Bautistas de Carolina del Sur le dan a cada recluso un regalo

Por Tess Schoonhoven, posted Thursday, December 12, 2019 (2 months ago)

COLUMBIA, S.C. (BP) -- Compartir el amor de la temporada navideña llega este año a través de regalos individuales a cada recluso en Carolina del Sur que son provistos por las iglesias y asociaciones de la Convención Bautista de Carolina del Sur (SCBC).

El ministerio de paquetes a reclusos ha estado sucediendo durante los pasados 40 años.

Jon Jamison, líder del equipo de servicio de la Convención Bautista de Carolina del Sur, dijo que el punto del ministerio es servir tangiblemente a los reclusos y proveer oportunidades para que ellos oigan el Evangelio.

Los regalos son recogidos durante el año y empacados y enviados durante la temporada navideña.

La SCBC les requiere un número específico de paquetes a sus 2,125 iglesias y 42 asociaciones.

Cada asociación se compromete a reunir un número específico de paquetes en las que algunas envían de 50 a 75, mientras que otras recogen hasta 1,200.

Los números finales dependen del total de la población de las prisiones en Carolina del Sur y la cantidad de participación de cada asociación.

Este año, un total de 19,825 paquetes fueron enviados, dijo Jamison. La sociedad entre la SCBC y las asociaciones individuales es la que hace el ministerio posible.

Los artículos en los paquetes de regalos son preaprobados por el Departamento de Corrección del estado, e incluyen cosas como pasta de dientes y cepillos de dientes, libretas de notas, bolígrafos, dulces, jabón y sobres.

Además de los artículos prácticos, cada paquete incluye otros elementos que tienen la intención de ministrar el corazón de los reclusos. Cada recluso recibe una tarjeta de Navidad y un devocional de 30 días, provistos por la SCBC.

Después de que las asociaciones ensamblan las bolsas, estas son procesadas y revisadas en una localidad por voluntarios durante el curso de una mañana para asegurar que cumplan con todas las regulaciones.

Los regalos luego son combinados en cajas grandes con alrededor de 25 paquetes, y son recogidas por los capellanes de prisión de las 21 instituciones en Carolina del Sur para enviarlas a su respectiva institución.

Jamison dijo que generalmente hay entre 75 y 80 voluntarios que procesan y envían los paquetes.

Además de estos voluntarios, cerca de 30 reclusos ayudan con los regalos.

Los voluntarios y el personal de la convención creen que los regalos les llevarán esperanza a los corazones de los reclusos ya que, para la mayoría de ellos, este será el único regalo que reciban.

"Creo que Jesús siempre se acerca al vulnerable y marginado," dijo Jamison. "Trato de seguirlo en esas áreas en mi comunidad. Mi interés en este ministerio surge de mi deseo de ver la iglesia tener relaciones significativas y servir efectivamente dentro de la comunidad."

Los reclusos que recibieron los regalos dijeron que estaban agradecidos por recordarles que no son olvidados y que son amados, reportó ACB Columbia.

"Algunas veces sentimos como si nos hubieran olvidados. Así que es una bendición poder recibir esos regalos de personas que ni siquiera nos conocen," dijo Ángela, una reclusa.

Otro recluso, James, dijo: "Ves una tarjeta que dice 'Feliz Navidad,' y eso hace nuestra Navidad más feliz. Mostrarnos que nos aman significa todo."

Tess Schoonhoven es escritora del personal de Baptist Press.
¿YA SE SUSCRIBIÓ A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO? Reciba Baptist Press directamente en su buzón de correo electrónico suscribiéndose a nuestro boletín informativo a través de bpnews.net/SubscribeBP.
Download Story