July 24, 2014
Loading
   
   
EDITORIAL: Cumpliendo el desafío del millón
Rudy González
Posted on Jan 4, 2013

Email this Story

My Name*:
My Email*:
Comment:
  Enter list of email recipients, one address per box
Recipient 1*
Recipient 2
Recipient 3
Recipient 4
Recipient 5
To fight spam-bots, we need to verify you're a real human user.
Please enter your answer below:
Who was the first woman?
Answer*:
  * = Required Fields Close
NOTA DEL EDITOR: La columna First-Person (De primera mano) es parte de la edición de hoy de BP en español. Para ver historias adicionales, vaya a
http://www.bpnews.net/espanol


Porque a todo aquel a quien se haya dado mucho, mucho se le demandará, y al que mucho se le haya confiado, más se le pedirá.
-- Lucas 12:48

SAN ANTONIO, Texas (BP) -- Estamos en el tiempo del año cuando promovemos la Ofrenda de Navidad Lottie Moon a favor de misiones foráneas. La meta de la Convención Bautista del Sur es $175 millones, cifra que hemos proyectado ya por tres años. En los dos años anteriores hemos llegado a $145.6 millones en 2010 y $146.8 millones en 2011. Mientras seguimos incrementando hacia la meta -- quizás este año la alcanzaremos -- nos suele preguntar si estamos haciendo todo lo posible en recaudar los fondos necesarios para avanzar el empuje misionero internacional.

Llevar el evangelio al mundo no es una opción, pues es necesario dar testimonio de Cristo a todas las naciones antes de su regreso (Mateo 24:14) y todos tenemos que contribuir al esfuerzo. Pero me pregunto si las iglesias hispanas están tomando en serio este desafío. De las 46,000 iglesias que constituyen nuestra convención, se estima que cerca de 3,200 son hispanas, o sea aproximadamente el 8% de la convención nacional. Por supuesto, los números no cuentan toda la historia. El potencial económico de un mismo número de iglesias anglo sajón seria mas. Pero aun tomando en cuenta ese diferencial es increíble que desde 2008 hayamos lanzado "el desafío del millón" y todavía no hemos logrado contribuir esa cantidad anual a la causa.i Hermanos, algo tiene que cambiar.

En el año 2005, Frank Page, el Director Ejecutivo del SBC nombró un consorcio compuesto de hermanos destacados a través de la convención para investigar y promover la integración del pueblo hispano dentro los Bautistas del Sur. Entre las recomendaciones que el consorcio dio, se pidió que las agencias del SBC estén más al tanto del trabajo entre hispanos, mejorando los medios de comunicación, manteniendo los datos relacionados a la obra hispana actualizados y siendo más efectivos en la promoción de la obra entre hispanos. El consorcio reconoció que las iglesias bautistas hispanas también tenían una gran responsabilidad. Sobre todo, el consorcio desafió al liderazgo hispano ser más efectivos en su organización, manteniendo metas propias, designando planes de acción, e implementando tales planes. En breve, el consorcio animó los hispanos bautistas actuar con libertad bajo el señorío de Cristo no solo a crecer numéricamente sino también a participar como miembros completos de la convención en todo el sentido de la palabra.

La realidad es que queremos ser tomados en serio por la convención, pero muchos de nosotros no hemos tomado en serio respaldar nuestra convención con nuestros dólares. Otros grupos étnicos están demostrando su capacidad de dar y lo hacen con gran entusiasmo. Iglesias bautistas Chinas, por ejemplo, han sido halladas en el 30% de las mas dadoras en el estado de California.ii Cuando se les pregunta por la razón, toman nota del apoyo que han recibido de la convención cuando lo necesitaban. Aparte de esto, todas enfatizan la efectividad del plan cooperativo en usar para máximo efecto cada dólar para la obra evangelística y misionera. ¿Qué parte de esto es ajeno a nuestra propia experiencia y deseos?

¿Quien puede negar que hemos sido los recipientes de una fuente de ayuda y sostén en el respaldo de las convenciones nacional y estatal, y nuestra asociación local? Y si tomamos nota del crecimiento del pueblo hispano en este país, tendremos que admitir que el sostén para seguir plantando iglesias y desarrollar líderes tendrá que seguir indefinidamente. Si, debemos dar con generosidad porque "todo aquel a quien se haya dado mucho, mucho se le demandará."

Esto es sumamente bíblico. En su carta a los Romanos, Pablo menciona su viaje a Jerusalén con la intención de llevar una ofrenda. Hablando de los gentiles de Macedonia y Acaya, el apóstol dice....

Les pareció bueno hacerla, ya que son deudores a ellos, porque si los gentiles han sido hechos partícipes de sus bienes espirituales, deben también ellos ayudarlos con bienes materiales. (Romanos 15:27)

Pero en tomar nota de la ofrenda, no deberíamos pensar que lo hicieron renegando, o sin ganas. En su segunda carta a los Corintios, Pablo relata la impresionante espiritualidad de los hermanos con respecto a esa misma ofrenda:

Porque, en las grandes tribulaciones con que han sido probadas, la abundancia de su gozo y su profunda pobreza abundaron en riquezas de su generosidad. 3 Doy testimonio de que con agrado han dado conforme a sus fuerzas, y aun más allá de sus fuerzas, 4 pidiéndonos con muchos ruegos que les concediéramos el privilegio de participar en este servicio para los santos. (2 Corintios 8:2-4)

El fiel siempre encuentra la manera de dar aún en pobreza (vea Lucas 21:1-4). Pero, si damos, lo hacemos porque hemos sido los recipientes de la maravillosa gracia de Dios, gracia que transforma nuestros pobres esfuerzos en una poderosa demostración de su amor en nosotros.

Mi deseo es animar a mis hermanos tomar en serio la recomendación del consorcio. Preparemos nuestras congregaciones, orando y educándolas sobre la obra misionera internacional y domestica. Prediquemos sobre el desafío de la comisión de llevar el evangelio al judío primero y también al mundo entero. Desafíe su iglesia dar con sacrificio y con gozo, completando así algo de "lo que falte en vuestra fe" (1 Tesalonicenses 3:10). Prácticamente, lo que falta es alcanzar el desafío del millón y con la ayuda de Dios dar conforme a nuestras fuerzas, y aun más allá de nuestras fuerzas, pidiendo con muchos ruegos que se nos conceda el privilegio de participar en este servicio para los santos. (Dando eco a 2 Corintios 8:3-4)

i Vea http://hispanos.imb.org/lottie/post.asp?StoryID=7025&LanguageID=5847

ii Vea http://sbclife.net/Articles/2012/12/SLA8.asp
--30--
Rudolph D. González es el decano de la Southwestern Baptist Theological Seminary William R. Marshall Center for Theological Studies, San Antonio, Texas. Estudios hispanos, Southwestern Baptist Theological Seminary: http://www.swbts.edu/hispanicstudies/sp/.
Latest Stories
  • At border, Baptist leaders see hope among child detainees
  • Caring for child refugees, church is 'stretched' at Texas border 'to be more like Christ'
  • Spurgeon's lost sermons slated for release
  • Baptism among fruits of Colo. disaster relief
  • LeBron's homecoming -- will it be enough?
  • Israel tourism continues amid strife
  • 2nd VIEW: When same-sex attraction hits home: How families can help
  • Add Baptist Press to
    your news reader


       
       


     © Copyright 2014 Baptist Press. All Rights Reserved. Terms of Use.


    Southern Baptist Convention