'Resistentes' iglesias cubanas sorprenden a líder de IMB
By Por Will Stuart
Dec 20, 2013


Click to download Hi-Res Photo
Tom Elliff, presidente de IMB (centro) comparte su testimonio durante una reunión de iglesia casa en La Habana, Cuba. El grupo se reúne en el hogar de Daniel González, pastor de la Iglesia Bautista McCall. Esta es una de las 60 iglesias casa establecida por la iglesia McCall. Durante 10 años, González fue misionero en la Isla de la Juventud al sur de la costa de Cuba. Durante ese tiempo él plantó cientos de iglesias en la isla donde previamente no había habido trabajo evangélico. Foto de Wilson Hunter/IMB
Click to download Hi-Res Photo
Hermes Soto, rector del Seminario Bautista en Cuba (centro) y Tom Elliff (derecha) hablan durante una visita que el presidente de IMB hizo a la isleña nación del 29 de noviembre al 6 de diciembre. Roy Cooper, representante de los bautistas del sur (izquierda) traduce. Soto habló de los difíciles tiempos, cuando la mayoría de los pastores estaban en prisión y muchos estudiantes estaban en los campos de trabajos forzados. Soto también pasó cinco años en un campo de trabajos forzados. Foto de Wilson Hunter/IMB
Click to download Hi-Res Photo
Tom Elliff, presidente de IMB, predica en la Iglesia Bautista Calvario en La Habana, Cuba. Elliff habló durante el primer servicio de la época navideña de 2013. La iglesia, ubicada en el centro de La Habana cerca del Capitolio nacional, es líder del movimiento de iniciación de iglesias que ha estallado a lo largo y ancho de Cuba y ha dado como resultado 900 iglesias y más de 6.500 iglesias casa en la isla. Foto de Wilson Hunter/IMB
LA HABANA, Cuba (BP) -- La reciente tormenta tomó a todos por sorpresa; volvió las calles de La Habana, Cuba, en ríos cuando levantó las tapas de las alcantarillas con agua que borboteaba de las tuberías de drenaje incapaces de contener la oleada que corría hacia el mar. En Vueltas, 290 kilómetros al este, los caminos rurales se volvieron papilla lo que los hizo imposibles de transitar desde los pueblos circundantes a la ciudad para la constitución de nueve nuevas iglesias.

"Pero la iglesia cubana es resistente," dijo Tom Elliff, presidente de IMB, durante su primera visita a la isleña nación este diciembre. "Es como la Palma Real (un símbolo de la isla), la cual se deshace de su fronda cuando una tormenta importante arrasa la tierra y puede doblarse hasta la tierra y aun así sobrevivir."

Las nuevas iglesias son una realidad fuera que Elliff, los representantes de IMB y los líderes bautistas cubanos pudieran participar en su constitución o no.

Fe perseverante

La revolución de 1959 pasó a Cuba de una dictadura al socialismo. Su economía flaqueó durante la transición. Fueron tiempos difíciles. El pueblo pasó dificultades. Las iglesias fueron clausuradas y los pastores encarcelados.

Fue un tiempo en el que "parecía que todo había terminado," dijo Hermes Soto, rector del Seminario Bautista de La Habana. En 1965 la mayoría de los pastores estaban encarcelados. Un gran número de estudiantes de seminario y líderes jóvenes de iglesia fueron puestos en un campamento de reeducación. Soto, también, pasó cinco años en un campo de trabajos forzados. A pesar de la crisis, las iglesias permanecieron abiertas bajo el liderazgo laico.

Aun en esos tiempos duros, los bautistas cubanos comprometidos con misiones internacionales permanecieron fuertes, y continuaron participando en la Ofrenda de Navidad Lottie Moon para las Misiones Internacionales.

En 1991 la constitución cubana fue cambiada e hizo ilegal la discriminación con base en la creencia religiosa. El gobierno todavía estaba reticente a permitir la construcción de nuevos edificios para iglesias. Los oficiales dijeron: Abran sus hogares.

"Pero entonces las iglesias despertaron," dijo Soto. "Teníamos que descubrir cómo reaccionar en respuesta a este milagro."

De 1960 a 1990, los bautistas cubanos comenzaron 28 iglesias. Entre 1990 y 1993, comenzaron 28 más. Después de 1993, el número estalló en un movimiento de plantación de iglesias visto en algunas otras pocas partes del mundo. Hoy en día, un estimado de 900 iglesias más 6.500 misiones e iglesias casa pueden encontrarse en toda la isla. Y los bautistas cubanos están enviando misioneros a otras partes del mundo.

"Fue sorprendente, casi impactante," dijo Elliff, "encontrar algunas de las más grandes expresiones de fe a 160 kilómetros de EE.UU."

Él propone una relación expandida entre los cubanos y los bautistas del sur. "La cosa que me deslumbró más es cómo ellos tienen que enseñarnos," dijo, "no cuánto tenemos que enseñarles a ellos.

"Podemos beneficiarnos del ejemplo de su inextinguible fe...la fortaleza de su fe," continuó Elliff. "Ellos se pueden beneficiar de nuestros recursos…nuestros años de historia en misiones. Juntos, podemos ser una poderosa influencia para Cristo a través de todo el mundo."

Sentarse con hombres que Dios rescató de las más difíciles de las situaciones y ver cómo han seguido adelante tuvo un profundo efecto en Elliff.

"Ha cambiado mi vida," dijo. "No veré la fe cristiana igual…nunca más."
--30--
Will Stuart escribe para IMB.

© Copyright 2014 Baptist Press

Original copy of this story can be found at http://www.bpnews.net/bpnews.asp?id=41715