Continúan los esfuerzos de alivio de los bautistas del sur en la zona del terremoto en Puerto Rico

YUACO, Puerto Rico (BP) -- La tierra sigue temblando mientras los bautistas del sur portorriqueños continúan sintiendo las réplicas de los temblores a inicios de esta semana. El personal de Send Relief y los voluntarios de las iglesias bautistas del sur locales han redoblado su servicio para los residentes.

Miles de personas continúan refugiándose ya sea en un refugio sancionado o en espacios no tradicionales como automóviles y tiendas de campaña. En muchos lugares en el sur de Puerto Rico, las facilidades médicas y las tiendas de abarrotes todavía dependen de generadores de electricidad para sostener sus operaciones.

Tres iglesias bautistas del sur -- una en Yauco y dos en Ponce -- han estado preparando y sirviendo comida caliente provista por Send Relief mientras que una cuarta iglesia en Ponce recibió un cargamento de alimentos crudos que serán principalmente para los oficiales de la policía y quienes sirven en el equipo de emergencias que ayuda a los sobrevivientes del terremoto.

"Mientras la tierra siga temblando, la gente no regresará a su casa," dijo Jonathan Santiago, el director de Send Relief en Puerto Rico, "Apenas anoche, hubo otra réplica significante. Así que, esperamos que siga aumentando la cantidad de gente que estamos sirviendo."

Send Relief, el ministerio de compasión de la Junta de Misiones Norteamericanas (NAMB), almacenó recursos -- tales como alimentos, agua y filtros de agua -- en la isla anticipando otro desastre como el huracán María en el 2017.

La Iglesia Bautista Gracia en Yuaco preparó y sirvió 300 comidas calientes principalmente para los sobrevivientes que se refugian en el edificio de la iglesia. El jueves por la noche (9 enero), 59 personas se hospedaron en la iglesia. Send Relief ha provisto un generador para proveer electricidad a la iglesia y que así pueda servir como un centro de operaciones para sus ministerios en la costa sur.

"Esperamos que una vez que la gente se dé cuenta que la iglesia tiene energía eléctrica, recibiremos muchos más sobrevivientes," dijo Santiago. "Eso nos facilitará movernos más rápido mientras ayudamos a la comunidad."

Junto con la obra en Yauco, Send Relief también está apoyando a unas iglesias en Ponce, localizado a unas 24 millas de Yauco.

La Iglesia Bautista Río Chiquito preparó y sirvió 200 comidas calientes para los 60 sobrevivientes que se refugian allí. La Iglesia Bautista Misionera preparó 600 comidas y las entregó por la comunidad.

"Mucha gente, aunque no se están quedando en casa, tampoco dejan su barrio ya que viven afuera en tiendas de campaña porque están preocupados por las réplicas del terremoto," dijo Santiago. "Tampoco quieren mudarse al refugio porque están preocupados que los vándalos y ladrones vengan y dañen o se roben sus propiedades. Así que le pedimos a unos voluntarios que les llevaran la comida."

Una tercera iglesia en Ponce, la Iglesia Bautista Glenview, recibió 1,000 comidas de Send Relief para los oficiales de la policía y el personal de emergencias que conduce sus operaciones con la meta de mantener a salvo a la comunidad.

"Esto es lo que teníamos en mente cuando sentimos que Dios nos llamaba a regresar a Puerto Rico y dejar Nueva York," dijo Santiago. "Servir a la gente en la isla cuando enfrentan necesidad."

Un total de 62 voluntarios han venido a la isla desde diversas iglesias para ayudar a preparar, servir y entregar comida y materiales.

Sam Porter, director nacional de Southern Baptist Disaster Relief, un ministerio de la Junta de Misiones Norteamericanas, llegó el jueves por la noche para ayudar a los líderes de Send Relief a coordinarse con el gobierno y los aliados de organizaciones sin fines de lucro, quienes típicamente se unen para responder ante las necesidades urgentes que se presentan después de un desastre natural.

"Recuperarse de un terremoto es diferente de la recuperación de un huracán o una inundación," dijo Porter. "Es mucho más peligroso y generalmente requiere contratistas con equipo pesado para ayudar con la reparación y reconstrucción de las casas y edificios dañados. Nosotros nos enfocamos en el ministerio después del terremoto, sirviendo a las familias que han quedado desplazadas y potencialmente tendrán que dejar sus casas por un largo tiempo."

Cuando se le preguntó específicamente si tenía peticiones de oración para él y su equipo, Santiago mencionó la necesidad de tranquilidad y protección para ellos y sus familias.

"Estamos saliendo temprano por la mañana y regresamos tarde en la noche, dejando a nuestras familias," dijo Santiago. "Ya que sigue habiendo réplicas del temblor, nuestras familias no se van a dormir hasta que regresamos a la casa porque están preocupados."

Puede enviar sus donaciones a Send Relief para comprar materiales para los sobrevivientes del terremoto a través de SendRelief.org.

Brandon Elrod escribe para la Junta de Misiones Norteamericanas, NAMB.
¿YA SE SUSCRIBIÓ A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO? Reciba Baptist Press directamente en su buzón de correo electrónico suscribiéndose a nuestro boletín informativo a través de bpnews.net/SubscribeBP.
Download Story