Llegó el momento para la Gran Comisión, dijo a los directivos el presidente de la JMI

Por Don Graham, posted Friday, May 24, 2013 (6 years ago)

ROGERS, Ark. (BP) -- Es una pregunta que a la vez persigue y motiva a Tom Elliff, el tipo de pregunta que a veces le quita el sueño. Pero el presidente de la JMI (IMB, por sus siglas en inglés) no tendrá la respuesta si no hasta que muera, cuando esté frente al tribunal de Cristo y lo escuche de los labios del Salvador: "¿Qué hiciste con lo que te confié?"

Elliff presentó esa pregunta ante los directivos de la JMI durante su reunión en Rogers, Arkansas, el 14 y 15 de mayo. Dijo que ésta debería estar incrustada en la mente de todo bautista del sur. Las Escrituras claramente muestran que Dios pedirá cuentas a cada creyente por su respuesta ante la Gran Comisión, explicó Elliff, diciendo a los directivos que la pregunta le ha impulsado a lanzar una "apelación urgente" para que todos los bautistas del sur "lleven el Evangelio hasta los últimos confines de la tierra—ahora mismo."

"Hay más de 7 billones de personas en este mundo, y a menos que algo cambie drásticamente, radicalmente, se calcula que menos de la mitad tendrán la más mínima conexión con el cristianismo evangélico durante su vida," dijo Elliff. "¿Por qué será que Dios nos confió la mayor perdición espiritual en la toda la historia si no esperaba que nosotros hiciéramos algo al respecto?"

Elliff contrastó esta época de perdición sin precedentes con el acceso sin precedentes, los recursos y el poder humano dispuestos a combatir la perdición espiritual, de tal manera que "cada persona perdida es este mundo quebrantado tenga una razón legítima para creer que, si pueden esperar un poco más, alguien les hará llegar la verdad."

Pero les advirtió que hay unas "perturbadoras señales" que muestran que los bautistas del sur "no pudieran estar preparados para cumplir nuestra parte en la ecuación de la Gran Comisión."

Elliff citó la baja de cinco años consecutivos en las ofrendas para las misiones a través del Programa Cooperativo a pesar de los esfuerzos para revertir la tendencia en el PC. De los $1.3 billones designados como "gastos misioneros" en las iglesias bautistas del sur en el 2011, la JMI recibió menos de $92 millones a través del PC, con otros $146 millones recibidos a través de una relativamente desinflada Ofrenda de Navidad Lottie Moon para las Misiones Internacionales.

La baja en el apoyo ha impactado la cantidad de misioneros bautistas del sur que sirven en el extranjero bajo el nombramiento de la JMI, disminuyendo a 4,850 a finales del 2012. Pero la baja no se debe a la falta de solicitantes que no cumplen los requisitos, dijo Elliff, señalando que muchos candidatos a misioneros deben esperar en la lista hasta que haya una vacante abierta o se aseguren fondos adicionales.

"En una generación que pudiera cumplir, literalmente, con la Gran Comisión, llevando el Evangelio hasta los confines de la tierra, la falta de apoyo para las misiones señala un atrincheramiento inminente. Eso es impensable; de hecho, es inaceptable en vista de la oportunidad que tenemos," dijo Elliff.

"Winston Churchill hizo una declaración acerca de los hombres, pero quiero hacerla acerca de la Convención Bautista del Sur... A cada hombre le llega un momento en su vida para el cual él, y solamente él, está dotado peculiarmente. Qué tragedia sería que ese momento le encontrara indispuesto o no preparado para la que sería la hora de su gloria.

"Estoy convencido…que todos nosotros en la familia de la JMI, representados en ustedes, nuestros directivos, no debemos estar inactivos ni callados en cuento a esto, nuestro día de mayor oportunidad."

Resolución de los directivos

Como un "primer paso" hacia la solución de estos problemas, los directivos aprobaron abrumadoramente una resolución instando a los bautistas del sur a reconocer y promover la peculiar oportunidad de la Gran Comisión en la cual Elliff cree que Cristo está presente.

