La transmisión de los servicios en vivo a través del internet no ha sido una opción para muchas iglesias

Por Aaron Earls, posted Friday, March 20, 2020 (15 days ago)

Gráficos de LifeWay
NASHVILLE (BP) -- Las normas más recientes del Centro para el Control y Prevención de las Enfermedades (CDC) para grupos durante el brote del coronavirus COVID-19 recomendaron que no haya reuniones de más de 50 personas durante ocho semanas. Mientras las iglesias se esfuerzan por tomar decisiones acerca de la manera en que han de seguir adelante, una nueva investigación revela que muchas congregaciones no están preparadas para transmitir sus servicios por el internet.

El otoño pasado, un estudio conducido por LifeWay Research de Nashville que 41 por ciento de los pastores no publican en el internet ninguna porción de sus servicios de alabanza para que los vean la gente.

Un poco más de la mitad (52 por ciento) dijo que publican el sermón en el internet al terminar el servicio, mientras que el 22 por ciento dijo que transmiten todo el servicio en vivo y 10 por ciento dijo que transmiten en vivo solamente el sermón.

"Mientras emergen nuevas tecnologías, las iglesias han puesto en línea su servicio de alabanza principal muy parecido a la manera en que los pusieron en la radio y la televisión," dijo Scott McConnell, director ejecutivo de LifeWay Research.

"Sin embargo, en vez de tener sólo unas cuantas iglesias en cada ciudad transmitiendo sus servicios, transmitirlo por internet es lo suficientemente económico como para que las iglesias de todo tipo aprovechen las ventajas de este medio."

En un sondeo hecho el año pasado, la mitad de los feligreses protestantes (50 por ciento) dijeron que vieron un servicio de alabanza en línea en lugar de asistir en persona, por lo menos una vez durante el año pasado.

De entre aquellos que vieron el servicio de su iglesia a través del internet en vez de en persona, 2 de 5 (40 por ciento) dijo que lo hizo una o dos veces. Alrededor de 1 en 3 (32 por ciento) dijo que lo hicieron de tres a cinco veces. Pocos lo hicieron entre seis y once veces (13 por ciento), de 12 a 17 veces (6 por ciento), o 18 veces o más (9 por ciento).

Un poco menos de la mitad de todos los feligreses protestantes (47 por ciento) dijo que durante el año pasado no habían visto un servicio a través del internet como remplazo de la asistencia en persona. Dos por ciento no estaba seguro cuántas veces, si acaso alguna, usaron la transmisión en internet como remplazo.

Es más probable que aquellos que forman parte de congregaciones menores digan que no han visto un servicio de alabanza en línea. Es más probable que aquellos que van a una iglesia con menos de 50 personas (57 por ciento), de 50 a 99 asistentes (45 por ciento), de 100 a 249 asistentes (53 por ciento) digan que no transmitieron ningún servicio en línea durante el año pasado que aquellos que asisten a iglesias con más de 500 asistentes (31 por ciento).

Quizás esto pueda explicar en parte por qué las iglesias pequeñas tienden a no poner ninguno de sus servicios en el internet. Los pastores de iglesias protestantes con menos de 50 personas (69 por ciento) y aquellos con 50 a 99 (48 por ciento) tienden más que los pastores con iglesias de 100 a 249 personas (28 por ciento) y aquellos con 250 o más (10 por ciento) a decir que regularmente no ponen ninguno de sus servicios de alabanza en el internet.

"Si necesitan hacerlo, casi un tercio de las iglesias pueden reunirse virtualmente esta semana usando la tecnología y los procesos que ya tienen," dijo McConnell.

"La mitad de los feligreses tienen experiencia reciente con un servicio de alabanza en línea. Y las iglesias que fueron impactadas primero por las medidas de mitigación del CDC en contra del COVID-19 -- aquellas con una asistencia mayor a 250 -- ya están preparadas para proveer sus servicios de alabanza en línea.

Es más probable que los hombres feligreses (55 por ciento) digan que no han visto un servicio de alabanza por internet en vez de asistir en persona durante el año pasado, que las mujeres feligreses (41 por ciento).

Los feligreses más jóvenes, entre 18 y 34 años (33 por ciento) y entre 35 y 49 años (39 por ciento) tienden menos a decir que no han visto un servicio de alabanza por internet durante el año pasado que los feligreses mayores, los de 55 a 64 años (54 por ciento) y los mayores de 65 años (62 por ciento).

