Pew: Los cristianos declinan mientras que los 'nones' aumentan

Por David Roach, posted Friday, May 15, 2015 (2 years ago)

NASHVILLE (BP) -- El número de cristianos en EE.UU. ha descendido casi 8 puntos porcentuales desde 2007 mientras el número de adultos religiosamente no afiliados ha incrementado cerca de 7 puntos porcentuales durante el mismo período.

Ese es el hallazgo del estudio de 200 páginas del Centro de Investigaciones Pew sobre el "Cambio del Panorama Religioso de EE.UU." divulgado hoy (21 de mayo). La encuesta a cerca de 35.000 adultos atrajo una variedad de reacciones de los líderes bautistas del sur.

"Los resultados de la encuesta comunican una creciente evidencia de que la mayor necesidad en EE.UU. es un despertar espiritual," le dijo el presidente de la Convención Bautista del Sur Ronnie Floyd a Baptist Press en comentarios escritos. "El tiempo es ahora y la hora es urgente; nuestras iglesias en esta nación deben unirse en un acuerdo claro, una unión visible y una oración extraordinaria por el próximo Gran Despertar y para alcanzar EE.UU. y el mundo para Cristo.

"Simultáneamente, necesitamos levantarnos con la misma urgencia de manera exponencial teniendo una visión para alcanzar nuestras comunidades, pueblos y ciudades para Cristo y regresando a la prioridad de evangelizar haciendo discípulos y plantando iglesias del evangelio," dijo Floyd, pastor de Cross Church en el noroeste de Arkansas.

La encuesta de Pew -- realizada por teléfono del 4 de junio al 30 de septiembre de 2014, en español y en inglés -- estimó una reducción neta de entre 2.8 a 7.8 millones de cristianos posterior a una encuesta comparable en 2007. Eso se traduce en una caída de 78.4 por ciento de la población estadounidense a 70.6 por ciento.

La mayoría del declive ocurrió entre los protestantes tradicionales y los católico romanos, donde cada uno disminuyó aproximadamente un 3 por ciento como una porción de la población desde 2007. De cada convertido al catolicismo en EE.UU., hay seis excatólicos, de acuerdo al reporte.

Históricamente las denominaciones protestantes negras se mantuvieron estables de 2007 a 2014, y los evangélicos disminuyeron 0.9 por ciento como parte de la población al tiempo que incrementaron a cerca de 2 millones en términos de datos sin procesar.

"El reemplazo generacional" cuando los estadounidenses de las generaciones predominantemente cristianas murieron y "el cambio religioso" fueron las dos principales causas del declive entre los cristianos, detectó la encuesta. Un total de 42 por ciento de los estadounidenses tienen una religión diferente a la que tuvieron en la niñez -- un porcentaje que explica el cambio entre evangélicos, tradicionales y el históricamente protestantismo negro.

Las religiones no cristianas han aumentado 1.2 puntos porcentuales desde 2007 para abarcar 5.9 por ciento de los adultos estadounidenses.

Sin embargo, el incremento de la población religiosamente no afiliada -- apodada los "nones" -- fue el cambio "más dramático," le dijo un asesor de Pew a los periodistas durante una llamada de conferencia el 12 de mayo.

"Esta tendencia hacia la no afiliación ha ocurrido entre las personas de todas las edades en cierta medida y entre las principales comunidades étnicas y raciales también," dijo John Green, asesor de Pew y distinguido profesor de ciencias políticas de la Universidad de Akron. "En este sentido, cabe destacar el agudo incremento en el porcentaje de estadounidenses que se identifican como ateos y agnósticos."

Mientras el 25 por ciento de los nones dijeron ser ateos o agnósticos en 2007, el 31 por ciento dijeron ser de esas designaciones en 2014. Durante el mismo período, el porcentaje de protestantes que se identificaron con denominaciones bautistas cayó de 41 por ciento a 36 por ciento.

"Esta investigación revela lo que muchos de nosotros hemos venido sospechando por algún tiempo," dijo Frank S. Page, presidente y director ejecutivo del Comité Ejecutivo de la Convención Bautista del Sur. "Hemos visto el creciente aumento de la secularización de nuestra cultura y sabemos que está afectando a aquellos que dicen ser cristianos.

"Pastores y evangelistas durante años han dicho que siempre estamos solamente a una generación de volvernos una cultura pagana," le dijo Page a BP en comentarios escritos. "La importancia del evangelismo personal no puede ser sobrestimada. Nuestro mundo necesita a Cristo, y él nos ha comisionado para ser los que compartan el evangelio. Recomprometámonos a hablarles a aquellos en nuestro ámbito de influencia de las buenas nuevas de nuestro Señor Jesucristo."

Ed Stetzer, presidente de Investigaciones LifeWay, resaltó el hallazgo de la encuesta de que los evangélicos ahora constituyen la mayoría (55 por ciento) de los estadounidenses protestantes. Él destacó la estabilidad del "cristianismo de convicción" en medio del declive del protestantismo liberal.

"El cristianismo no está muriendo y ninguna investigación lo dice," escribió Stetzer en una publicación de blog. "Las estadísticas del cristianismo en EE.UU. están simplemente comenzado a mostrar una descripción más clara de lo que el cristianismo estadounidense se está volviendo -- menos nominal, más definido y más afuera de la corriente principal de la cultura estadounidense.

"Por ejemplo, el costo cultural de llamarse 'cristiano' está comenzando a pesar más que el beneficio cultural, así que aquellos que no se identifican como 'cristianos' de acuerdo a sus convicciones están comenzando a identificarse como 'nones' porque es más culturalmente inteligente," escribió Stetzer. "Debido a esto, las estadísticas muestran (en la superficie) que el cristianismo en EE.UU. está experimentando un agudo declive. Sin embargo, esa es la dirección de aquellos que no leen más allá de la superficie. Si subsiste una iglesia relativamente estable y comprometida, una minoría de convicción y hay un gran movimiento de autoidentificación, eso significa que el intermedio está disminuyendo."

Russell Moore, presidente de la Comisión de Libertad Religiosa y Ética (ERLC por sus siglas en inglés) de los bautistas del sur, dijo que él ve señales esperanzadoras en el reporte de Pew.

"Este estudio lo deja en claro…esas personas que no quieren el cristianismo no quieren el casi cristianismo ofrecido a ellos por las tradiciones que descartan las enseñanzas históricas de la iglesia tan pronto como se vuelven pasadas de moda," dijo Moore de acuerdo a un comunicado de prensa de ERLC.

"Las iglesias que están prosperando son las congregaciones vibrantes y contraculturales que no tienen miedo a no ser vistas como normales por la cultura circundante. Este reporte realmente me deja esperanzado. El cinturón bíblico.-- zona en EE.UU. donde el cristianismo evangélico tiene un profundo arraigo social -- puede caer. Así sea. El cristianismo emergió de un Imperio Romano hostil hasta el tuétano a la idea de un Mesías crucificado y resucitado. Hemos estado en el lado equivocado de la historia desde Roma, y fue suficiente para volver el mundo al revés," dijo Moore.

El reporte es el primero de los dos que se esperan de Pew este año sobre el cambiante panorama religioso de EE.UU. El segundo reporte detallará las creencias y prácticas específicas de los estadounidenses.

David Roach es el corresponsal nacional en jefe de Baptist Press, el servicio de noticias de la Convención Bautista del Sur.
Download Story