April 21, 2014
   
   
Mandisa cautelosa de la 'atracción del placer' de los Grammys

Posted on Jan 31, 2014 | Por Erin Roach

LOS ANGELES (BP) -- Mandisa, ganadora de los Grammys de este año por mejor álbum contemporáneo de música cristiana, explicó en Facebook por qué ella escogió no asistir al evento que estaba lleno de expresiones de inmoralidad.

Mandisa, honrada por el lanzamiento de "Overcomer" (Vencedor), citó que "los malos deseos, la ambición de tener todo lo que vemos, y el orgullo de poseer muchas riquezas," palabras de una traducción de 1 Juan 2:15, 16 advierten a los creyentes a no enamorarse de las maneras del mundo o adorar las cosas que este ofrece.

Además de Mandisa, los Grammys de este año desencadenaron una serie de reacciones de los medios sociales entre los cristianos. Ed Stetzer, en un blog, señaló que los Grammys "no son representativos de nuestra cultura, pero de alguna manera son indicadores de sus cambios."

El teólogo Gregory Thornbury dijo que los estadounidenses han llegado a aburrirse por la falta de transmisión de mensaje de los artistas, que se han radicalizado hacia la oscuridad.

Mandisa, al saber que estaba nominada en tres categorías, miró los Grammys en su casa en vez de acicalarse para la alfombra roja. Luego quiso compartir, con "brutal honestidad," por qué no quiso sacarle partido a la fiesta.

Sus primeras tres razones fueron que su ocupado horario la hacía desear estar en casa cuando podía, se sentía insegura de su apariencia y asumía que no ganaría.

La cuarta razón de Mandisa resonó en los cristianos.

"Sí, ambas veces que he asistido a los Grammys he presenciado actuaciones que quisiera borrar de mi memoria, y sí, pasé rápido varias actuaciones este año; pero no por ellos, sino por mí," escribió Mandisa el 27 de enero.

Exfinalista de "American Idol", Mandisa trabajó en Recursos Cristianos LifeWay después de graduarse de la Universidad en Nashville. En 2007, presentó un volumen de "Momentos misioneros en video viñeta" para demostrar el valor e impacto de las misiones y ministerios cooperativas de los bautistas del sur.

Últimamente ha estado batallando con estar en el mundo pero no ser de él, dijo Mandisa, refiriéndose a Juan 15:19. La atracción del orgullo y los deseos egoístas la han hecho dar traspiés, dijo ella.

"Yo sabía que sumergirme en un ambiente que celebra esas cosas era riesgoso para mí en este tiempo. Estoy tomando medidas para renovar mi mente y que esta llegue a estar centrada en el Padre Celestial, completamente satisfecha con Jesús, y la mujer guiada por el Espíritu Santo que yo sentía que era hace unos pocos meses, pero me siento como una criatura que está aprendiendo a caminar de nuevo con piernas temblorosas," escribió Mandisa.

En vez de estar en el escenario recibiendo su premio, Mandisa sabía que estaba mejor a solas con el Señor en su hogar mientras su nombre era anunciado.

Respecto a la celebración del pecado en los Grammys, Mandisa no cree en separarse de aquellos que no comparten su fe. "Después de todo, ¿de qué otra manera va a llegar la gente a conocerlo, si no es a través de sus hijos?" preguntó ella.

Sin embargo, ella sabe que debe ser diferente al mundo.

"No puedo imponerle mi moralidad a nadie más. Lo que puedo hacer es vivir mi vida de tal manera que refleje bien a mi Salvador, mantenerme firme en mis valores, y hacer todas estas cosas con amor," escribió Mandisa.

Si es nominada en el futuro, Mandisa dijo que irá a los Grammys si se siente capaz de hacerlo, teniendo en mente que se sentirá como "extranjera en un país extraño."

