Dos máquinas de ultrasonido, cientos de vidas salvadas

Por Tess Schoonhoven, posted Thursday, January 16, 2020 (2 months ago)

NOTA DEL EDITOR: El domingo de la Santidad de la Vida Humana es el 19 de enero de 2020, en la Convención Bautista del Sur.

NASHVILLE (BP) -- La vida de Amory cambió para siempre cuando vio esas dos líneas azules en la prueba de embarazo. Pensando que era un falso positivo, se la hizo otra vez, y otra vez, tres veces más.

Amory recién había terminado el postgrado, había aceptado su primer trabajo como logopeda, se había trasladado a su propio apartamento y finalmente había conocido al hombre que ella creía que también la quería. Sin embargo, su relación era inestable, y Amory no tenía idea cómo reaccionaría él a la idea de convertirse en padre. Aunque en ese momento, la vida de Amory como ella la conocía parecía desplomarse, su historia no terminó ahí.

Aterrorizada por el potencial juicio y el ridículo y casi tan asustada como para ni siquiera buscar ayuda, sacó una cita en la Liberty Women Clinic en Kansas City.

La enfermera de la clínica de Amory era Missy. Missy la trató con amabilidad, respeto y bondad, y le proveyó no solamente información sino esperanza.

Gracias a la máquina de ultrasonido de la Clínica Liberty Women (LWC), Amory vio el latido del corazón de su bebé por primera vez. Las emociones que le inundaron el corazón eran surrealistas, abrumadoras. Supo que iba a ser madre. No había dudas de que se dejaría al bebé.

Ryder llegó al mundo. Y Amory dice que él le brindó un gozo incomparable. Cuando él dice "te amo" ella no se puede imaginar la vida de ninguna otra manera.

La historia de Amory no es inusual para las receptoras del ministerio de las clínicas de cuidado del embarazo.

La tecnología del ultrasonido a menudo es referida como una ventana al vientre, porque les da a las madres una imagen vívida de la vida que llevan adentro de ellas.

'Tambaléandose en la orilla'

Durante los pasados 16 años la Comisión de Libertad Religiosa y Ética (ERLC) de la Convención Bautista del Sur ha donado unidades de ultrasonido a clínicas como la Liberty Women en todo el país por medio del Proyecto Salmo 139. Hasta ahora, el proyecto ha financiado y colocado 20 máquinas.

Las máquinas están completamente financiadas mediante donaciones monetarias al Salmo 139 y mediante el Programa Cooperativo, el plan unificado de dar de los bautistas del sur para financiar causas ministeriales nacionales e internacionales. El impacto de las máquinas es poderoso. La ERLC provee la supervisión administrativa incluyendo la recepción y designación de los fondos y todos los costos promocionales, como parte de sus continuos ministerios financiados por el Programa Cooperativo.

Bobby Reed, director financiero de la ERLC, dijo que el proyecto es una manera muy práctica para que aquellos apasionados por la santidad de la vida tomen parte activa y hagan una verdadera diferencia.

"Muchas veces las personas que se apasionan por ello, su siguiente pregunta es 'Bien, ¿Qué puedo hacer?'" dijo Reed. "Una manera de participar en valorar la vida es formando parte del Proyecto Salmo 139."

Individuos pueden invertir personalmente en salvar vidas, ministrar a las madres justo como Amory. El dinero donado al proyecto va directamente a financiar la colocación de una máquina y, por lo tanto, a salvar vidas.

Sin embargo, las vidas que van a ser valoradas llegan más allá del vientre, dice Reed. "También va al huérfano o al niño en cuidado temporal que necesita un hogar. Hay un mensaje dual ahí. El centro no solamente ayuda a los bebés que están en sus madres y necesitan la vida, sino también ayuda a las mamás que están asustadas por sus propias vidas."

Carol Graham, fundadora y directora ejecutiva de la Clínica Liberty Women, dijo que en los doce meses desde que recibieron la máquina de ultrasonido han provisto casi 4,000 servicios a más de 650 mujeres.

De 285 mujeres que tuvieron resultados positivos en sus pruebas, 231 fueron elegibles para un ultrasonido y 209, según lo que ellos saben, escogieron la vida para su hijo. Eso es un índice de 90 por ciento de elección de vida para aquellas que vieron a su niño nonato en un ultrasonido.

"El ultrasonido es verdaderamente lo que hace la diferencia para una joven mujer que está al borde de una decisión entre la vida y la muerte de su hijo -- la calidad de esa imagen es vital," dijo Graham. "La verdad presentada en la imagen del ultrasonido y la compasión del pueblo de Dios vertida en la quebrantada, provee un camino para liberar a las cautivas de su propia angustia y de la futura desesperación de una decisión para finalizar su embarazo."