Además de un mayor compromiso para orar y dar, la resolución hace un llamado al Comité Ejecutivo de la CBS para una respuesta "agresiva, proactiva y pronta" ante los retos de la movilización y apoyo de misioneros. La resolución también pide al Comité Ejecutivo que ofrezca "propuestas razonadas y substantivas" que permitan a la CBS "operar con la máxima efectividad al llevar el Evangelio hasta lo último de la tierra."

"¿Qué quiero decir con 'sustantivas'" preguntó Elliff. "Más que una fachada. Nosotros los bautistas del sur tenemos la mala costumbre tomar un asunto y cambiar las palabras y complacer a todo mundo y regresamos a casa y no se logró nada… No estamos hablando de algo que intenta aplacar a ciertos grupos con ciertos intereses."

La resolución ofrece dirección en cuanto a lo que deben hacer tales "propuestas substantivas," incluyendo:

--Continuar demoliendo con efectividad cada barrera racial, étnica y generacional que nos limite.

--Hacer más personal el ir a misiones y dar a las misiones, fomentando canales frescos, innovadores y efectivos para enviar personas y apoyo, a la vez que operamos dentro del marco ya probado y efectivo de la Convención Bautista del Sur.

--Honrar, apoyar y utilizar la naturaleza esencial de la educación, el entrenamiento y la promoción provista por todas nuestras entidades en la CBS.

--Abrir la puerta a mayores sacrificios, construir la confianza a través de la transparencia comprobada en cada uno de nuestros niveles en la vida bautista del sur.

--Dejar a la próxima generación una Convención Bautista del Sur que esté apasionadamente preparada doctrinal, estructural y espiritualmente, para finalizar la tarea de la evangelización global.

La resolución solicita que el Comité Ejecutivo comience a proveer dichas propuestas de cambio para la reunión anual de la CBS en el 2014. Elliff dijo que Ernest Easley, director del Comité Ejecutivo, ya está al tanto de la resolución y está ansioso de reunirse con el liderazgo de la JMI para discutir los cambios que ésta pudiera incluir.

"El énfasis aquí está en el ahora mismo," dijo Elliff. "Este es el momento de mayor perdición espiritual, mayores recursos, mayor disposición, mayor acceso –ahora mismo. No podemos garantizar el mañana."

Oración en las escuelas

Gordon Fort, vicepresidente de mayor antigüedad de la JMI para movilización en oración y entrenamiento, dijo a los directivos que la oración es crucial para vencer los retos que describió Elliff.

"En el día de mayor oportunidad, el día de mayor avance del Evangelio en la historia cristiana, estamos en riesgo de ser relegados a un estante de un librero y ser considerados un fracaso para la causa del Reino," dijo Fort. "La única respuesta es que el pueblo de Dios clame a Dios y le ruegue que intervenga."

Fort anunció el lanzamiento de la página de internet dedicada a la recientemente formada Escuela de Oración por Todas las Naciones imb.org/SPAN, y una página adicional para registrarse a través del internet regonline.com/SPAN. Ahí, los bautistas del sur pueden inscribirse en una sesión de cinco días. Ya están disponibles las fechas para el 2013 y 2014. La escuela de oración de la JMI está diseñada para enseñar y equipar a los creyentes a caminar más de cerca con Dios, orar más fervientemente por un despertar espiritual, interceder más efectivamente por los misioneros y las naciones, y movilizar a otros para unirse en oración.

"Dios está buscando gente que aceptará el reto y clamará a Él en una oración con que cree, que tiene fe," dijo Fort. "Mi corazón sabe que si Dios mueve a los bautistas del sur para que clamen a Él y si Él nos visita, si nos limpia y nos purifica,... [veremos] una gran inundación de misioneros y de recursos para sostenerlos."


Don Graham es el redactor de mayor antigüedad de la Junta de Misiones Internacionales, IMB.

Download Story