UFM muestra crecimiento constante en Georgia
By Por Jim Burton
Aug 1, 2014


Click to download Hi-Res Photo
Sandra Rice, derecha, coordinadora de la Unión Femenil Misionera Hispana de las bautistas de Georgia, ha incrementado su equipo de liderazgo para incluir seguidoras de todas las edades, incluyendo a Susy Albernas de 12 años, de Gainesville, quien abandera Niñas en Acción y Adolescentes en Acción.
Click to download Hi-Res Photo
María Gonzales, derecha, saluda a Megan Acosta de Adolescentes en Acción en la reunión semanal de las adolescentes, la cual dirige Glenda Torres, segunda de izquierda a derecha. El prometido de Gonzales, Matthew Warren, izquierda, es ministro de jóvenes.
RIVERDALE, Ga. (The Christian Index) -- Hay un rápido y nuevo movimiento para tener reuniones de té en Georgia.

Esta reunión de té se trata de establecer educación en misiones en las iglesias bautistas hispanas de Georgia a través de la Unión Femenil Misionera hispana (UFM o WMU por sus siglas en inglés).

Sandra Rice es la consejera de la UFM hispana de la Convención Bautista de Georgia (GBC por sus siglas en inglés). Ella es oriunda de Panamá y conoce el poder de las relaciones en la cultura latina.

"Tenemos un ministerio llamado "Vamos a tomarnos una taza de té,'" dijo Rice. Junto con miembros de su equipo, Rice ofrecerá una reunión de té a las mujeres de las iglesias hispanas de Georgia que incluye mesas decoradas y juegos de té.

"Eso nos ha abierto la puerta para conocer muchas iglesias," dijo Rice.

Durante los casi cuatro años que Rice ha forjado el equipo estatal de planeamiento de 13 miembros de la UFM hispana, ha encontrado que la educación en misiones junto con el ministerio de mujeres es atractivo para mujeres ocupadas.

"Hay muchas mujeres hispanas en Georgia que están hambrientas de la Palabra de Dios," dijo Rice. En una reciente reunión en Camp Pinnacle, el campamento estatal de WMU de GBC, 290 mujeres hispanas llegaron de todo el estado para recibir entrenamiento e inspiración.

"Nuestra oración por estas mujeres es que puedan conocer al Señor y salir con un deseo de alabar al Señor," dijo Rice.

Rice y su equipo ayunan y oran antes de cada evento. El resultado ha sido un creciente ministerio multigeneracional. Su equipo de planeamiento incluye a María González de 22 años y a Susy Albernas de 12 años, a quienes Rice llama "medias naranjas."

"La primera vez que Susy se levantó [para hablar], pensé que la Biblia era más grande que ella," relató Rice.

Albernas tiene pasión por Niñas en Acción (GA por sus siglas en inglés) y Adolescentes en Acción, organizaciones de educación misionera para niñas y adolescentes de UFM, y anima a las iglesias hispanas a invertir en esos grupos.

De la misma manera, Gonzales pasó años dando liderazgo a GAs y a Adolescentes en Acción. Ahora, como joven profesional que trabaja, su enfoque está en otras mujeres universitarias y profesionales. En el reciente evento de UFM en Camp Pinnacle, Gonzales fue la anfitriona de 15 de sus contemporáneas. Pese a los largos viajes algunas tuvieron la noche antes para llegar a Camp Pinnacle en Clayton, cada una participó en una caminata de oración a las 5 a.m.

"Todo fue nuevo para ellas y para mí, pero muy gratificante," dijo Gonzales sobre dirigir este grupo.

Gonzales comenzó entrenando y trabajando a nivel estatal cuando tenía 18 años. Ha sido contribuidora de las publicaciones nacionales de WMU y comparte la visión de Rice de atraer a mujeres cerca a Dios mostrándoles el propósito de Dios para ellas como mujeres.

"Mi corazón siempre ha estado en las misiones. Me encanta trabajar con mujeres," dijo Gonzales.

Rice sabe que la mayoría de las mujeres hispanas no están más conscientes de las misiones de lo que ella lo estaba en los 1970s cuando su esposo sirvió en el ejército en Fort Benning. Una iglesia hispana allá enfatizaba la UFM.

"Nunca estuve familiarizada con la UFM," dijo Rice. "Me comencé a interesar mucho y a oír las historias de los misioneros; entre más aprendo, más amo las misiones."

En 1995, a regañadientes Rice regresó a Panamá para su primer viaje misionero internacional de corto tiempo y habló en una conferencia para mujeres. Mientras estaba allí, una misionera bautista del sur la albergó.

"Así es como se invierten las ofrendas misioneras," le dijo la misionera a Rice.

"Una vez que ves algo enfrente de ti, se hace más grande," dijo Rice. "Cada poquito que damos es usado para el reino de Dios. Así que decidí que nunca dejaría de dar para las misiones."

WMU/UFM por largo tiempo ha sido la principal sostenedora del Programa Cooperativo (PC) de los bautistas del sur y de sus dos ofrendas misioneras anuales -- la Ofrenda de Navidad Lottie Moon para las Misiones Internacionales y la Ofrenda del Domingo de Resurrección Annie Armstrong para las Misiones Norteamericanas. Muchas de las mujeres hispanas que ahora aprenden sobre misiones a través de la UFM no tienen un trasfondo bautista, o vienen de iglesias bautistas que no enfatizaron la educación misionera.

Rice relata que durante una reciente promoción anual para la ofrenda Lottie Moon, una persona le preguntó: "¿No le dimos a esa señora el año pasado?" A través de la educación en misiones, las mujeres hispanas están aprendiendo sobre el legado misionero de íconos bautistas del sur como Armstrong y Moon.

"LA UFM es contagiosa para las mujeres," dice Rice. "De repente estamos abriendo todas estas puertas. Dios sencillamente se está extendiendo. Me siento bendecida de ser parte de eso."
--30--
Este artículo apareció en The Christian Index (christianindex.org), publicación de noticias de la Convención Bautista de Georgia. Jim Burton es fotoperiodista en Cumming, Georgia.


© Copyright 2014 Baptist Press

Original copy of this story can be found at http://www.bpnews.net/bpnews.asp?id=43076