante su campaña electoral, Trump prometió a los líderes antiaborto que le quitaría los fondos a Planned Parenthood. Los líderes provida son optimistas, y piensan que esa promesa significa que el nuevo fallo -- que entraría en vigor el 18 de enero -- no sobrevivirá la nueva administración.

"Estoy orando que ese fallo sea revocado rápidamente." -- Russell Moore
El líder de ética de los bautistas del sur, Russell Moore, está orando que así sea.

"Estoy orando que este fallo sea revocado rápidamente, y que finalmente Planned Parenthood rinda cuentas a la izquierda y a la derecha, sin estar protegido por aliados políticos a costa de los tributos de los contribuyentes de impuestos," dijo Moore, presidente de la Comisión de Ética y Libertad Religosa (ERLC, por sus siglas en inglés), a través de unos comentarios escritos recibidos por Baptist Press.

La Lista Susan B. Anthony cree que "este último regalo del presidente Obama a los que cabildean por el aborto tendrá una corta vida," dijo Mallory Quigley, directora de comunicaciones de dicha organización.

Una líder congresista provida -- Representante Diane Black, R-Tenn. -- dijo que la administración de Obama "no tendrá la última palabra."

"No debería sorprendernos que su administración lanzara este latigazo de última hora justo antes de salir por la puerta," pero estoy segura que este fallo no durará mucho," dijo en una declaración escrita. "Cuando llegue el próximo año, nuestras mayorías provida en el Congreso estarán listas para trabajar con [Trump y el Rep. Tom Price, un provida y nominado para ser secretario de HHS] no sólo para derogar su más reciente exceso, si no también para promulgar nuevas protecciones legales para los miembros más vulnerables de nuestra sociedad."

Moore, de la ERLC, dijo a BP, "Planned Parenthood explota a las mujeres, a las familias, a las comunidades en una industria de la muerte impulsada por las ganancias. Que esta organización reciba cualquier apoyo de los contribuyentes de impuestos es un escándalo político y moral, y aquellos estados que actuaron para retirar los fondos deben ser felicitados, no escarnecidos."

Los afiliados de Planned Parenthood hicieron 323,999 abortos durante el 2013-2014, el año más reciente del cual se tienen estadísticas. La PPFA y sus afiliados reciben $553.7 millones en bonos del gobierno y reembolsos, según informa su reporte financiero más reciente (2014-2015).

Además de la acción que realizaría la administración de Trump, el Congreso también podría actuar para restringir los fondos federales para Planned Parenthood.

A mediados de noviembre, Kevin McCarthy, el líder de la mayoría en la Cámara de Representantes y 21 presidentes de comités escribieron a los encargados de los departamentos de la rama ejecutiva para advertirles sobre los últimos días de las regulaciones de la administración de Obama. Los líderes republicanos advirtieron que iban a trabajar para revisar y posiblemente derogar tales fallos bajo la Ley de Revisión del Congreso si los encargados de la rama ejecutiva ignoraban la advertencia.

El Congreso también podría retirar fondos a Planned Parenthood a través de una propuesta de ley conciliatoria, donde se permite que el Senado apruebe una medida relacionada con el presupuesto con una simple mayoría, en vez de los 60 votos requeridos para anular una obstrucción.

Ambos, el Senado y la Cámara de Representantes, aprobaron una propuesta conciliatoria semejante hace casi un año, pero Obama vetó la propuesta de ley en enero.

La Cámara de Representantes y el Senado "pudieran colocar a inicios del año nuevo, en el escritorio del Presidente Trump, una propuesta de ley para retirar los fondos a los negocios que hacen abortos," dijo Quigley a BP en unos comentarios escritos.

"Simplemente, los estadounidenses no quieren que sus contribuciones de impuestos ganadas con tanto esfuerzo se vayan a los negocios centrados en los abortos e impulsados por obtener ganancias que reclaman la vida de más de [323,000] niños al año," dijo. "Es más, las mujeres necesitan más de lo que Planned Parenthood pueda proveer y recibirían mejores servicios en la comunidad y clínicas de salud rurales" que superan en número a las clínicas de Planned Parenthood.

Cecile Richards, la presidenta de PPFA, aplaudió la medida del HHS, diciendo que Obama "ha cimentado su legado como un campeón de la salud de las mujeres."

"No vamos a dar marcha atrás, y continuaremos peleando por el acceso de nuestros pacientes a un mejor cuidado médico," dijo en una declaración escrita. "Cada persona merece el derecho de controlar sus propios cuerpos, su propia salud, y su propio bienestar sin que los políticos lo obstruyan."

El escándalo más reciente de Planned Parenthood involucra la publicación en línea el año pasado de unos videos grabados en secreto que muestran a los oficiales de Planned Parenthood discutiendo la supuesta venta de órganos provenientes de bebés abortados.

El nuevo fallo del HHS no bloquea específicamente que los estados provean fondos del Título X a los proveedores de abortos. En su lugar, prohíbe que los estados se basen en la selección de una organización que recibe el Título X exclusivamente en su "habilidad de proveer servicios del Título X." Por ende, los estados no pueden bloquear que los fondos vayan a las organizaciones simplemente porque proveen abortos.

Según la ley federal, los fondos del Título X no pueden ser usados para hacer abortos, pero los partidarios provida señalan que los subsidios que recibe Planned Parenthood y otros proveedores de abortos les ayuda a liberar otros fondos que sí se usan para hacer abortos.

HHS propuso el fallo en septiembre y proveyó un periodo para comentarios. Casi el 91 por ciento de los más de 145,000 comentarios favorecían el fallo propuesto, según HHS. La vasta mayoría de comentarios en ambos lados estaban duplicados, reportó el departamento.

Tom Strode es el corresponsal en jefe del buró en Washington de Baptist Press, la agencia de prensa de la Convención Bautista del Sur.
Obtenga los encabezados y las últimas noticias en Twitter , Facebook y en su correo electrónico .
Download Story