Las masas en las áreas urbanas de los EE UU: Se prevé 'polinización cruzada'

Por Erich Bridges, posted Friday, May 27, 2011 (9 years ago)

ROCKVILLE, Va. (BP)--Cuando Tom Billings mira a Houston hoy en día, ve una ciudad muy diferente al Houston de hace una generación.

De seguro, ahora es más grande. El gigante urbano en Texas cuanta con más de 6 millones de personas dentro de su área metropolitana, hoy la quinta región metropolitana más grande de los Estados Unidos. Pero también se ha convertido en un tapiz multicolor—varios idiomas y culturas.

"En 1980, Houston era una ciudad sureña biracial: afroamericanos y anglosajones, mayormente anglosajones," dice Billings. Director ejecutivo de la Asociación Bautista Unión, la cual sirve a unas 600 iglesias bautistas del sur en el área metropolitana de Houston.

Hoy en día, en un gran portal de inmigración y uno de los centros urbanos más diversos étnica y culturalmente, en América del Norte. Uno de cada cuatro residentes de Houston nació en el extranjero. Billings y su equipo ministerial han identificado unos 350 diferentes grupos étnico-lingüísticos. Las familias de los estudiantes en el sistema público escolar hablan más de 150 idiomas.

"Yo les recuerdo [a las iglesias] que somos responsables de alcanzar a todas las personas en la ciudad, no sólo a los que son como nosotros," dijo Billings. "Es difícil que nosotros crucemos esas barreras y límites para alcanzarlos, pero somos responsables por otras personas. Esa es la Gran Comisión."

Para alcanzar al mosaico multicolor de personas que viven hoy en Houston, Billings dice que ha tenido que aprender a pensar como un misionero—y un estratega misionero global. (Escuche más acerca de la perspectiva de Billings en http://media1.imbresources.org/files/129/12905/12905-73035.flv).

Billings no es el único con esta mentalidad.

'MÁS ALLÁ DE LOS LÍMITES ARTIFICIALES'

El 9 y 10 de mayo, Billings se unió a otros 12 líderes de las iglesias bautistas del sur, las asociaciones, los seminarios, las convenciones estatales y la Junta de Misiones Norteamericanas (NAMB, por sus silgas en inglés) para intercambiar ideas con ocho estrategas de la Junta de Misiones Internacionales (IMB, por sus siglas en inglés) en el Centro Internacional de Aprendizaje de la IMB en Rockville, Va. La mesa redonda de dos días, titulada 'Atrayendo a los grupos no alcanzados en los centros urbanos de los EE UU,' se enfocó en las oportunidades y retos del cambiante panorama cultural.

"Necesitamos superar los límites artificiales y las fronteras geopolíticas, incluso en América del Norte," dijo Ken Winter, vicepresidente de servicios para las iglesias y sus socios en la IMB, y organizador del diálogo. "Es un nuevo día en cuanto a asociaciones y colaboración entre los plantadores de iglesias, la NAMB y la IMB para involucrarse en alcanzar a los perdidos en América del Norte, compartiendo recursos, entrenamiento, investigación y estrategia."

Esta sesión tuvo lugar dos semanas después que Kevin Ezell, presidente de la NAMB, se reuniera con Tom Elliff, presidente de la IMB, el 25 de abril para tener una lluvia de ideas sobre las nuevas maneras de asociarse para movilizar a los bautistas del sur para evangelizar a los perdidos, hacer discípulos y plantar nuevas congregaciones. Mientras que ambas juntas misioneras tienen diferentes metas ministeriales y responsabilidades, "estamos haciendo un esfuerzo determinado para forjar una relación nueva y más fuerte," dijo Elliff después de la reunión.

La faz urbana de América del Norte está cambiando radicalmente mientras el mundo se mueve de prisa hacia los Estados Unidos y Canadá. Refugiados, inmigrantes, estudiantes internacionales, ejecutivos poderosos con corporaciones mundiales –- vienen de muchos lugares y debido a muchas razones diferentes. Pero continúan viniendo, estableciéndose principalmente en las ciudades. Y ellos necesitan conocer el amor de Jesús.

Según la investigación misionera más actualizada, se pueden encontrar 584 grupos que todavía no han sido alcanzados en América del Norte. En otras palabras, estos grupos no han escuchado el evangelio cristiano presentado en maneras que lo puedan entender y responder ente él, y no hay un grupo evangélico viable que tenga planificado alcanzarlos. Muchos de ellos viven en las zonas urbanas –- o en proceso de ser urbanizadas.

'HUELLA GLOBAL'

La zona metropolitana de Nueva York, donde el misionero Steve Allen trabaja como un catalizador para iglesias en la Asociación Bautista Metropolitana de Nueva York, es el hogar de unos 22 millones de habitantes. Hablan más de 800 idiomas. Dos tercios de ellos son inmigrantes de primera generación o sus hijos lo son.

"Apenas estamos comenzando a ponerle una cara a muchos de estos grupos étnicos," dijo Allen durante la mesa redonda. Escuche más sobre Allen en http://media1.imbresources.org/files/129/12904/12904-73030.flv.) "Pero nunca ha sido un tiempo mejor para involucrarse en Nueva York y en las ciudades de América del Norte, porque es ahí donde está obrando Dios."

