April 23, 2014
Loading
   
   
Nueva iglesia hispana experimenta un crecimiento explosivo
 Foto por Neftalí Gómez.
Photo Terms of Use | Download Photo
Posted on Sep 19, 2008 | by Por Erin Roach

Email this Story

My Name*:
My Email*:
Comment:
  Enter list of email recipients, one address per box
Recipient 1*
Recipient 2
Recipient 3
Recipient 4
Recipient 5
To fight spam-bots, we need to verify you're a real human user.
Please enter your answer below:
What is the first month of the year?
Answer*:
  * = Required Fields Close
LAS VEGAS, Nev. (BP)--Hace cuatro meses, la Iglesia Bautista Hispana de West Las Vegas, una obra nueva de Nevada, tenía una asistencia de unas 40 personas la mayoría de los domingos. Ahora, casi 300 personas llenan la iglesia semanalmente, y la gran mayoría de ellos todavía no conocen a Jesús como su Salvador.

"Creo que la particularidad es que están ministrando con base en las necesidades particulares en vez de generalizar," dijo Harry Watson, director de misiones para la Asociación Bautista del Sur de Nevada. "Han definido las necesidades de la comunidad y están intentando suplir esas necesidades como parte de su servicio de alabanza dominical. La peculiaridad de los resultados es que consistentemente tenemos una iglesia llena de gente perdida."

Lo que ha atraído a la gente a la iglesia es un programa de distribución iniciado por uno de los miembros de la iglesia, Jaime Flores, quien logró un convenio con Wal-Mart para utilizar la mercancía que no se vendía, tales como artículos para limpieza personal, o limpieza del hogar y cositas para bebés.

"Le decimos a la gente que si quieren recibir un paquete, tienen que venir a la iglesia, especialmente a la escuela dominical," dijo a Baptist Press el pastor de esta iglesia, Jesse Calleros. "Así que vienen a la iglesia, y cuando Jaime llega, ellos reciben un cupón. Después del servicio en la iglesia, van afuera a un camión de carga y reciben su paquete.

"Al inicio pensé que no funcionaría. Yo sé de otras personas que lo hacen y les dan un paquete y los invitan a la iglesia. Eso no funciona. Tienes que decir, 'Si quiere uno, venga a la iglesia.' [Todo] Le pertenece a Dios de todos modos.

"Así que la gente viene, y nunca ha habido quejas por ello," dijo Calleros. "La gente viene y recibe el Evangelio. También sus hijos en la escuela dominical. Luego tenemos el servicio de alabanza. Durante ese tiempo hay una invitación. Hay oración. La gente viene al frente con sus problemas, y oramos por sus problemas. Luego reciben el paquete.

"Luego de un tiempo, la gente comenzó a quedarse," dijo el pastor. "Algunos me decían, 'Ya no venimos sólo por el paquete. Sólo queremos venir a la iglesia.'

Más de 180 personas han hecho una decisión por Cristo desde que comenzó el programa, y cerca de 15 de ellos han sido bautizados. La iglesia ha recopilado la información de contacto de más de 600 personas que han entrado por sus puertas, y van a intentar un esfuerzo colectivo masivo de seguimiento.

Un sembrador de iglesias llamado Lalo Pedilla, comenzó la Iglesia Bautista Hispana en el 2002 en un almacén rentado, dijo Calleros. Luego se mudaron a un cuarto rentado en la Iglesia Bautista Redrock en Las Vegas, con una asistencia usual de 10 a 15 personas los domingos.

Calleros, quien se graduó de Golden Gate Baptist Theological Seminary, ha sembrado algunas otras iglesias, pero su más reciente intento fracasó por las mismas fechas en que Pedilla le pidió ser su pastor asociado en la Iglesia Bautista Hispana.

"Después de un año de eso, en el 2004, fuí a comenzar una nueva iglesia. Me dejó en Las Vegas para que continuara esa," dijo Calleros, añadiendo que la iglesia ha crecido y ahora tiene 40 personas." Siguió así hasta cerca de mayo de este año. "Sólo estábamos orando que el Señor nos guiara para alcanzar a más personas, y así despegó," dijo. "El Señor lo hizo todo. Trajo a la gente, y se ha alcanzado a la gente. Cada domingo, por lo menos hay entre 8 y 10 decisiones."

La congregación hispana se mudó al salón de eventos sociales de la Iglesia Redrock pero en poco tiempo lo llenaron, y ahora alcanzan la capacidad del santuario. Con tan explosivo crecimiento vinieron un número de retos, dijo Calleros. El reto mayor es que de los 300 asistentes regulares sólo unos 30 son miembros de la iglesia, y muchos de esos miembros son cristianos nuevos.

"Los bebés han enseñado a otros bebés desde el inicio," dijo.

También, ya que la mayoría de las personas son de escasos recursos, no cuentan con los medios adecuados para apoyar a la iglesia financieramente.

