En la iglesia de Beijing, adoran personas de 'todas las naciones'

Por Tim Ellsworth, posted Friday, August 15, 2008 (11 years ago)

BEIJING (BP)--Desde que tenía nueve años, Barb Sturges quería vivir en China.

Oriunda de Portland, Oregon, logró su deseo en 1986 cuando se trasladó a China por primera vez. Ahora tiene 13 años de ser residente de China y es miembro del Beijing International Christian Fellowship (BICF por sus siglas en inglés. Compañerismo Cristiano Internacional Beijing).

"Cuando vine por primera vez, esta era la única iglesia para extranjeros," dijo Sturges. "Sencillamente me sentí cómoda aquí. Me encanta esta iglesia porque si usted tiene ideas, ellos apoyan que usted pruebe cosas nuevas."

Había solamente 150 personas en BICF en esa época. Ahora la iglesia tiene cerca de 4.000 miembros, tres localidades y varias congregaciones secundarias, como la francesa, rusa, japonesa, indonesia y filipina. Es internacional en cada sentido de la palabra – con cerca de 70 nacionalidades representadas cada domingo en el servicio de adoración. El equipo de adoración incluye a cuatro blancos, dos asiáticos y a un hombre negro.

Algunos de los cantos se entonan en inglés y otros en chino. Las palabras en la pantalla se proyectan en ambos idiomas. Se distribuyen radios con audífonos a aquellos que deseen escuchar la traducción del sermón al chino.

Aquellos que asisten a la iglesia deben mostrar una identificación extranjera con foto para que se les permita entrar. Eso es debido a que las regulaciones del gobierno prohíben que la mayoría de los ciudadanos chinos asistan.

Sin embargo, John Davis, anciano principal de BICF, estima que cerca del 60 por ciento de la congregación es étnicamente china. Algunos posiblemente han nacido en otros países pero ahora viven en China. Otros son oriundos de China que dejaron el país para irse al extranjero, obtuvieron residencia en ese país y han regresado.

Cualquiera que sea la historia, los miembros de la independiente BICF son un cuerpo de creyentes "unificado en Cristo que acoge y transforma a gente de todas las naciones para impactar sus ciudades, sus naciones y al mundo para Jesucristo," dijo Davis.

Al llegar a la iglesia, la cual se reúne en el teatro del 21st Century Hotel (Hotel Siglo XXI), cada uno pasa por un detector de seguridad que ha sido reforzado aun más debido a los Juegos Olímpicos. Los Juegos son realmente un factor en las actividades de la iglesia. Para la ceremonia de inauguración, BICF tuvo una reunión especial para que miembros y visitantes vieran las festividades por televisión.

"¿Han sido ustedes olimpificados?" preguntó Mark Tender, líder de adoración, a la congregación al principio de la adoración del 10 de agosto. "Esa es la palabra del día."

La próxima semana, la iglesia ha invitado a varios cristianos participantes de las olimpiadas a visitar la iglesia y dar su testimonio. El ex medallista de oro de los Estados Unidos de América Carl Lewis estará en el grupo.

Davis está predicando una serie de sermones sobre el tema "Más que Oro." El pasaje del sermón del 10 de agosto fue 1 Pedro 1:7-9.

"La fe es una palabra más grandiosa que el oro, de más valor que cualquier medalla ganada en cualquier evento olímpico," dijo. "La fe no se trata de que usted y yo hagamos cosas. Fe es poner nuestra confianza, nuestra esperanza, en Dios."

Davis, originario de Oregon, ha estado en la iglesia desde hace doce años. Él dijo que el gobierno chino – el cual trata de regular las iglesias cristianas en China – no ha interferido en lo que él predica en BICF, o en quien habla ahí.

"Ellos sí piden que les demos una visión general de lo que son nuestras actividades, y están muy contentos de que permanezcamos en este lugar, dijo. "Creo que parte de esto es por seguridad. Pero en lo que se predica, la doctrina, las finanzas o cosas como esas, no hay interferencia."

John Russell, pastor de misiones de First Baptist Church en el Mall en Lakeland, Florida, fue parte de la audiencia del 10 de agosto, la segunda vez que visitó la iglesia.

"Nos encanta la idea que fuera conmemorativo" dijo Russell. "Para mí, fue un vistazo del cielo al tener tanto idiomas y naciones presentes."

Sturges hizo eco de ese sentimiento.

"Usted se siente como si estuviera en el cielo," dijo, "alrededor del trono cada semana."


Tim Ellsworth, director de noticias y comunicaciones de Union University, está cubriendo los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 para Baptist Press.

Download Story