Los planes estatales de reapertura son una preocupación para la libertad religiosa y las iglesias

Por Diana Chandler , posted Friday, May 15, 2020 (11 days ago)

SBC gráfico
SPRINGFIELD, Ill. (BP) -- Pastores bautistas del sur en varios estados están preocupados de que las restricciones gubernamentales para la reapertura de la economía puedan indebidamente impactar a las iglesias.

El director ejecutivo de la Asociación Estatal Bautista de Illinois (IBSA), Nate Adams dijo que muchos pastores creen que el plan de cinco fases "Restaure Illinois," divulgado el 5 de mayo por el gobernador J.B. Pritzker, es demasiado prudente. Este limita las reuniones a menos de 50 personas hasta que una vacuna para el COVID-19 o tratamiento efectivo sea desarrollado.

"La mayor preocupación parece ser hasta cuándo será y cuán alto es el bloqueo para reuniones de 50 o más," dijo Adams.

Mientras tanto en Virginia, un plan de reapertura establecido para que entre en efecto el viernes (15 de mayo) les permitirá a las iglesias tener cultos en persona con 50 por ciento de su capacidad -- una indicación de que el gobernador Ralph Northam respondió a un empuje coordinado por las iglesias para una exención de las órdenes ejecutivas que prohíben las reuniones públicas de más de 10 personas. Brandon Pickett, director ejecutivo asociado de la Convención Bautista del Sur (SBC) de Virginia, dijo que los bautistas del sur de Virginia están agradecidos de que Northam haya oído sus inquietudes.

"Lo más importante era, ante todo, que entendíamos la seriedad de la pandemia, que nuestras iglesias eran autónomas, pero también responsables, y que realmente queríamos pedirle al gobernador que se cerciorara de confiar en la gente de su estado y las iglesias de su estado," dijo Pickett. "Y especialmente en relación con la libertad de religión, que nuestras iglesias podían ser libres, seguras y responsables todo al mismo tiempo."

La Alianza en Defensa de la Libertad (ADF), la cual ha abogado exitosamente por las iglesias en otros estados durante la pandemia, está aconsejando a IBSA en cuanto a si una demanda debe ser presentada en Illinois.

"Estamos muy preocupados por el plan de reapertura del estado en Illinois, así como en otros estados alrededor de la nación," dijo el asesor sénior de la ADF Ryan Tucker el lunes (11 de mayo). "No se pueden tratar las reuniones religiosas menos favorablemente que otras reuniones similares seculares. Ciertamente, apreciamos los esfuerzos de los funcionarios para proteger la salud y la seguridad de la población, pero el gobierno no puede pisotear nuestras libertades fundamentales en el proceso."

Tucker dijo que la ADF está preocupada por las restricciones impuestas a las iglesias en varios estados, incluyendo Washington, California e Indiana. La organización también ha abogado por los derechos de culto de la iglesia en Mississippi, Kansas, North Carolina y Tennessee durante la pandemia.

En Virginia, Northam se mostró receptivo a las recomendaciones ofrecidas con aporte de las convenciones bautistas del sur estatales, de acuerdo con Pickett. Bajo el plan "Adelante Virginia" de Northam, las iglesias en Virginia pueden reanudar los cultos en persona con el 50 por ciento de su capacidad tan pronto como el domingo (17 de mayo).

El plan de reapertura, divulgado el 8 de mayo, llegó después de que casi 200 pastores de Virginia enviaron una carta a Northam la semana pasada pidiéndole modificaciones a las órdenes ejecutivas que prohibían las reuniones de grupos de más de 10 personas.

"Para ser absolutamente claros, el libre ejercicio de la religión mediante las reuniones es un derecho preexistente, no garantizado por el gobierno, pero reconocido por el gobierno," lee la carta. "Este derecho debe ser protegido por nuestro gobierno estatal de Virginia, pero en este momento, está suspendido por el gobierno."

El mes pasado, Lighthouse Fellowship Church de Chincoteague, Va., demandó a Northam después de que a su pastor le fue mandada una convocatoria criminal cuando 16 personas asistieron al culto en un santuario que la iglesia no bautista dijo tiene capacidad para 225 personas. El vicepresidente Mike Pence le dijo a Fox News Radio que la acción "fue más allá de los límites," y el Departamento de Justicia de EE.UU. presentó una demanda de interés en apoyo a la iglesia, diciendo: "no hay excepción de pandemia a la Constitución y su Declaración de Derechos."

Comenzando el viernes, la fase uno de "Adelante Virginia" permite las reuniones públicas y privadas, incluyendo los cultos en las iglesias, aunque limitados al 50 por ciento de su capacidad.

Sin embargo, en Illinois, el plan de reapertura de Pritzker podría limitar la asistencia a las iglesias hacia 2021 ya que requiere "una vacuna o un tratamiento altamente efectivo ampliamente disponible" antes de que grupos de 50 o más se puedan reunir.

"Es muy incierto cuándo va a estar disponible una vacuna," dijo Adams, director ejecutivo de IBSA. "Para llegar a la fase cinco, el actual plan dice que debe haber una vacuna o un tratamiento altamente efectivo ampliamente disponible, o la eliminación de nuevos casos durante un período sostenido. Ese es el tope alto que a la mayoría de la gente le parece que sería el próximo año, o más.

