Oficiales federales, estatales siguen presionando a PPFA

"Estoy orando que el efecto a largo plazo de estos videos sea un despertar cultural." -- Russell Moore
WASHINGTON (BP) -- Los oficiales del gobierno federal y estatal están continuando sus esfuerzos para que Planned Parenthood rinda cuentas por su venta de partes de cuerpos de bebés.

Las acciones -- en este caso de la Cámara de Representantes de los EE UU y del estado de Texas -- han sido una respuesta a las revelaciones de los videos encubiertos que muestran a varios oficiales de Planned Parenthood en diferentes lugares discutiendo la venta de órganos de bebés abortados. Los 10 videos dados a conocer desde mediados de julio incluyen a empleados de Planned Parenthood admitiendo que voluntariamente manipulan el procedimiento del aborto para preservar ciertas partes del cuerpo para ser vendidas y usadas. Los videos también muestran evidencia de la disección de bebés vivos, fuera del vientre, para remover órganos.

Entre los pasos que tomó el gobierno entre el 19 y 23 de octubre con respecto a Planned Parenthood Federation of America (PPFA) y sus afiliados, figuran:

-- La Cámara de Representantes de los EE UU volvió a aceptar la legislación de un recorte de fondos federales para Planned Parenthood, esta vez en una votación el 23 de octubre, conocida como una propuesta de ley de reconciliación, designada para ganar más fácilmente la aprobación del Senado.

-- El Vocero de la Cámara de Representantes, John Boehner, en la misma fecha, nombró a ocho miembros republicanos para formar un panel especial de investigación de PPFA.

-- El gobierno de Texas informó a Planned Parenthood el 19 de octubre que ha sido removido del programa estatal de Medicaid, citando parcialmente la evidencia provista por los videos encubiertos.

-- El 22 de octubre, los oficiales de salud en Texas entregaron citatorios a las clínicas de Planned Parenthood en el estado solicitando los records de los pacientes y los empleados.

Quienes apoyan el retiro de fondos de PPFA aplaudieron estas acciones.

Russell Moore, presidente de la Comisión de Ética y Libertad Religiosa de la Convención Bautista del Sur (ERLC), expresó su gratitud "porque la evidencia en video de la piratería humana de Planned Parnthood ha provocado acción legislativa y política."

"Hay mucho más que hacer, pero el retiro de fondos estatales y las serias investigaciones del Congreso son pasos dados en la dirección correcta," dijo Moore a Baptist Press en unos comentarios por escrito. "Estoy orando que el efecto a largo plazo de estos videos sea un despertar cultural ante el valor y la calidad de persona de toda vida humana."

El proceso de reconciliación en el Congreso permite al Senado aprobar medidas relacionadas con el presupuesto sin la necesidad de los 60 votos para derrotar un bloqueo. La Cámara aprobó en septiembre otra propuesta de ley para retirar fondos a PPFA, con una votación de 241-187, pero la legislación murió a la entrada al Senado debido a la necesidad de una super mayoría. En agosto, el Senado quedó corto en la votación para una propuesta de ley de retiro de fondos a pesar de una mayoría de 53 contra 46, porque no pudo ganar los 60 votos necesarios para declarar el cierre del debate, como se le conoce.

Aunque la propuesta de ley de reconciliación de la Cámara está diseñada para exigir solamente 51 votos en el Senado, su destino es incierto en la cámara superior. Por un lado, tres miembros conservadores, republicanos pro vida -- Senadores Ted Cruz de Texas, Mike Lee de Utah y Marco Rubio de Florida -- han anunciado que se opondrán a la medida porque solamente deroga la ley de reforma de la salud del 2010. Ellos están pidiendo una derogación completa de la medida controversial. Sin sus votos, el partido republicano sólo cuenta con 51, y es probable que algunos de los miembros que quedan no apoyen la propuesta de ley.

Si la legislación llega al Presidente Obama, es casi seguro que la vetará.

Supuestamente, la propuesta de ley de reconciliación le quitaría a PPFA cerca de $400 millones de sus casi $530 millones anuales en subsidios del gobierno, contratos y reembolsos. La propuesta de ley reubicaría los fondos tomados de Planned Parenthood y los pondría en centros comunitarios de salud aprobados.

Los partidarios pro vida celebraron la votación de la Cámara e instaron al Senado a que siga su curso.