Otro ejemplo: el condado Gwinnett en Georgia, alguna vez fue una zona principalmente rural, y ahora forma parte de la creciente zona metropolitana de Atlanta. La población de Gwinnett casi se duplicó, hasta llegar a 800,000, entre el 2000 y el 2010. Este condado es el anfitrión de unas 1,400 compañías de tecnología, muchas de ellas son corporaciones mundiales con un número considerable de empleados internacionales.

"Dentro de un radio de 20 minutos en auto, alrededor de nuestra iglesia, tenemos 26 mezquitas y centros islámicos," dijo Troy Bush, ministro de evangelismo y misiones en Cross Pointe Church en Duluth, una comunidad suburbana de Gwinnett. Sólo el 32 por ciento de los niños que asisten a la escuela de su hija son anglosajones. El mayor templo hindú en los Estados Unidos está en Lilburn, a 15 minutos en auto.

"La 'huella global' de Atlanta es enorme," dijo Bush. "Estamos hablando del corazón del Cinturón Bíblico y del cambio radical que está sucediendo aquí. Literalmente tenemos gente proveniente de todo el mundo. Están trayendo una pluralidad de puntos de vista religiosos, desde budismo hasta hinduismo o islam y otras creencias religiosas. El reto para nuestras iglesias es reconocer esto y luego desarrollar estrategias para involucrarse con ellos y presentarles el evangelio, comenzar iglesias y hacer discípulos entre ellos."

Es una tarea abrumadora, incluso para un partidario apasionado como Bush, quien anteriormente fuera un misionero en la mega ciudad de Moscú en Rusia. También enseña sobre el ministerio urbano en el Southern Baptist Theological Seminary en Louisville, Ky.

"Uno de los retos es el simple hecho de identificar [a los diferentes grupos étnicos] y entender quiénes son," dijo Bush. (Escuche más sobre Bush en http://media1.imbresources.org/files/129/12906/12906-73040.flv.)

Los participantes en la mesa redonda conversaron sobre la masiva tarea de investigación, así como los recursos disponibles y herramientas necesarias, los obstáculos dentro y fuera de la iglesia para alcanzarlos de manera efectiva, cómo construir redes y asociaciones-y las maneras en que los misioneros de la JMI pueden asistir "lado a lado" en maneras apropiadas.

Algunas de las muchas ideas y alternativas posibles que fueron discutidas son:

--Compartir y asociarse en la investigación sobre los grupos étnicos no alcanzados con el evangelio en los centros urbanos.

--Desarrollar una base de datos coordinada sobre los grupos étnicos.

--Proveer capacitación practica, accesible y los recursos necesarios para los individuos, las iglesias, las asociaciones y los equipos que estén batallando con los retos –- a menudo abrumadores -- de las zonas urbanas que están cambiando tan rápidamente.

--Conectar a los obreros de la JMI asignados para alcanzar a los grupos étnicos en el extranjero con las iglesias y líderes ministeriales que estén enfocados en alcanzar al mismo grupo en América del Norte –- y viceversa.

--Aumentar las oportunidades para los candidatos a misioneros, los misioneros con nombramientos estatales y jubilados o quienes antes han sido misioneros para que trabajen con las iglesias y los equipos que estén alcanzando con el evangelio a quienes aún no lo han escuchado en los Estados Unidos.

--Equipar y capacitar plantadores de iglesias transculturales en América del Norte (asociación potencial entre la NAMB y la IMB).

--Animar a quienes soliciten ser misioneros pero que no pueden ser enviados al extranjero por diversas razones a que exploren la opción de involucrarse con los grupos étnicos no alcanzados en América del Norte.

'POLINIZACIÓN CRUZADA'

Este tipo de "polinización cruzada" pudiera multiplicar la efectividad del alcance de los inalcanzados en donde quiera que estén, dijo Terry Sharp, movilizador de la IMB, y quien trabaja con las convenciones y asociaciones bautistas del sur.

"Podemos asociarnos con las iglesias y las asociaciones en los centros urbanos de América del Norte para orientar y capacitar a nuevos misioneros preparándose para ir a los campos internacionales," dijo Sharp. "En la ciudad de Nueva York, por ejemplo, los misioneros que se preparen para ir a la India, África del Oeste o los países de habla rusa, pudieran hacer residencias en la Pequeña India, la Pequeña África del Oeste o la Pequeña Odesa. Los misioneros de la NAMB trabajando entre estos grupos en Nueva York pudieran ser entrenados por los misioneros de la IMB, lado a lado, con los misioneros de la IMB que estén a punto de ser enviados al extranjero."

Para las iglesias e individuos que deseen estar involucrados, hay tres oportunidades en el horizonte. "EthnéCITY": Alcanzando a los inalcanzados en los centros urbanos," es una reunión diseñada para pastores, misioneros, plantadores de iglesias, líderes misioneros, estudiantes y cualquier persona "interesada en explorar lo que conlleva involucrarse con la diáspora de personas inalcanzadas en los centros urbanos del mundo." La reunión tendrá lugar del 20 al 22 de octubre en Nueva York, del 17 al 19 de noviembre en Houston y del 3 al 5 de mayo, 2012, en Vancouver, Canadá. Para obtener más información o registrarse, visite http://ethnecity.com.


Erich Bridges es un corresponsal mundial de la Junta de Misiones Internacionales, IMB.

Download Story