"El temor es que vamos a crecer tanto que no vamos a tener a dónde ir, y no hay una entrada de dinero real," dijo Calleros. "Todos nos ven crecer y ven a tanta gente, y piensan, 'Deben recibir mucho dinero en la ofrenda,' Pero no, estamos casi con el mismo presupuesto que teníamos cuando sólo teníamos de 27 a 40 personas.

"Cuando pasa el plato para la ofrenda, sólo hay un dólar, un dólar, un dólar, un dólar. Mencioné que había 300 personas ahí, pero uno de cada dos da un dólar."

Calleros expresó la necesidad de artículos para niños como crayones, papel, galletas y bebidas.

"La gente es tan pobre que traen a sus niños con hambre. Comenzamos a la 1 PM y todavía no han comido. Nuestros maestros tienen que detenerse y buscar galletas y Kool-Aid para ellos, porque pareciera que se van a desmayar," comentó.

Watson dijo que la asociación bautista local ha decidido ayudar proveyendo entrenamiento de liderazgo, enviando a Neftalí Gómez, un misionero catalizador, para que dirija la porción de la música en los servicios de alabanza y para que enseñe el Curso Básico de Entrenamiento de la Junta de Misiones Norteamericanas los miércoles por la noche a un puñado de miembros. La asociación también ayuda a la iglesia a pagar su renta mensual, señaló Watson.

Calleros dijo que podía contar varias historias de los cambios en las vidas, incluyendo a una mujer embarazada, con cuatro hijos y casada con un esposo negligente quien aceptó a Cristo el primer domingo que ella asistió a la iglesia. Pronto se convirtió en una obrera fiel en el cunero de la iglesia, lleno de bebés, e influenció a sus amigos para que también vinieran a la iglesia.

El pastor también contó la historia de un joven que recientemente había pasado por el programa de Alcohólicos Anónimos.

"Él también le dio su vida al Señor y se bautizó. Pensaba que no era bueno y que era imposible que cambiara, pero pronto se dio cuenta de que él era el pastor de su propio hogar," dijo Calleros a BP. "Se ha convertido en un mejor padre y en un mejor esposo, y ahora toda su familia ha comenzado a venir a la iglesia."

"... La gente le dice a Las Vegas 'La Ciudad del Pecado,' pero hay tantos problemas y dificultades. Es difícil creer que una ciudad tan brillante, tan elegante y prestigiosa en sus luces, pueda tener tanta oscuridad y derrumbes y corazones rotos detrás de ellas," dijo. "Eso es lo que está pasando aquí. Mucha gente está perdiendo su empleo, sus casas, sus familias y sus vidas. La respuesta sigue siendo Jesús."

Thane Barnes, director ejecutivo de la Convención Bautista de Nevada, expresó su ánimo por lo que Dios ha hecho en tan poco tiempo en la iglesia de Las Vegas.

"Creo que probablemente la clave es el ministerio evangelístico donde primero se suple una necesidad que era obvia en la vida de la persona que vive cerca de la iglesia," dijo Barnes a BP. "A través de esto, pudieron caminar por el puente para ganarse el derecho de compartirles el Evangelio. Realmente creo que es un movimiento milagroso del Espíritu Santo, y que estamos tratando de replicar esto en otras de nuestras obras hispanas."

Watson, el director de misiones, dijo que el éxito actual de esta nueva iglesia es un testimonio que anima a aquellos que en otros lugares han trabajado duro y todavía no han visto un resultado.

"Creo que muestra que la fidelidad y la persistencia son lo que hace que crezca una iglesia," dijo Watson. Por temporadas, Jesse Calleros ha sido pastor en mi asociación desde 1984. Ha sido un persistente siervo del Señor por todos estos años, y eso recibe su recompensa."
--30--
Erin Roach escribe para Baptist Press. Para ayudar a la Iglesia Bautista Hispana de West Las Vegas con sus necesidades ministeriales, contacte a Jesse Calleros al teléfono 702-631-6498 o escriba a 5246 Ferrell St., North Las Vegas, NV 89031.
Latest Stories
  • Bivocational ministry not a stretch for those called to field
  • Pro-gay book departs from Christian tradition
  • 'Needs, fears, struggles' of 1.3 million helped
  • Akin celebrates 10 years at SEBTS
  • Debt-free chapel dedicated at Midwestern
  • NOBTS broadens accessibility of its degrees
  • Counseling, discipleship advance at NOBTS
  • 2nd VIEW: Boston Marathon outreach helps church planting efforts
  • FIRST-PERSON: Through CP, 'reach, touch, transform'
  • Bible Study: April 27, 2014
  • Add Baptist Press to
    your news reader


       
       


     © Copyright 2014 Baptist Press. All Rights Reserved. Terms of Use.


    Southern Baptist Convention