April 21, 2014
   
   
La CELR se une a un informe, defiende las leyes del matrimonio

Posted on Feb 21, 2014 | Por Tom Strode

WASHINGTON (BP) -- La Comisión de Ética y Libertad Religiosa de la Convención Bautista del Sur se ha unido a una coalición diversa formada por organizaciones religiosas para comunicar a la corte federal de apelaciones que las leyes estatales que limitan el matrimonio a un hombre y una mujer no se basan en la hostilidad hacia las parejas del mismo sexo.

La Comisión de Ética y Libertad Religiosa (CELR) y otros cuatro grupos religiosos presentaron un informe el 10 febrero, instando al 10º Circuito de la Corte de Apelaciones en Denver a que sostenga el derecho de los ciudadanos de Oklahoma y Utah de definir al matrimonio como una institución entre un hombre y una mujer solamente.

"El gobierno no debe subvertir el proceso democrático en búsqueda de la institucionalización de la revolución sexual," dijo el presidente de la CELR Russell Moore en un boletín de prensa del 13 de febrero. "El hecho que esto esté sucediendo en Utah y Oklahoma debería enviar una señal a nuestras iglesias comunicando que la lucha por la libertad del alma y la libertad religiosa debería preocuparnos a todos, en todo lugar, todo el tiempo."

La presentación del informe se efectuó la misma semana que las cortes federales continuaron fallando a favor del matrimonio homosexual. Un juez en Virginia anuló el jueves (13 febrero) las leyes estatales y la enmienda restringiendo el matrimonio a los heterosexuales; un juez en Kentucky falló el 12 de febrero que se deben reconocer los matrimonios de parejas del mismo sexo realizados en otros estados.

El matrimonio homosexual es legal en 17 estados y el Distrito de Colombia, y los jueces federales han fallado a favor de tales uniones en otros tres estados. Las cortes han bloqueado los refuerzos de esas decisiones mientras pasan por el proceso de apelación.

La enmienda de Utah lograda por un juez en diciembre, ganó casi una mayoría de dos tercios en una iniciativa sometida a votación en el 2004, mientras que la enmienda de Oklahoma invalidada en enero recibió la aprobación del 76 por ciento de los votantes, también en el 2004.

El informe endosado por la CELR describe como un "cargo falso" la frecuente aserción de que el apoyo al matrimonio bíblico, tradicional, se basa en una hostilidad en contra de los homosexuales.

"La acusación es falsa y ofensiva," dice el informe. "Tiene la intención de suprimir el diálogo racional y la conversación democrática, para ganar a través del insulto y la intimidación en vez de a través de la razón, la experiencia y los hechos."

El informe dice, "Nuestras comunidades de fe no tienen malas intenciones hacia las parejas del mismo sexo, si no que tenemos creencias religiosas que afirman al matrimonio y se incorporan a los hechos de la experiencia práctica y sociológica, para convencernos que es esencial retener la definición del matrimonio entre un hombre y una mujer."

En su fallo, el juez federal Robert Shelby dijo que las leyes de Utah niegan "a los ciudadanos gay y lesbianas el derecho fundamental de casarse, y al hacerlo, menosprecian la dignidad de estas parejas del mismo sexo sin contar con una razón racional."

El juez federal Terence Kern escribió sobre la enmienda al matrimonio en Oklahoma, diciendo, "La exclusión de solamente una clase de ciudadanos para recibir una acta de matrimonio con base en la supuesta "amenaza" que representan para la institución del matrimonio es, a final de cuentas, una exclusión arbitraria con base en la desaprobación de la mayoría de la clase definida. También es un insulto para las parejas del mismo sexo, quienes son seres humanos capaces de formar relaciones duraderas con amor y compromiso."

La Conferencia de Obispos Católicos de los EE UU presentó un informe, en conjunto con la Asociación Nacional de Evangélicos, el Sínodo de la Iglesia Luterana en Missouri y la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, así como la CELR.

Los diversos grupos dijeron lo siguiente en el informe, "Nuestras perspectivas teológicas, aunque a menudo difieren, concuerdan en un punto crucial: que la definición tradicional del matrimonio, entre un hombre y una mujer, es vital para el bienestar de los niños, las familias y la sociedad."

El informe afirma que las enmiendas de Utah y Oklahoma "no se explican como manifestaciones de animosidad hacia algunos ciudadanos si no como una barrera de protección en contra de la extensión excesiva percibida" por los jueces en los estados.

La investigación muestra que las alternativas del "hogar marital con un hombre y una mujer" producen "riesgos significativos" -- incluyendo la probabilidad de la pobreza, delincuencia juvenil y madres solteras adolescents -- en la sociedad y demuestra porqué el gobierno está interesado en el matrimonio tradicional, según versa el informe.

"Los niños necesitan a sus madres y a sus padres. Y la sociedad necesita que las madres y los padres críen a sus hijos," dice el informe. "Eso, en pocas palabras, es la razón por la cual la sociedad necesita la institución del matrimonio masculino-femenino, y por qué Utah y Oklahoma están en lo correcto al protegerlo y apoyarlo especialmente."

El informe también afirma que el apoyo para el matrimonio tradicional con base en los puntos de vista religiosos no invalida las enmiendas de Utah y Oklahoma.

"[D]eclarar nula una ley porque se adhiere a las creencias morales tradicionales va en contra del derecho religiosos constitucional fundamental de los ciudadanos de participar por completo en el proceso de auto gobierno como creyentes," según el informe.

Las leyes del matrimonio en Utah y Oklahoma "merecen ser juzgadas por sus propios méritos con base en las reglas de la ley establecidas -- no con base en un estándar más demandante nacido de la sospecha hacia la religión, los creyentes religiosos, o sus valores," dice el informe.

El mismo día que se presentó el informe ante la corte, el Departamento de Justicia a nivel federal, anunció amplias políticas de apoyo para los beneficios y prestaciones de los matrimonios de parejas del mismo sexo, incluso en los estados donde tales uniones son ilegales. Las políticas y fallos de los jueces sobre el matrimonio homosexual, se dieron luego que la corte invalidara en junio una sección de la Ley de la Defensa del Matrimonio, la cual define al matrimonio como la unión de un hombre y una mujer. Este fallo permitió que las parejas del mismo sexo obtengan el acceso a los beneficios y prestaciones previamente limitados a las parejas heterosexuales, casadas, pero se negó a decir que los estados no pueden limitar el matrimonio a un hombre con una mujer.

El caso de Utah es llamado Kitchen vs. Herbert, mientras que el caso de Oklahoma es Bishop vs. Smith.
--30--
Tom Strode es el corresponsal de Baptist Press en Washington.


Latest Stories
  • Se exploran facetas ignoradas en la historia de la Pascua
  • Moore ve el matrimonio necesitado del modelo pro-vida
  • 'Luna roja' no es una señal, dicen profesores bautistas
  • Dilbeck de OKC a ser nominado como 2º vicepresidente
  • EDITORIAL: ¿Recuerdas? Tetelestai
  • Add BP en Espanol to
    your news reader


    Email this Story

    My Name*:
    My Email*:
    Comment:
      Enter list of email recipients, one address per box
    Recipient 1*
    Recipient 2
    Recipient 3
    Recipient 4
    Recipient 5
    To fight spam-bots, we need to verify you're a real human user.
    Please enter your answer below:
    Who built the ark?
    Answer*:
      * = Required Fields Close
       
       


     © Copyright 2014 Baptist Press. All Rights Reserved. Terms of Use.


    Southern Baptist Convention