La cantante cristiana Natalie Grant, quien fue nominada para dos premios, dejó los Grammys temprano, y declaró en Facebook que "nunca había estado más honrada de cantar sobre Jesús y para Jesús."

"Ha habido mucha gente a lo largo de mi carrera que me pregunta por qué nunca me he tratado de ir por la corriente dominante de la música y anoche fue un hermoso recordatorio de que me encanta cantar sobre Jesús y PARA Jesús," escribió Grant el 27 de enero. Múltiple ganadora de Artista Femenina del Año en la Asociación de Música Gospel de los Premios Dove, Grant estuvo entre los solistas presentados en el 50º aniversario de la Marcha en Washington el año pasado.

Grant respondió a algunos que tomaron su salida temprana como una protesta por los elementos más controversiales del show -- específicamente una boda masiva que incluyó a parejas gay -- escribiendo: "No he juzgado a nadie. No odio a nadie. Y creo que cada persona ha sido creada a la imagen de Dios."

"Nunca voy a pararme en la esquina de una calle con un rótulo en las manos, no voy a usar mi plataforma para involucrarme en argumentos políticos que solo dividirán y no unirán," escribió Grant. "Continuaré orando que mi vida sea un mensaje. Tengo mis propias convicciones personales por las que vivo, y continuaré ocupándome de mi propia salvación con temor y temblor delante del Señor (Filipenses 2:12)."

Stetzer, presidente de Investigaciones LifeWay, dijo que la supervisión de Queen Latifah de una ceremonia masiva de matrimonio sería pregonado como el realce cultural de los Grammys de este año. Parejas del mismo sexo y parejas heterosexuales de diferentes etnicidades se casaron mientras "Same Love," nominada como canción del año, era cantada. Stetzer señaló que la canción es el himno del matrimonio gay.

Después de mirar los Grammys, Stetzer ofreció cuatro aspectos en la publicación del artículo en BreakPoint.org: La cultura está cambiando, los cristianos estarán cada vez más incómodos, hay una gran oportunidad de mostrar la diferencia que Cristo hace, y los cristianos deben hablar con gracia y amor.

"Posturas que eran marginadas hace 10 años (recuerden, los presidentes Clinton y Obama se oponían antes al matrimonio gay) no son solamente aceptadas, son celebradas," escribió Stetzer. "Sin embargo, no fue solamente el cambio acerca del matrimonio gay. Continuamos viendo la deshumanización de las mujeres que comunicaron que el talento importaba menos que la apariencia. ... La vulgaridad del lenguaje y más se desplegaron."

En el mismo artículo de BreakPoint, Thornbury, presidente de The King's College en New York, dijo que los Grammys anteriormente importaban porque la música pop importaba.

"Hace mucho tiempo, J. Edgar Hoover monitoreó el movimiento de las estrellas de rock como John Lennon debido a que era percibido más como una amenaza política, ya que estaban en contra del sistema," escribió Thornbury. "En la actualidad, nuestras estrellas de rock son el sistema, y eso no es muy, pues, rock and roll."
--30--
Erin Roach es editora asistente de Baptist Press.


Latest Stories
  • Se exploran facetas ignoradas en la historia de la Pascua
  • Moore ve el matrimonio necesitado del modelo pro-vida
  • 'Luna roja' no es una señal, dicen profesores bautistas
  • Dilbeck de OKC a ser nominado como 2º vicepresidente
  • EDITORIAL: ¿Recuerdas? Tetelestai
  • Add BP en Espanol to
    your news reader


    Email this Story

    My Name*:
    My Email*:
    Comment:
      Enter list of email recipients, one address per box
    Recipient 1*
    Recipient 2
    Recipient 3
    Recipient 4
    Recipient 5
    To fight spam-bots, we need to verify you're a real human user.
    Please enter your answer below:
    Who built the ark?
    Answer*:
      * = Required Fields Close
       
       


     © Copyright 2014 Baptist Press. All Rights Reserved. Terms of Use.


    Southern Baptist Convention