Tony Perkins, presidente de Family Research Council, agradeció a la Cámara "por redirigir el dinero de los contribuyentes lejos del gigante de abortos que se involucra en prácticas horripilantes y no éticas."

"A nuestros amigos en el Senado que piensen que la propuesta de ley de la Cámara no es lo suficientemente fuerte, les animamos a intentar y mejorar aún más la medida," dijo en una declaración escrita. "el liderazgo de la Cámara ha dicho que aceptará cualquier mejoría que haga el Senado a la propuesta de ley que [cortaría] mucho de los fondos de Planned Parenthood y eliminaría el centro del Obamacare."

Moore, de la CELR, junto con otros 37 líderes pro vida escribieron a los líderes congresistas el 5 de octubre para animarles a usar el proceso de reconciliación en un intento de retirar los fondos a PPFA.

Los ocho representantes republicanos seleccionados por Boehner para formar el panel que investigue a PPFA y el tráfico de partes fetales consiste en cuatro mujeres -- Representantes Marsha Blackburn y Diane Black de Tennessee, Vicki Hatzler de Missouri y Mia Love de Utah -- y cuatro hombres -- Representantes Larry Bucshon de Indiana, Sean Duffy de Wisconsin, Andy Harris de Maryland y Joe Pitts de Pennsylvania. Blackburn será la presidenta del panel, el cual operará bajo el Comité de Energía y Comercio.

Texas eliminó a Planned Parenthood del programa de Medicaid porque los oficiales estatales de salud determinaron que sus afiliados "ya no pueden proveer servicios médicos en una manera profesionalmente competente, segura, legal y ética," según una carta de Stuart Bowen, el inspector general de la Comisión de Servicios de Salud y Humanos (HHSC, por sus siglas en inglés).

Las razones citadas por Bowen fueron:

-- Los videos encubiertos revelaron que PPFA está dispuesto a cambiar el "tiempo o método de un aborto" para obtener así tejido fetal, violando así la ley federal y la póliza del Medicaid.

-- Las clínicas fracasaron en seguir los estándares de salud y seguridad para manejar tejido fetal.

-- Existe evidencia de fraude cometido por las clínicas de Planned Parenthood, incluyendo cobros ilegales.

Los fondos que ya no llegarán a los afiliados de PPFA ahora están disponibles para los proveedores de salud en el estado.

"Texas tiene razón en reconocer que el dinero de los contribuyentes debe ir a los centros de salud comunitarios locales, no a un subsidio de un negocio billonario de abortos, plagado de escándalos," dijo Kellie Fiedorek, consejera legal de Alliance Defending Freedom.

Texas se une a cinco estados -- Alabama, Arkansas, Louisiana, Nueva Hampshire y Utah -- que han retirado los fondos a Planned Parenthood desde que se dieron a conocer los videos del Center for Medical Progress. Se espera que Planned Parenthood rete a Texas en la corte, como lo ha hecho en los otros estados que le han retirado los fondos a sus afiliados.

Greg Abbott, el gobernador de Texas, republican, dijo a Fox News que espera "un reto legal, porque quiero ver a estos oficiales de Planned Parenthood bajo juramento y que juren las prácticas que estaban realizando en el estado de Texas."

Los oficiales de la Comisión de Servicios de Salud y Humanos de Texas aparecieron con citatorios en mano en cinco centros de Planned Parenthood el 22 de octubre, según The House Chronicle. Fueron a dos clínicas en Houston y una en Browsville, una en Dallas y una en San Antonio.

El 13 de octubre PPFA anunció que sus centros ya no aceptarán reembolsos federales por gastos acumulados en donaciones de tejidos de bebés abortados, pero sus críticos dijeron que la acción sirvió como una admisión de culpa y no debe detener el esfuerzo de retirar los fondos de esta organización.

PPFA y sus afiliados recibieron más de $528 millones en subsidios del gobierno, contratos y reembolsos, según su reporte financiero más reciente (2013-14). Los afiliados de Planned Parenthood realizaron más de 327,000 abortos durante el 2013, haciéndolo el mayor proveedor de abortos en el país.

Tom Strode es el corresponsal en jefe del buró en Washington de Baptist Press, la agencia de prensa de la Convención Bautista del Sur.
Obtenga los encabezados y las últimas noticias en Twitter, Facebook y en su correo electrónico.
Download Story