July 22, 2014
Loading
   
   
EDITORIAL: Cuando el rey abdica
Luis R. López
Posted on Jun 12, 2014

Email this Story

My Name*:
My Email*:
Comment:
  Enter list of email recipients, one address per box
Recipient 1*
Recipient 2
Recipient 3
Recipient 4
Recipient 5
To fight spam-bots, we need to verify you're a real human user.
Please enter your answer below:
What is the first book in the Bible?
Answer*:
  * = Required Fields Close
NOTA DEL EDITOR: La columna First-Person (De primera mano) es parte de la edición de hoy de BP en español. Para ver historias adicionales, vaya a
http://www.bpnews.net/espanol


NASHVILLE (BP) -- El reciente anuncio a principios de mes que el rey de España, Juan Carlos I, de 76 años, abdicaba la corona en su hijo Felipe de Borbón, el Príncipe de Asturias, de 46 años, ha aglutinado los medios sociales y el internet. Después de 39 años en el trono, el rey asumió la corona española tras más de 40 años de dictadura franquista y ha sido una figura clave en la defensa de la democracia en este país tras el Golpe de Estado militar de 1981.

Su abdicación ocurre en medio de una severa crisis económica del país europeo y habiendo afrontado varios escándalos relacionados con dispendios y una sensible baja en su popularidad. El monarca saliente fue investido como príncipe heredero y sucesor designado por Franco en 1969. En 1975, dos días después de la muerte de Franco, fue coronado como Rey de España restaurando la monarquía después de tantos años de dictadura militar.

Algunos recordarán como en 1977, este promulgó reformas políticas que condujeron a las primeras elecciones democráticas en España desde 1936. En su locución justificó su decisión diciendo "una nueva generación reclama un papel protagonista". A la luz de este anuncio, comparto cinco pensamientos en relación al liderazgo espiritual que tenemos en Cristo, quien es el Rey de Reyes, y su relación con monarquías terrenales. No es mi intención hacer un juico de la decisión del monarca español. Más bien trato de extraer conceptos que comparan esta situación con la iglesia, sus líderes y el pueblo de Dios. He aquí estas ideas:

1. El reinado de Dios es eterno. Mientras monarcas terrenales van y vienen, el reinado de nuestro Dios no vence ni expira. Permanece para siempre. "¡Cuán grandes son sus señales, y cuán poderosas sus maravillas! Su reino es un reino eterno, y su dominio de generación en generación." Daniel 4.3

2. El Rey de reyes no se cansa o fatiga. No adjudicará su trono por edad o falta de protagonismo. Nuestro Dios está en control y su gobierno no mengua. "¿Acaso no lo sabes? ¿Es que no lo has oído? El Dios eterno, el SEÑOR, el creador de los confines de la tierra no se fatiga ni se cansa. Su entendimiento es inescrutable." Isaías 40.28

3. El acceso al reinado eterno viene por nuestra entrega a Cristo. Está previsto que durante el mes de junio el príncipe Felipe se convierta en el próximo rey de España. 2 Pedro 1:11 nos recuerda "pues de esta manera os será concedida ampliamente la entrada al reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo." Por gracia somos salvos por medio de la fe para que nadie se gloríe.

4. El líder debe saber cuándo pasar el batón a otros líderes. Juan Carlos I entendió la importancia de pasar a primera línea una generación con nuevas energías. En sus propias palabras: "Quiero lo mejor para España a quien he dedicado mi vida entera y a cuyo servicio he puesto todas mis capacidades, mi ilusión y mi trabajo." Seguramente, había pensado en un plan de sucesión antes de mayo. Seguirá en la lucha pero su papel cambiará desde ahora en adelante. Moisés puede darnos muchas lecciones al respecto.

5. El líder debe preparar a otros. La propuesta del nuevo rey al congreso español probablemente estará llena de referencias y señalamientos que describen a Felipe de Asturias como un excelente sucesor. Según el monarca saliente, el próximo líder de la monarquía española "encarna la estabilidad, tiene la madurez necesaria, la capacidad y la ilusión para abrir una nueva etapa de esperanza.". Las palabras del apóstol Pablo a Timoteo son pertinentes en este sentido. "Y lo que has oído de mí en la presencia de muchos testigos, eso encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros." 2 Timoteo 2.2

Seguramente usted también puede pensar en otras verdades que comparan o se ilustran en esta abdicación. Le animo a que piense y medite más en ello. Cuando un rey terrenal abdica, hay cosas que los hijos del eterno Rey podemos aprender. "Y la soberanía, el dominio y la grandeza de todos los reinos debajo de todo el cielo serán entregados al pueblo de los santos del Altísimo. Su reino será un reino eterno, y todos los dominios le servirán y le obedecerán." Daniel 7.27
--30--
Luis R. López es el Director de LifeWay Español de LifeWay Church Resources en Nashville, Tenn. http://www.LifeWay.com/espanol.
Latest Stories
  • SBC's homosexuality stance reinforced by 1992 amendment
  • SBC leaders to tour border facilities
  • Obama: LGBT rights for federal contractors
  • Disaster relief teams assist wildfire survivors
  • 2nd VIEW: Former Muslim shares his own Damascus Road experience
  • BP Ledger, July 21, 2014
  • FRESH IDEAS: Awaiting the new pastor
  • Add Baptist Press to
    your news reader


       
       


     © Copyright 2014 Baptist Press. All Rights Reserved. Terms of Use.


    Southern Baptist Convention