Inclinación hacia el matrimonio gay da un traspié
By Por Tom Strode
Aug 22, 2014


WASHINGTON (BP) -- El especialista bautista del sur en política pública ha acogido una inusual decisión de la corte que no está en sintonía con la fuerza arrasadora del matrimonio del mismo sexo al tiempo que reafirma la necesidad de una continua defensa de la institución ordenada por Dios.

Un juez de un condado de Tennessee decretó que el estado tiene la autoridad de limitar el matrimonio a un hombre y una mujer, lo que establece una excepción a más de tres docenas de decretos durante los últimos 14 meses a favor del matrimonio del mismo sexo. Russell Simmons, juez de la corte de circuito en el condado Roane, falló el 5 de agosto que una ley de Tennessee que impide el reconocimiento del matrimonio gay de otros estados no viola la Constitución de EE.UU.

Russell D. Moore, presidente de la Comisión de Libertad Religiosa y Ética (ERLC), aplaudió la inusual opinión de Simmons.

"Las cortes alrededor del país parecen determinadas a tratar de imponer una redefinición del matrimonio, y estoy feliz de ver la decisión de una corte que rehúsa tratar y hacer existir puntales constitucionales forzando su propia voluntad," dijo Moore en una declaración a Baptist Press.

El fallo llegó cuando el asunto avanza en el sistema de la corte federal. Dos cortes federales de apelación ya han respaldado la invalidación de leyes estatales que restringen el matrimonio a parejas de sexos opuestos, y otras decisiones a nivel de apelación están próximas. Esos repudios de leyes en Virginia por el Cuarto Circuito de la Corte de Apelaciones y en Oklahoma y Utah por el 10º Circuito han sido apelados en la Corte Suprema de EE.UU., la cual puede revisar esos juicios u otros y emitir un fallo en su nuevo período, que comienza en octubre.

En el caso de Virginia, la Corte Suprema hoy (20 de agosto) suspendió el decreto del Cuarto Circuito, el cual estaba programado para entrar en efecto el jueves (21 de agosto). La estancia de la corte alta impide la emisión de licencias de matrimonio en el estado a las parejas del mismo sexo hasta que el proceso de apelaciones esté completado.

Simmons, en su fallo, escribió que el matrimonio es un "derecho fundamental" pero señaló: "La batalla no es entre si el matrimonio es un derecho fundamental o no sino cuales uniones están incluidas en la definición de matrimonio. El poder legislativo de Tennessee y los votantes de Tennessee han dicho que la definición de matrimonio debe ser como siempre ha sido. La mejor definición del hombre del matrimonio siempre será la unión de un hombre y una mujer."

Andrew Walker, director de estudios de política de la ERLC, dijo que Simmons tenía razón de concluir que "el debate que los estadounidenses están teniendo sobre el matrimonio es sobre la definición y sustancia del matrimonio -- no si los entendimientos tradicionales y bíblicos del matrimonio son de exclusión debido a las cambiantes normas morales."

"Esto es lo que realmente es el corazón de este debate: ¿Qué es el matrimonio?" dijo Walker. "El matrimonio bien es algo o no lo es. Lo que el fallo del juez Simmons permite es que los ciudadanos decidan este asunto -- no las cortes."

Les resta a los cristianos defender la definición de Dios del matrimonio, dijeron Moore y Walker.

"Defendemos el matrimonio debido a que el matrimonio no fue creado por un estado o una corte, y no puede ser definido por un estado o una corte," dijo Moore. "Dios diseñó la unión en una carne del matrimonio como un ícono integrado de la unión entre Cristo y su iglesia, y la complementariedad sexual es esencial para el matrimonio."

Walker le dijo a BP: "El matrimonio puede estar bajo amenaza en la corte de la opinión pública, pero los cristianos deben recordar que el matrimonio permanece eterno e indestructible, porque el Señor Jesús dijo que el matrimonio es 'desde el principio.' Y en este contexto, él no se estaba refiriendo al principio de EE.UU. o de su constitución, sino del cosmos."