¿Es un sustituto válido?

Ambos -- los pastores protestantes y los feligreses -- ven algunas razones como más válidas que otras para transmitir un servicio de alabanza en línea.

La mayoría de los pastores dicen que ver un video en línea de un servicio de alabanza en una iglesia local es un sustituto válido de asistir en persona a la iglesia cuando se está enfermo o se tiene que cuidar alguien enfermo en casa (83 por ciento), cuando alguien que no asiste a la iglesia quiere saber más sobre ésta y sus enseñanzas (77 por ciento) y cuando se está de viaje (63 por ciento).

Menos pastores creen que sustituir la asistencia en persona a la iglesia con un servicio en línea es válido bajo cualquier otra circunstancia (38 por ciento).

Entre los feligreses, la mayoría opina que verlo por internet es un sustituto válido cuando alguien está enfermo o tienen que cuidar de otros (76 por ciento) y cuando se está de viaje (60 por ciento).

Menos feligreses creen que los servicios transmitidos en internet son una alternativa aceptable cuando vives muy lejos como para asistir en persona (45 por ciento) o para levantarse tarde (36 por ciento).

Los feligreses tienden menos que sus pastores a creer que transmitir un servicio de alabanza por internet es un sustituto válido cuando alguien que normalmente no va a la iglesia quiere saber más sobre ésta o sus enseñanzas (32 por ciento) o simplemente verlo en línea cuando quiera la persona en vez de asistir en persona (27 por ciento).

Quizás haya confusión entre los feligreses sobre cuándo es aceptable transmitir el servicio de alabanza en línea y cuándo no porque incluso en las iglesias donde la transmisión en línea es una opción viable, muchos pastores nunca han comunicaron a sus feligreses qué piensan al respecto.

Un poco más de la mitad (55 por ciento) de los pastores protestantes que regularmente transmiten por lo menos una parte del servicio de alabanza por internet dicen que han comunicado sus opiniones sobre este medio ante su iglesia, mientras que el 45 por ciento dijo que no lo ha hecho.

"Las preocupaciones actuales sobre la salud dan otra razón a los feligreses para aprovechar la asistencia remota," dijo McConnell. "La pregunta a largo plazo es si las iglesias pueden convencer a sus audiencias que la iglesia es mucho más que el contenido en video a través de una pantalla."

Metodología:

El sondeo telefónico de 1,000 pastores protestantes se condujo entre el 30 de agosto y el 24 de septiembre del 2019. La lista de números telefónicos fue una muestra estratificada al azar, tomada de una lista de todas las iglesias protestantes. Se usaron filtros de cuotas para el tamaño de las iglesias.

Cada entrevista se condujo con el pastor principal, el ministro o sacerdote de la iglesia a la que se llamó. Las respuestas se pesaron de acuerdo con la región para reflejar más adecuadamente a la población.

La muestra completa es de 1,000 entrevistas. La muestra provee 95 por ciento de confianza garantizando que el margen de error no es mayor o menor del 3.3 por ciento. Los márgenes de error son mayores en los subgrupos.

El sondeo vía internet de 1,002 feligreses americanos protestantes se condujo del 20 al 27 de septiembre del 2019 usando un panel nacional reclutado con antelación.

Los encuestados fueron filtrados para incluir a aquellos que se identificaron como protestantes o como no denominacionales y que asistían a servicios religiosos por lo menos una vez al mes. Los filtros de cuotas y pesas se usaron para balancear el género, la edad, la región, la etnicidad y la educación para reflejar más certeramente a la población.

La muestra completa es de 1,002 entrevistas. La muestra provee un 95 por ciento de certeza de que el margen de error del panel no es mayor o menor del 3.2 por ciento. Los márgenes de error son mayores en los subgrupos.

Si desea más información sobre este sondeo, visite LifeWayResearch.com o descargue todos los reportes completos en "pastors" y en "churchgoers."

Aaron Earls es un escritor de LifeWay Christian Resources.
¿YA SE SUSCRIBIÓ A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO? Reciba Baptist Press directamente en su buzón de correo electrónico suscribiéndose a nuestro boletín informativo a través de bpnews.net/SubscribeBP.
Download Story