True Love Waits se opone a mandato sobre educación sexual en la Ciudad de Nueva York

NUEVA YORK (BP)--Un nuevo mandato sobre la educación sexual promulgado por el Departamento de Educación de la Ciudad de Nueva York ha despertado la oposición de los padres, los congresistas y los representantes del movimiento de abstinencia sexual True Love Waits.

A partir de enero, la ciudad exigirá que los estudiantes tomen un semestre de educación sexual en el sexto o séptimo grados y otro en el noveno o décimo. Las escuelas pueden escoger el currículo, pero la ciudad ha recomendado un programa llamado HealthSmart y otro llamado Reducing the Risk, según informó el diario New York Daily News.

HealthSmart contiene lecciones gráficas que muchos padres califican como inaceptables, incluyendo tareas que piden a los estudiantes catalogar marcas de condones en una farmacia local, visitar una clínica de salud reproductiva y hojear una página de internet que contiene consejos sexuales provocativos.

Sin embargo, True Love Waits está defendiendo la opción de la abstinencia sexual en las escuelas de la Ciudad de Nueva York.

"Aunque True Love Waits no está involucrado directamente en los programas escolares de abstinencia sexual, nuestro equipo ha reconocido por años que la educación es el primer paso para llevar a los estudiantes comprometerse con la abstinencia sexual hasta el matrimonio," dijo Dawn Cornelius, vocera de True Love Waits.

"Debemos darles a los estudiantes un mensaje positivo acerca de los beneficios que hay en guardar la abstinencia hasta que se casen, y advertirles sobre las consecuencias físicas y emocionales que pueden provenir del sexo prematrimonial," agregó Cornelius en una declaración que circuló el 3 de noviembre.

La ley del Estado de Nueva York protege el derecho de los padres de retirar a sus hijos de cualquier clase sobre salud e higiene, incluyendo la educación sexual, en caso que esté en conflicto con las creencias de los padres. La ley también permite a un padre sacar a sus hijos de la clase de educación sobre SIDA/VIH a través de una petición escrita dirigida al director de la escuela, y si el niño recibirá tal educación en casa.

"Está mal forzar [a los padres] a escoger entre lo que la ciudad está planificando o recibir ninguna educación sexual. Los padres que quieren una educación sexual más tradicional para sus hijos, con un currículo basado en la abstinencia, deberían poder tener acceso a ella," dijo Michael Benjamin, quien anteriormente fuera un miembro demócrata de la asamblea, y quien está dirigiendo un grupo de oposición llamado NYC Parent's Choice Coalition.

El diario Daily News dijo que los Representantes Michael Grimm y Bob Turner, ambos congresistas republicanos de la Ciudad de Nueva York, están apoyando a los padres preocupados que quieren un currículo alternativo basado en la abstinencia sexual.

Valerie Huber, directora ejecutiva de National Abstinence Education Association, subrayó la información más reciente proveniente de los Centers for Disease Control and Prevention donde se dice que en los Estados Unidos casi el 75 por ciento de la población entre 15 y 17 años no ha tenido relaciones sexuales.

"¿Por qué no apoyamos programas que refuercen estas buenas decisiones?" dijo Huber a Baptist Press. "El mandato de la Ciudad de Nueva York evita cualquier prioridad para evitar el riesgo sexual, lo cual es un error desde el punto de vista de la salud pública y desde el punto de vista científico. Es una afrenta para los adolescentes que quieren tomar buenas decisiones pero están buscando el apoyo de los adultos en esta tarea."

La Ciudad de Nueva York, dijo Huber, tiene un problema con las tasas de actividad sexual, las tasas de enfermedades de transmisión sexual y otros comportamientos riesgosos entre los adolescentes. El nuevo mandato forma parte de una estrategia mayor de la administración del Alcalde Michael Bloomberg, anunciada en agosto, para mejorar las vidas de los adolescentes afroamericanos y latinos.

"¿Realmente creen los líderes en educación que el enfatizar más el mismo estilo de educación sexual que ha sido el estándar por años va a mejorar en algo la situación?" preguntó Huber.

"La investigación muestra que los estudiantes en riesgo son especialmente receptivos ante el mensaje de evitar el riesgo del comportamiento sexual a través de la educación sobre la abstinencia. Muchos están cansados de la actual ventaja por discriminación que les envía el mensaje claro de que no son capaces de tomar decisiones saludables," añadió. "Si la Ciudad de Nueva /York insiste en ordenar que haya educación sexual en sus escuelas, entonces los estudiantes (y sus padres) deberían tener permiso para elegir la opción que les ofrece la mejor probabilidad de una salud óptima."

Bajo presión, el Departamento de Educación de la Ciudad de Nueva York redactó partes del programa HealthSmart que incluía tarjetas para que los estudiantes de secundaria explicaran los diversos actos sexuales, reportó el 29 de octubre Daily News. Un sondeo de los directores en la ciudad encontró el año pasado que el 64 por ciento de las escuelas secundarias estaba usando el currículo de HealthSmart, según informó The New York Times.

La organización Parent's Choice Coalition está instando a los preocupados padres a que soliciten que sus hijos sean exentos de tomar el curso obligatorio, y en su página de internet el grupo ofrece un ejemplo de una carta que hace tal petición. Visítelos en nycparentschoice.org.

También, los padres pueden firmar una petición que hizo circular Parent's Choice Coalition así como llamar o enviar un correo electrónico al Alcalde Bloomberg y al Departamento de Educación. El grupo mencionado provee un ejemplo de una carta que los padres pueden usar para pedir un currículo alternativo, tal como uno de los 22 currículos de educación sobre la abstinencia sexual que han probado ser efectivos en estudios hechos por eruditos en el tema.

Para pasar la voz sobre la necesidad de intervenir en el asunto, los padres pueden seguir en Twitter a Parent's Choice Coalition o suscribirse a su página en Facebook, también pueden leer la bitácora electrónica del grupo.

Tal como lo señaló la coalición: "Si hay currículos que han demostrado resultados positivos con respecto a la primordial meta, universalmente reconocida, de posponer el debut sexual, y el contenido no es ofensivo para los padres, como lo es del currículo que recomienda el gobierno de la ciudad, ¿por qué los padres de Nueva York no pueden tener uno de esos programas como una alternativa que provea a sus hijos la información necesaria y los anima a tomar decisiones saludables?"


Erin Roach el editor asistente de Baptist Press.

Download Story