"Estamos en discusión con la Alianza que Defiende la Libertad sobre cuándo y bajo qué circunstancias sean garantizadas nuevas medidas. Vamos a buscar el consejo de ADF en cuanto a qué es lo mejor para seguir adelante."

El último viernes (8 de mayo), un juez federal declinó emitir una orden de restricción temporal buscada por dos iglesias no bautistas del sur en el área de Chicago, Iglesia Pentecostal Elim Romanian y Ministerios Logos Baptist. La Iglesia Elim Romanian tuvo de todas maneras un culto en persona el domingo (10 de mayo). De acuerdo con el Chicago Sun-Times, asistieron cerca de 70 personas.

A principios de mes, una corte de distrito federal, falló en contra de otra iglesia no bautista, Beloved Church en Lena, Illinois, la cual había demandado para bloquear la orden de quedarse en casa de Pritzker cuando fue extendida hasta el fin de mayo.

Adams planea tener un cabildo el jueves (14 de mayo) para oír cómo las iglesias a nivel estatal planean reabrir bajo las directrices de "Restaure Illinois."

"Ahí es hasta donde nuestro enfoque ha llegado hasta ahora," dijo Adams, "y vigilando los asuntos de una potencial libertad religiosa. … todavía no hemos llegado al punto en el que sintamos que haya casos de discriminación de libertad religiosa, pero estamos monitoreando esos cuidadosamente."

Tucker dijo que el asunto es si los planes de reapertura se enfocan en iglesias separadamente de otros grupos o negocios.

"En cualquier momento que se singularice la iglesia, eso es inmediatamente una bandera roja," dijo Tucker. "Si la orden amenaza la iglesia peor, luego de que en sí y de por sí es motivo de una posible impugnación legal."

Él dijo que si las escuelas, teatros o establecimientos minoristas tienen permitido abrir mientras las iglesias deben permanecer cerradas, "eso crea una preocupación que debe ser explorada."

Virginia

Aunque "Adelante Virginia" está programado a comenzar el viernes, en respuesta a las peticiones de los funcionarios gubernamentales en los condados y ciudades densamente poblados del norte de Virginia donde más casos de COVID-19 han sido detectados, la Orden Ejecutiva 62 emitida por Northam el martes, permite, pero no requiere que esas jurisdicciones atrasen la implementación de la fase uno hasta por dos semanas.

En ciertas jurisdicciones específicas del norte de Virginia, la Orden Ejecutiva 62 permite que las autoridades locales prevengan hasta el 28 de mayo "todas las reuniones públicas y privadas en persona de más de 10 individuos." La orden aplica a varias jurisdicciones, incluyendo los condados de Arlington, Fairfax, Loudoun y Prince William, además de otras ciudades y pueblos específicos.

Pickett dijo que la SBC de Virginia y la Asociación Bautista General de Virginia (BGAV) se han comunicado con la oficina de Northam en relación con las preocupaciones de la iglesia.

"Y actualmente estamos realizando múltiples foros de pastores esta semana mediante Zoom para hablarles a los pastores, para promover conversaciones y preguntas, para analizar cuál es la mejor y más segura forma de abrir," dijo Pickett. "No tiene que ser esta semana; solamente porque algo se puede hacer, siempre significa que se deba hacer."

John Upton, el director ejecutivo de BGAV también dijo que Northam ha sido sensible a las necesidades de las iglesias, aunque las directrices no siempre han sido claras.

"Se trata más de claridad," dijo Upton. "Cuando estas órdenes ejecutivas llegan y las directrices son dadas, no estamos muy seguros al momento cómo interpretarlas, pero él ha sido bueno dándonos más especificaciones a nosotros. Nuestras iglesias ahora mismo se sienten bien acerca de lo que se les ha pedido que hagan.

"No he tenido a nadie protestando ante mí directamente. Y para mucha sorpresa [de las iglesias], con las iglesias estilo autocine, o con los cultos en línea, han podido llevar el Evangelio a una audiencia mucho más amplia, muchas de ellas, de lo que se imaginaron."

Upton dijo que las iglesias de la BGAV están preocupadas por reabrir en forma segura.

"Todavía ven esto como un testimonio, no solamente preocupándose por la congregación sino preocupándose por la comunidad a su alrededor," dijo Upton el lunes. "La mayoría de las conversaciones que he tenido inclusive hoy han sido sobre cómo podemos hacer esto en forma segura, no cuán pronto lo podemos hacer."

Diana Chandler es la editora/escritora general de Baptist Press. BP reporta sobre misiones, ministerio y testificación fomentados a través del Programa Cooperativo y sobre noticias relacionadas con las preocupaciones de los bautistas del sur nacional y mundialmente. [Collapse Bio]
¿YA SE SUSCRIBIÓ A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO? Reciba Baptist Press directamente en su buzón de correo electrónico suscribiéndose a nuestro boletín informativo a través de bpnews.net/SubscribeBP.
Download Story