LWC tiene más de 100 voluntarios que ayudan en los eventos y proyectos además de servir en la clínica. Adicionalmente, más de 1,200 personas, iglesias y negocios sostienen financieramente la clínica de manera regular.

"Juntos, estamos alentando los corazones y salvando vidas, una clienta a la vez," dijo Graham. "Tenemos la maravillosa oportunidad de tener un campo de misión que literalmente entra por nuestras puertas."

'Ese es mi bisnieto'

No todas las clínicas que reciben las máquinas son tan grandes como la LWC. El Centro de Asistencia en Embarazos Greenspoint en Houston tiene un personal de apenas ocho voluntarios y una técnica de ultrasonido.

Pero aun con el poco personal, Flora López, directora del centro Greenspoint, dijo que 102 mujeres le dieron su vida a Jesús el año pasado a través del ministerio del centro.

López dijo que su peregrinaje personal al puesto de directora ha estado lleno de la fiel confianza en Dios que él utilice su deseo de servir y compartir el Evangelio. Habiendo trabajado previamente como banquera sin experiencia en el campo de asistencia en el embarazo, López tenía dudas de si ella era apropiada para el puesto.

"No sentía que yo tuviera las habilidades o estuviera preparada y creía que no sería capaz de hacerlo porque nunca antes había estado involucrada en un centro de embarazos," dijo López. "Pero cuando pones tus ojos en el altar y confías en el Señor cuando le preguntas 'cuál es tu plan para mi vida y lo que sea ahí estaré, diré que sí e iré porque yo sé que me equiparás. Tú equipas al llamado, vas a estar conmigo todo el tiempo y vas a ayudarme a ir por este camino.'"

López dijo que la clave para ser utilizada en el ministerio es solamente estar disponible. Ella anima a que todos los que se están preguntando qué pueden hacer para defender el valor de la vida humana simplemente pongan su vida en las manos del Señor y vean lo que él hará con su deseo de ser usado.

López relató la historia de una nueva madre a la que recientemente sirvió. La madre tenía 14 años y llegó a la clínica con su abuela. Ellas tenían planeado obtener un aborto.

La abuela animaba a su nieta a que se hiciera un aborto porque ella también había tenido uno cuando era joven. Ambas estaban confundidas y lastimadas.

López dijo que la abuela le dijo a su nieta que ella se podía practicar un aborto, pero todo estaría bien al final porque Dios la perdonaría. "Esa frase me rompió el corazón," dijo López.

Sin embargo, ellas estuvieron de acuerdo en tener una cita para el ultrasonido al día siguiente. López dijo que la abuela le dijo que si en la imagen del ultrasonido, el bebé aparecía desarrollado, entonces su nieta no se haría el aborto.

El resto del día, esa noche y la mañana, el personal del centro pasó tiempo en oración pidiéndole a Dios que trabajara en el corazón de las dos mujeres, que las cambiara y las convenciera de escoger la vida para el niño. Cuando el momento del ultrasonido llegó, tanto la abuela como la nieta fueron movidas a cambiar de idea respecto al aborto.

López narra lo que la abuela le dijo después de la cita -- "No lo puedo negar, lo vi en el ultrasonido. Ese es mi bisnieto."

López dijo que 97 por ciento de las mujeres que llegan a la clínica y tienen un ultrasonido eligen la vida para su bebé.

Incluso a través de este pequeño centro, López dijo que 50 vidas de niños nonatos son salvadas en un año, lo que arroja un promedio de un niño -- una vida -- por semana.

López dijo que su meta en el año venidero es contratar a otra técnica para poder tener más citas de ultrasonido y al final, salvar más vidas.

"Cuando nos encontramos con una mujer que no conoce al Señor, y podemos compartir el Evangelio, no solamente la persona está siendo salvada, sino que también sus almas están siendo salvadas," dijo López. "Ese es el enfoque principal -- compartir el Evangelio y las buenas nuevas de Jesucristo.

"Dios está haciendo grandes cosas mediante la máquina de ultrasonido en los diferentes centros de asistencia para embarazadas," dijo López. "Gracias [donadores] por hacer mi sueño realidad y el sueño de Dios también."

Para obtener más información sobre el Proyecto Salmo 139, visite https://psalm139project.org/.

Tess Schoonhoven es escritora del personal de Baptist Press.
¿YA SE SUSCRIBIÓ A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO? Reciba Baptist Press directamente en su buzón de correo electrónico suscribiéndose a nuestro boletín informativo a través de bpnews.net/SubscribeBP.
Download Story