Terremoto 8.2 despierta oraciones por Chile
By Por Maria Elena Baseler
Apr 4, 2014


Click to download Hi-Res Photo
SANTIAGO, Chile (BP) -- Los misioneros de IMB en Chile están pidiéndoles a los bautistas del sur que oren tras el terremoto de magnitud 8.2 que sacudió la norteña ciudad de Iquique el 1º de abril. Algunos expresaron agradecimiento a Dios porque el daño no fue peor.

"Gracias a Dios Chile está muy preparado para los sismos," dijo Chita Drinkard de IMB, quien sirve en Santiago, la capital de Chile. Drinkard pasó el terremoto de magnitud similar, 8.8, que sacudió Santiago en 2010, y dijo que los chilenos están familiarizados con la frecuente actividad sísmica del país.

"Aun así, el terror de pasar un terremoto de esta magnitud puede afectarlo a uno por largo tiempo, así que por favor continúen orando," añadió ella.

El movimiento del martes causó derrumbes, daños a edificios, apagones y provocó un pequeño tsunami; por lo menos se ha confirmado la muerte de seis personas.

El epicentro del terremoto en el Océano Pacífico fue 96 kilómetros al noroeste de Iquique, donde sirven los misioneros de la Junta de Misiones Internacionales Cathy y Lee Zwink.

Los Zwink están actualmente en una asignación en Colorado.

"Oren por nuestros hermanos y hermanas en Cristo en el norte de Chile tras el terremoto de 8.2 en la costa de Iquique," pusieron los Zwink en su página de Facebook. "Oren para que la gracia y la misericordia de nuestro Señor sean derramadas en nuestro país (Chile) y sean compartidas con todos aquellos afectado por el terremoto."

No hay otros miembros del personal de IMB viviendo en la zona del sismo. Los misioneros de IMB más cercanos son Bryan y Deana Wolf en la ciudad costera de La Serena, cerca de 1.287 kilómetros al sur de Iquique. Ellos y la mayoría de los otros misioneros de IMB en Chile ni siquiera sintieron el sismo, dijo Bob Shirey, coordinador logístico de IMB para Chile.

Este último terremoto fue el más poderoso temblor que sacudió Chile desde el 27 de febrero de 2010, cuando un sismo de magnitud 8.8 devastó el centro de Chile. Ese terremoto y el subsiguiente tsunami cobraron la vida de 524 personas.

"Sobre todo, oren para que la gente esté calmada y sus corazones se vuelvan al Señor en sus necesidades," dijo Jackie Bursmeyer, misionera veterana de IMB en Chile quien experimentó tanto el terremoto de 2010 como un sismo anterior de magnitud 8.0 en la costera ciudad de Viña del Mar en 1985.
--30--
María Elena Baseler es escritora y editora de IMB en el continente americano.

© Copyright 2014 Baptist Press

Original copy of this story can be found at http://www.bpnews.net/bpnews.asp?id=42307