Estudiantes comparten de Cristo durante la Copa Mundial
By Por Alan Brant
Jun 27, 2014


Click to download Hi-Res Photo
Nick Smirniotopoulos (a la izquierda), un recién graduado de la Universidad Virginia Tech, comparte el Evangelio con aficionados al fútbol afuera del estadio Maracaná en Rio de Janeiro antes del partido de la copa del mundo el 15 de junio entre Argentina y Bosnia-Herzegovina. Foto por Lina White/IMB
Click to download Hi-Res Photo
Miles de aficionados en el distrito Tijuca de Rio de Janeiro observan el partido inaugural de la Copa Mundial entre Brasil y Croacia en una gran pantalla en una fiesta masiva en la que hubo baile, música y diversión. Los bautistas brasileños, estudiantes voluntarios de los Estados Unidos y misioneros del IMB esperan poder realizar actividades similares para compartir el Evangelio en vecindarios semejantes alrededor de la ciudad durante el torneo. Foto por Wilson Hunter/IMB
Click to download Hi-Res Photo
Los estudiantes voluntarios James Dubuisson (izq), Nick Smirniotopulos (centro) y algunos de sus compañeros (der) disfrutan un juego amistoso de fútbol con niños brasileños en una campaña evangelística durante la Copa Mundial en Rio de Janeiro. Dubuisson, un estudiante en la Universidad de Carolina del Norte en Florence, es un ministro de jóvenes en la First Baptist Church en Lawrenceburg, Tennessee. Smirniotopoulos se acaba de graduar de la Universidad Virginia Tech en Blacksburg. Foto por Lina White/IMB
Click to download Hi-Res Photo
Dane Van Ryckeghem (centro), un estudiante de la Universidad de Alabama en Tuscaloosa, y algunos de sus compañeros comparten el Evangelio con algunos brasileños en una comunidad en las afueras de Rio de Janeiro. Van Ryckeghem forma parte de los estudiantes voluntarios que están haciendo una campaña evangelística en Rio durante la Copa Mundial FIFA. Ellos están trabajando en colaboración con los bautistas brasileños y los misioneros del IMB. Foto por Wilson Hunter/IMB
RIO DE JANEIRO (BP) -- No había flashes o cámaras de televisión, solamente compañeros de equipo -- la mayoría niños de la mitad de su estatura y descalzos -- celebrando y rodeando a Dane Van Ryckeghem después de que ayudó a anotar un gol durante el partido. El alboroto del futbol soccer de la Copa Mundial no se comparaba con los jubilosos niños brasileños de los barrios aledaños que jugaban en contra de un equipo de visitantes de los EE UU sobre un empapado campo en las afueras de Rio de Janeiro.

Van Ryckenghem, un estudiante de la Universidad de Alabama en Tuscaloosa, viajó a Brasil con un equipo de 12 estudiantes voluntarios cuya misión era compartir el amor de Cristo a la luz del mayor evento deportivo mundial: la Copa Mundial FIFA 2014.

"Realmente quería pasar mi verano haciendo algo más que solamente trabajar en algún empleo y luego regresar a la escuela," dijo Van Ryckenghem. "Quería hacer algo que marcara una diferencia, y quería ver el mundo."

Después de escuchar durante una conferencia misionera sobre el viaje para estudiantes enfocado en la Copa Mundial –endosado por la Junta de Misiones Internacionales, IMB -- se dio cuenta de inmediato que iba a Brasil.

"Me fascina el futbol soccer y me encanta la idea de pasar una parte de mi verano en este ambiente," dijo. "Estar aquí, es un sueño hecho realidad."

James Dubuisson, un estudiante de primer año en la Universidad del Norte de Alabama en Florence, tomó el primer avión en su vida para viajar a Brasil con el grupo. Como pastor de jóvenes en First Baptist Church, Lawrenceburg, Tenn., dijo que una gran parte de su decisión para ir a Brasil fue servir como un ejemplo y animar a su grupo de jóvenes.

"Le he estado hablando a mis jóvenes sobre ser diferente y mostarle a la gente [que los creyentes] somos diferentes," dijo. "Muy a menudo vamos a la iglesia, pero no actuamos diferente. Siento que este [viaje misionero] soy yo viviendo lo que predico -- mostrando a los muchachos 'así es como se ve el vivir diferente por lo que Cristo ha hecho en tu vida."

Después que Dubuisson y el resto del equipo llegaron a Rio de Janeiro, pasaron sus primeros días ministrando en una comunidad pobre. Sirvieron junto con una iglesia bautista brasileña jugando con los niños, ayudando en una clínica médica y caminando por los barrios compartiendo el Evangelio con la ayuda de traductores.

"Estamos aquí por la Copa Mundial, pero lo más importante es que estamos aquí para compartir el amor de Jesús con cualquier persona que podamos," dijo el líder del equipo de voluntarios, Lee Dymond, ministro del campus en la Universidad Auburn en Montgomery, Alabama.

Jordan O'Donnell, un estudiante voluntario de la Universidad Virginia Tech en Blacksburg, Va., confesó que al principio se sentía nervioso al compartir el Evangelio en los barrios. Pero el nerviosismo rápidamente disminuyó, dijo.

"Es un reto compartir a través de un intérprete, pero fue más fácil mientras practicábamos más," dijo O'Donnell. "Disfruté toda la experiencia. Es interesante porque compartir sobre Jesús en los EE UU usualmente suscita una reacción negativa. Pero aquí, caminando por la comunidad, todos respondían que sí querían escuchar sobre Jesús—incluso una pareja que jamás había escuchado sobre Jesús en toda su vida.

"Estoy muy emocionado," dijo O´Donnell. "Estoy listo para salir de nuevo y volverlo a hacer."

El equipo de estudiantes continuará compartiendo el Evangelio durante su estadia de dos semanas en Rio. En una parte de su campaña evangelística, se unirán con la Junta de Misiones Bautistas de Brasil en una estrategia evangelística relacionada con el futbol soccer para compartir con los fanáticos que llegan al estadio nacional de Brasil para asistir a los partidos de la Copa Mundial.

"La Copa Mundial es donde las naciones se reúnen en un solo lugar," dijo Dymond. "Es nuestra oportunidad de compartir el Evangelio y esperar que haya un impacto no sólo en Brasil, si no en todas las naciones que están viniendo a Brasil a la Copa Mundial."

Dymond espera que mientras su equipo comparte el Evangelio y vean a la gente aceptar a Cristo, sean fortalecidos con el hecho de que "si puede3n hacerlo aquí durante la Copa Mundial, les animará a [compartir su fe] cuando regresemos a casa."
--30--
Alan Brant es un escritor y editor independiente en Texas.

© Copyright 2014 Baptist Press

Original copy of this story can be found at http://www.bpnews.net/bpnews.asp?id=42867