IMB temporalmente reubica personas debido al COVID-19

Por Joshua Owens/Southern Baptist TEXAN , posted Friday, May 15, 2020 (one month ago)

Foto de archivo de BP
RICHMOND, Va. (BP) -- Cuando las líneas aéreas redujeron los vuelos y los países alrededor del mundo restringieron los movimientos debido a la pandemia del COVID-19, algunos misioneros de la Junta de Misiones Internacionales (IMB) se encontraron inesperadamente de vuelta en Estados Unidos.

En un correo electrónico de principios de abril a todo el personal en el extranjero, el presidente de IMB, Paul Chitwood escribió que si algunos sentían que Dios los dirigía a dejar su actual país debido al COVID-19, "los apoyaremos totalmente cuando sigan Su dirección. Además, [la IMB] cubrirá los gastos para que evacúen su actual ubicación."

Los misioneros que temporalmente se reubicaran "estarían en una asignación temporal" en los Estados, y la IMB reevaluaría ese estatus después de 60 días.

"Visas que expiran, cierre de fronteras y circunstancias especiales de salud o familiares hacen necesario que algunos misioneros a regañadientes dejen sus lugares de asignación," dijo Chitwood. "Confiando en la dirección del Espíritu y en el reino soberano del Padre sobre cada circunstancia, tenemos fe que la misión de Dios continuará avanzando, no a pesar de estos retos, sino debido a ellos."

Algunos misioneros ya estaban en los Estados y no han podido regresar al extranjero, mientras que otros le tomaron la palabra a la IMB sobre su oferta de reubicarse temporalmente.

Para Mick y Dalese Stockwell, quienes trabajan en Praga, República Checa, fue ambos. Cuando los cierres del coronavirus comenzaron, Mick estaba en Praga, la cual estaba comenzando a imponer estrictas regulaciones, pero Dalese estaba visitando la familia en EE.UU., que en ese momento no estaba bajo restricciones.

"Hacia el fin [de su viaje] es cuando todos los cierres comenzaron a suceder," dijo Mick, quien es catalizador de globalización de IMB para la Afinidad Europea de Pueblos. En ese puesto, él se conecta con misioneros y colaboradores en el ministerio en Europa e iglesias en EE.UU.

"Ya había planeado [un viaje de trabajo] para regresar a los Estados en abril, de modo que ya tenía el boleto," dijo Mick. "Así que solo decidimos -- Estados Unidos no había cerrado a este punto – por qué no tratar de volver allí" para conectarme con las iglesias.

Como miles de otros que trataban de reprogramar vuelos, llegar a casa no fue simple.

"Me tomó varios días obtener un vuelo que me sacara de Praga," dijo Mick, y añadió que cuando aseguró un vuelo con paradas en Amsterdam y New York, "esos aeropuertos estaban vacíos -- eran pueblos fantasmas."

Debido a que las restricciones han continuado, los Stockwell se encuentran en Estados Unidos por más tiempo del que esperaban.

Mick, quien antes del coronavirus tenía varios "eventos fundacionales para presentar una nueva estrategia" en colaboración con misiones esta primavera, tuvo que cancelar esas reuniones.

"Hago lo que puedo," dijo. "He estado en contacto con algunos colaboradores, iglesias y convenciones estatales con las que estoy trabajando. Estamos haciendo lo que todos están haciendo -- hablamos por Zoom o FaceTime."

A través de Facebook, Dalese ha podido estar en contacto con algunas mujeres en Praga a las que está discipulando. Una de esas mujeres es una nueva madre, y Dalese dijo que, ya que "ella tiene más tiempo y yo tengo más tiempo en casa, he podido compartir algunos mensajes, alguna música cristiana para que ella ponga en la casa ... como una mamá para ella dándole un poquito de ánimo."

Dalese está leyendo el libro de Josh McDowell "Más que un carpintero" con otra mujer, y discutiéndolo en línea.

Durante su inesperada estadía en los Estados, los Stockwell han podido atender ciertos situaciones dentales y médicas necesarias las cuales no habrían podido hacer en Praga debido a las restricciones allí por el coronavirus, y han pasado tiempo con sus familiares.

"Este ha sido un buen tiempo," dijo Dalese. "Hemos podido ver a nuestros hijos. ... he podido visitar a mi mamá -- bueno, visitarla por teléfono porque ella vive en una residencia para personas mayores y no la podemos ver."

Aun así, ellos extrañan estar cerca de sus amigos y vecinos en Praga. "El trabajo misionero es típicamente de relaciones, cara a cara," dijo Mick, indicando el "continuo testimonio con nuestros vecinos, [y] nuestro trabajo con nuestros copartícipes nacionales."

Recordando a sus vecinos en su edificio de apartamentos, Dalese dijo: "Creo que si estuviera allí ahora mismo podríamos tener más tiempo juntos. ... eso ha sido un poco triste, no estar ahí para eso."

Los Stockwell han mayormente podido estar conectados con sus amigos y colaboradores, pero Dalese destacó que es difícil conocer a gente nueva a través de los medios sociales.

"Tienes que tener relaciones antes de poder conectarte en Facebook," dijo.

Los misioneros recibieron un mensaje de seguimiento el 6 de mayo, de acuerdo con la IMB, que, habiendo superado la tormenta inicial de la pandemia, la IMB regresaría a su antiguo proceso de aprobación para la evacuación y reubicación del personal -- el cual consiste en que el personal de campo dirija esas peticiones directamente a su líder de campo.

Los Stockwell y otros misioneros regresarán a su asignación en el extranjero tan rápidamente como les sea permitido. Y mucho de eso dependerá del país y la región.

"Ahora mismo, solo estamos comenzando a ver un poquito de acción con los vuelos que empiezan a reanudarse en Europa," dijo Mick. "Cuando levanten el estado de emergencia y les permitan a los extranjeros volar hacia allá, regresaremos tan pronto como podamos. ... esperamos oír algo sobre eso en las próximas dos semanas."

En comentarios escritos, Chitwood indicó: "Cuando Moisés fue puesto en una canasta, cuando Pablo subió en una canasta, y cuando María y José huyeron a Egipto, la misión de Dios fue llevada adelante, no frustrada.

"O sea, completamente esperamos oír testimonios en el futuro cercano de cómo Dios ha trabajado a través de nuestro personal desplazado actualmente para expandir su reino, para su gloria, de maneras que solo él puede orquestar."

Mientras los misioneros se encuentren temporal e inesperadamente en los Estados, la IMB les ha pedido que se conecten con iglesias bautistas del sur. Los Stockwell acreditan una antigua relación con la Houston Northwest Church, la iglesia que los envió, como parte significativa de su ministerio. Mick describió su relación con la iglesia como “extraordinaria,” aun a través de los cambios pastorales en la iglesia.

El pastor de Houston Northwest, Steve Bezner, dijo: "Mick y Dalese son miembros de largo tiempo de HNW" y, aunque hasta ahora no han expresado una necesidad específica debido al coronavirus, "los amamos muchísimo, y los ayudaremos cuando lo pidan."

Mick dijo: "Estoy arraigado en una muy fuerte iglesia enviadora que ha estado en contacto con nosotros durante más de 25 años, y todavía nos recibe bien y nos pone enfrente de ellos."

Las iglesias que tengan alojamiento misionero disponible pueden contactarse a info@imb.org.

Joshua Owens es editor general del Southern Baptist TEXAN.
¿YA SE SUSCRIBIÓ A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO? Reciba Baptist Press directamente en su buzón de correo electrónico suscribiéndose a nuestro boletín informativo a través de bpnews.net/SubscribeBP.
Download Story