La marea de opiniones judiciales a favor del matrimonio gay comenzó después de la decisión de la Corte Suprema en junio de 2013 que la Ley federal de Defensa del Matrimonio (DOMA por sus siglas en inglés) violaba "la protección igualitaria" bajo la constitución al rehusarse a reconocer los matrimonios gay. La sentencia significó que las parejas del mismo sexo obtuvieron acceso a beneficios de empleo, seguro social, impuestos y otros previamente limitados a las parejas heterosexuales.

En ninguna de las dos decisiones sobre el matrimonio del mismo sexo el mismo día los jueces dijeron que los estados podrían no limitar el matrimonio a un hombre y a una mujer. Muchos defensores del matrimonio entre un hombre y una mujer, sin embargo, han contendido que la Corte Suprema proveyó el marco para la legalización del matrimonio gay en todo el país.

Desde junio de 2013, los defensores del matrimonio del mismo sexo han ganado en la corte 37 veces -- tres en cortes de apelaciones federales, 21 en la corte federal y 13 en cortes estatales, de acuerdo a Libertad para Casarse, defensor líder de la legalización del matrimonio gay. Varios de esos fallos han quedado pendientes de ejecución mientras están bajo apelación.

Antes de la sentencia de Simmons en Tennessee, decisiones de jueces estatales en Mississippi y Florida eran las únicas en conflicto con la tendencia a favor del matrimonio gay, de acuerdo a SCOTUSblog, que rastrea el desarrollo de la Corte Suprema.

El matrimonio del mismo sexo es legal en alrededor de 19 estados y el Distrito de Columbia. Entre los estados con el matrimonio gay legalizado están los del nordeste y los de la costa del oeste.

Una encuesta en marzo mostró que la opinión pública sobre el matrimonio del mismo sexo esencialmente se ha volteado en la última década. Ese escrutinio hecho por el Washington Post y ABC News encontró que el 59 por ciento de los estadounidenses apoya el matrimonio del mismo sexo, mientras que 34 por ciento se opone a él. En 2004, la misma encuesta mostró que 38 por ciento favorecía la legalización del matrimonio gay y 59 por ciento se oponía a él.

El fallo de Simmons se dio en el caso de dos hombres que se casaron en Iowa en 2010 pero querían un divorcio en el condado Roane, el cual está al este de Tennessee. La ley estatal, sin embargo, no solamente limita el matrimonio a un hombre y una mujer sino que rehúsa reconocer los matrimonios del mismo sexo de otros estados.

La Corte Suprema, inclusive al invalidar parte de DOMA, rehusó estipular que un estado deba reconocer el matrimonio del mismo sexo, escribió Simmons. La decisión DOMA de la corte "concierne a la definición del matrimonio, solamente cuando se aplica a leyes federales, y no da un juicio en relación a si el estado deba aceptar como válido el matrimonio del mismo sexo permitido en otro estado," escribió.

Ryan Anderson, quien se especializa en asuntos de libertad religiosa y matrimonio en Heritage Foundation, encomió el fallo de Simmons en una publicación de blog el 12 de agosto.

"Nuestra Constitución federal guarda silencio en cuanto a lo que es el matrimonio," escribió Anderson. "Los jueces no deben insertar sus propias preferencias políticas acerca del matrimonio y declarar que deben ser requeridas por la Constitución. ...No necesitamos una solución impuesta por la corte a 50 estados. Las cortes no deben forzar a los estados a abandonar la cautela frente a un experimento social como la redefinición del matrimonio."

Una corte federal de apelaciones también debe estar preparada para impugnar el patrón judicial. La Corte del Sexto Circuito en Cincinnati escuchó argumentos orales el 6 de agosto en relación a leyes en Kentucky, Michigan, Ohio y Tennessee fuera que restringieran el matrimonio a un hombre y a una mujer o que rehusaran reconocer el matrimonio gay de otros estados. Dos miembros del panel de tres jurados parecían reticentes a derogar las leyes, de acuerdo a reportes del New York Times y del Washington Post.
--30--
Tom Strode es el jefe de la oficina en Washington de Baptist Press. Obtenga los titulares de Baptist Press y las últimas noticias en Twitter (@BaptistPress), Facebook (Facebook.com/BaptistPress) y en su correo electrónico (baptistpress.com/SubscribeBP.asp).

© Copyright 2014 Baptist Press

Original copy of this story can be found at http://www.bpnews.net/bpnews.asp?id=43209