July 23, 2014
Loading
   
   
EDITORIAL: Cristo El Verdadero Maná
Mike Gonzales
Posted on Sep 14, 2012

Email this Story

My Name*:
My Email*:
Comment:
  Enter list of email recipients, one address per box
Recipient 1*
Recipient 2
Recipient 3
Recipient 4
Recipient 5
To fight spam-bots, we need to verify you're a real human user.
Please enter your answer below:
What is the first month of the year?
Answer*:
  * = Required Fields Close
GRAPEVINE, Texas (BP) -- El maná fue un regalo del cielo que fue designado para sostener el pueblo de Israel en el desierto. Éxodo 16:4 dice:

"Y Jehová dijo a Moisés: He aquí yo os haré llover pan del cielo; y el pueblo saldrá, y recogerá diariamente la porción de un día, para que yo lo pruebe si anda en mi ley, o no."

El maná fue dado como alimento al pueblo de Dios en medio del desierto, pero a la vez, fue algo dado al pueblo de Dios para ser una lección espiritual. Vemos también que el maná es comparado con Cristo Jesús por sus similitudes:

1. El maná fue algo que el pueblo de Dios necesitaba. Los hijos de Israel iban a morir en el desierto porque no había comida. En el desierto no había nada que les podía llenar esa necesidad para sobrevivir. Vemos esta necesidad reflejada en el mundo actual, no hay nada que puede salvar al hombre en este mundo; aún en nuestros tiempos las personas necesitan a Cristo para recibir la vida eterna.

2. El maná fue un regalo de Dios. No se podía sembrar o fabricar el maná aquí en la tierra, fue un regalo de Dios que vino del cielo y solamente Él podía crearlo y enviarlo a su pueblo. Esto fue lo mismo que hizo con Cristo Jesús. Cristo es un regalo de Dios, Él no vino del mundo pero vino del cielo. Cristo vino a este mundo nacido de una virgen para dar al mundo un regalo que es la vida eterna.

3. El maná fue dado para satisfacer y llenar el hambre que el pueblo de Dios tenía. Asimismo lo fue con Cristo, Él vino a este mundo para satisfacer la necesidad más grande que todo el mundo tiene. Él perdona nuestros pecados y nos da la seguridad que pasaremos la eternidad con nuestro Creador y Salvador.

4. El maná fue dado a todos y estaba al alcance de todos. El maná no calló sobre los árboles, pero calló sobre la tierra. Cada miembro perteneciente al pueblo de Dios que ambulaba por el desierto era capaz de acceder directamente a este alimento, que era un alimento gratis. Lo mismo con Cristo Jesús, Él vino para salvar al mundo de sus pecados y está al alcance de todos y Su salvación es gratuita.

5. El maná se tenía que recibir personalmente. Nadie podía comer el maná por otros. Así es con Cristo Jesús, cada persona tiene que aceptar a Cristo personalmente. Yo no puedo recibir a Cristo por usted o usted no puede recibir a Cristo por mí. Cristo entra en nuestros corazones porque tenemos que dejar que Él entre en nuestros corazones personalmente.

Al final sabemos que el maná del cielo solamente proveyó alivio a una necesidad temporal en el pueblo de Dios, pero él que viene a Cristo Jesús y entrega su corazón a Él tendrá vida eterna y vivirá eternamente. Juan 6:51 dice,

"Yo soy el pan vivo que desciende del cielo; si alguno comiere de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo daré es mi carne, la cual yo daré por la vida del mundo."
--30--
Dr. Mike Gonzales es director de los Ministerios Multiétnicos de la SBTC.
Latest Stories
  • When same-sex attraction hits home: How families can help
  • Israel & Gaza believers pray for peace
  • Medical missions involvement urged at conf.
  • WORLDVIEW: New wind in 'House of Islam'
  • 2nd VIEW: SBC's homosexuality stance reinforced by 1992 amendment
  • FROM THE STATES: Ariz., Miss., Texas evangelism/missions news; 'There is an awakening across Native American land'
  • Add Baptist Press to
    your news reader


       
       


     © Copyright 2014 Baptist Press. All Rights Reserved. Terms of Use.


    Southern Baptist Convention