Nueva regla para maniatar los estados sobre Planned Parenthood

WASHINGTON (BP) -- El Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS por sus siglas en inglés) anunció el 7 de septiembre una norma propuesta que efectivamente prevendría que los estados prohibieran fondos de Título X a los proveedores de abortos.

La norma propuesta incluye la cadena de abortos número 1, Planned Parenthood Federation of America (PPFA por sus siglas en inglés). El gobierno federal provee fondos para planificación familiar y servicios preventivos de salud a los estados a través de programa Título X.

En años recientes, por lo menos 12 estados han cortado el dinero para Planned Parenthood, algunas veces en respuesta a los escándalos que involucran a la organización. Las cortes han bloqueado esas acciones en algunos casos. El último escándalo involucra la divulgación en línea el año pasado de videos secretamente grabados que mostraban a funcionarios de Planned Parenthood discutiendo la venta de órganos de niños abortados.

Russell Moore, presidente de la Comisión de Libertad Religiosa y Ética, describió la propuesta del HHS como "otro ejemplo de cuán fortificado e influyente es el cabildeo del aborto en nuestra política nacional."

"Sabemos que el dinero de los contribuyentes no necesita ir a Planned Parenthood u otros proveedores de abortos para que los servicios médicos estén completamente disponibles a los ciudadanos," dijo Moore.

"Este es meramente un movimiento de represalia en contra de aquellos que han llamado a tener a cuentas a los proveedores de aborto,” dijo él en comentarios escritos a Baptist Press.

La representante Diane Black, republicana de Tennessee, acusó a la administración Obama de dar “el paso sin precedente de combatir los derechos de los estados con una sombría propuesta de cambio de decreto que previene que los estados financien a los proveedores que mejor atenderán a sus ciudadanos."

"Esta última maniobra del Departamento de Salud y Servicios Humanos de la administración Obama no debería sorprender a nadie,” dijo Black, quien dirigió el año pasado un último esfuerzo fallido para quitarle el financiamiento federal a PPFA.

"Hemos sabido todo el tiempo [que esta administración] no escatimará esfuerzos para proteger a sus amigos en la gran industria del aborto,” incluyendo proveerle a Planned Parenthood subvenciones bajo la reforma del cuidado de la salud y encomiando a la organización después de que su comercio con partes de bebé fue descubierto, dijo ella en una declaración escrita.

Moore le expresó su gratitud a Black por "llamar a este movimiento lo que es: un favor político para una industria del aborto que no le rinde cuentas a nadie."

La presidenta de PPFA, Cecile Richards aplaudió la propuesta del HHS.

"Esto hará una gran diferencia en la vida de muchas personas,” dijo. "Este decreto deja en claro que los políticos no pueden ignorar la ley cuando están en busca de que su programa no permita que las mujeres tengan el cuidado que necesitan."

Planned Parenthood y sus afiliadas recibieron $553.7 millones en subvenciones y reembolsos del gobierno, de acuerdo a su último reporte financiero (2014-15). Las afiliadas de Planned Parenthood realizaron 323.999 abortos durante 2013-14, el año más reciente del que hay estadísticas disponibles.

El decreto propuesto no bloquea explícitamente que los estados provean fondos del Título X para los proveedores de abortos. En su lugar, prohíbe que los estados basen la selección de organizaciones receptoras de Título X en ninguna otra cosa que no sea su “habilidad de dar servicio a beneficiarios de programa de una manera efectiva." Como resultado, no podrían bloquear que fondos vayan a organizaciones simplemente porque proveen abortos.

De acuerdo a la ley federal, los fondos del Título X no pueden ser usados para la realización de abortos, pero los partidarios pro-vida señalan que las subvenciones a Planned Parenthood y a otros proveedores liberan otros fondos para usarlos en la realización de abortos.

Tanto el Senado de EE.UU. como la Casa de Representantes aprobaron la legislación que habría eliminado cerca del 90 por ciento del financiamiento federal a Planned Parenthood, sin embargo el presidente Obama vetó el proyecto de ley en enero. Un intento de la Casa de invalidar el veto se quedó corto al no alcanzar los dos tercios requeridos.

El público puede hacer comentarios a HHS sobre el decreto propuesto hasta el 7 de octubre. Los comentarios pueden ser ofrecidos en https://www.regulations.gov/comment?D=HHS_FRDOC_0001-0645.

Tom Strode es el jefe en Washington de la oficina de Baptist Press, el servicio de noticias de la Convención Bautista del Sur. BP reporta sobre misiones, ministerio y testimonio llevados adelante a través del Programa Cooperativo y sobre noticias relacionadas a los intereses bautistas del sur nacional y globalmente.
Download Story