April 16, 2014
Loading
   
   
FIRST-PERSON: Liderazgo Espiritual es más que posición
Luis R. López
Posted on May 25, 2012

Email this Story

My Name*:
My Email*:
Comment:
  Enter list of email recipients, one address per box
Recipient 1*
Recipient 2
Recipient 3
Recipient 4
Recipient 5
To fight spam-bots, we need to verify you're a real human user.
Please enter your answer below:
What is the last month of the year?
Answer*:
  * = Required Fields Close
NOTA DEL EDITOR: La columna First-Person (De primera mano) es parte de la edición de hoy de BP en español. Para ver historias adicionales, vaya a http://www.bpnews.net/espanol


NASHVILLE, Tenn. (BP) -- Los líderes espirituales no dirigen solamente desde sus posiciones. Su cargo, ocupación o posición no son los únicos agentes que determinan la manera en que las personas tratan de influir a otros efectivamente. Mientras este concepto pueda tener mucha validez en el mundo secular y en algunos casos sea la única manera de evitar fracasos y consecuencias negativas, el liderazgo espiritual implica mucho más que esto. Un rey puede hacer que sus súbditos hagan lo que se les pide. En el área laboral, un jefe puede por su posición hacer que otros le obedezcan. Un maestro de escuela dominical puede decidir la manera en que se conduce una clase. Una esposa puede decirle al esposo “si no haces esto”, “no tendrás esto” o viceversa. Una padre puede “asegurarse” que su hijo pequeño coma vegetales o cumpla con sus tareas. Como padre de dos hijos varones de 24 y 18 años de edad, se que este estilo de liderazgo ha sido a veces el único recurso que me ha quedado para guiarles. Muchas veces la motivación por la que hacemos o seguimos algunas instrucciones son el resultado de obtener o evitar las consecuencias o el castigo de no hacerlo. Dicho de otra manera, hacemos algo porque hemos sido casi “forzados” a esto.

Pero el liderazgo espiritual va mucho más allá. Las personas que son guiadas a la fuerza se cansan y su desarrollo moral se limita. No logran desarrollar todo el potencial que tienen dentro de sí mismas. Liderazgo espiritual comienza no alargando la distancia entre el guía y los guiados o poniendo un yugo sobre sus cuellos, pero identificándonos con la gente, entendiendo sus luchas y necesidades. Implica conocer sus valores y ayudarlos a descubrir los eternos valores de Dios y su palabra. He aquí parte de lo que es discipulado. Liderazgo espiritual tiene que ver con influir a las personas y dejar que ellas sean motivadas por los valores y creencias correctas. En otras palabras, un líder espiritual intenta influir a otros con su ejemplo e integridad. Le indica a las personas a Dios y le señala cómo depender de Él. Es decir, modela para otros lo que él espera que otros hagan.

El líder secular dirige solamente con la mente. A este lo que le importa son los resultados, no las personas. Está dispuesto a sacrificar cualquier cosa a fin de conseguir lo que se propone. Al líder espiritual también le interesan los resultados, pero debe alcanzarlos asertivamente. Es decir, poniendo a Dios y a los demás primero. Este último dirige con la mente pero también con el corazón.

Esdras es un buen ejemplo de liderazgo espiritual. Cuando se le pidió que guiara al pueblo que estaba en el exilio para que regresara a Jerusalén sabía que esto era parte del plan de Dios. Esdras temía a Dios y quería obedecerle. Había conseguido gracia delante del rey Artajerjes , rey de Persia, para llevar a cabo este esfuerzo, pero sabía que para hacerlo correctamente debía hacerlo no solo dando órdenes con la cabeza, pero guiando al pueblo con su corazón y sus actos. Necesitaba guiarlos a tener un profundo temor de Dios y Sus propósitos. Hacerlo no era fácil. No desde su posición, pero en el valle de la lucha con una gente que muchas veces se apartaba de Dios, Esdras se identificó con ellos. Oró y pidió perdón por su pecado mostrando quien era la fuente y motivación de su liderazgo. Allí está un ejemplo de un líder espiritual. La Biblia está llena de líderes espirituales cuyos testimonios fueron registrados para inspirarnos y enseñarnos en estos días.

El mismo Jesús es el ejemplo supremo de un líder que se identificó con su pueblo. Juan 13: 3 nos recuerda que él sabía quién era y de donde venía. Sin embargo, ese mismo pasaje nos recuerda que El Rey de Reyes y Señor de Señores, aquel que es el Alfa y la Omega, se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, tomó la toalla y la vasija. Lavó los pies a sus discípulos. ¿Qué tal hablar de la cruz?. Eso es liderazgo espiritual.

Filipenses 2.5 nos recuerda que debemos tener este mismo sentir (actitud) que hubo en Cristo. Un líder espiritual no lo hace la posición que ocupa o el cargo que desempeña. Es mucho más que eso. Lo hace su carácter, su capacidad de identificarse con la gente y la visión que Dios le ha dado. El líder espiritual dirige con la mente y con el corazón. No dirige exclusivamente con el sombrero puesto de su “descripción de trabajo”. Esta visión posicional de liderazgo se aplica al mundo secular y allí funciona pero no debe trasladarse a la esfera espiritual, la iglesia y el reino de Dios.

Fraternalmente en Cristo,
--30--
Luis R. López es el Director de LifeWay Español de LifeWay Church Resources en Nashville, Tenn. http://www.LifeWay.com/espanol.
Latest Stories
  • Churches challenged to start 100,000 new Bible study groups
  • 'Heaven Is For Real' stirs discussion
  • Patterson honored at Southeastern
  • MOVIES: Jesus & the films He inspires
  • FLAVORS: Food, tea aid couple's ministry
  • 2nd VIEW: FIRST-PERSON: Cuteness vs. divine revelation
  • WORLDVIEW: The death of darkness
  • Add Baptist Press to
    your news reader


       
       


     © Copyright 2014 Baptist Press. All Rights Reserved. Terms of Use.


    Southern Baptist Convention