Demanda de NAMB defiende expansión de ministerio de iglesia

Foto enviada
CLARKSTON, Ga. (BP) -- Un par de antiguas casas inhabitables en una finca de los 1900s están en el epicentro de una demanda entre la Junta de Misiones Norteamericanas (NAMB) y la ciudad de Clarkston.

NAMB dice que la ciudad ha sido muy lenta en dar el permiso de demolición que le permitiría a la entidad bautista del sur continuar la expansión de la histórica Iglesia Bíblica Internacional Clarkston. En un intento por aplacar el asunto, NAMB interpuso una demanda en la Corte Superior del condado DeKalb, en un suburbio de Atlanta.

El desafío legal acusa a la ciudad de evadir la aprobación para demoler las viejas estructuras en el terreno que la iglesia les compró el año pasado a los dueños. La compra es parte de los planes a largo plazo de NAMB de fomentar la presencia ministerial de la iglesia con casi una completa reconstrucción de sus instalaciones.

NAMB adquirió la propiedad de la congregación multicultural el otoño pasado en una colaboración que reemplazaría sus envejecidos edificios -- uno de los cuales ha sido conservado sujetándolo con enormes pernos para impedir que las paredes se separen. La iglesia se convirtió en la primera de las recién renombradas salidas ministeriales, conocidas como Envía Alivio, que sirven como centros de entrenamiento para equipar voluntarios de toda la nación en una variedad de entornos. El centro de Clarkston se enfoca en el ministerio multicultural y sus ocho congregaciones étnicas.

EL complejo de Internacional Clarkston de $10.7 millones, ahora en construcción en un terreno con permisos aprobados, se expandirá cuatro cuadras e incluye albergue misionero, espacio de educación para el entrenamiento de voluntarios, un gimnasio, un campo vecinal de recreo, y un estacionamiento que ha escaseado.

El presidente de NAMB, Kevin Ezell le dijo a Baptist Press el lunes (5 de agosto) que, de acuerdo con la demanda, la entidad presentó los permisos de demolición el 26 de abril para las "casas genéricas que están vacantes y son inhabitables."

Y es cuando la oposición supuestamente surgió.

"Cuatro días después. El 30 de abril de 2019," continúa la demanda, "el Concejo de la Ciudad de Clarkston aprobó una moción que impone una moratoria que prohíbe que acepte o se procese cualquier solicitud de demolición."

La demanda alega que las solicitudes deben ser procesadas porque fueron aceptadas antes del moratorio y que se le requiere a la ciudad que emita los permisos de demolición.

Surgió otro desafío cuando el grupo opositor peleó para tener el área designada como distrito histórico, y entonces retroactivamente eximieron esas casas dentro del distrito antes de que los permisos pudieran ser aprobados.

Ezell dijo que el movimiento inhibe a la congregación de agrandar su ministerio y proveer más recursos a los refugiados e inmigrantes.

"NAMB tiene el derecho de propiedad del terreno, pero la decisión de retroactivamente designar un área como distrito histórico podría ser usada para prevenir que cualquier iglesia en la nación expanda su ministerio," dijo Ezell. "Estamos impugnando este fallo no solamente por Internacional Clarkston, sino por las iglesias en cualquier lugar que pudieran enfrentar que sus ministerios fueran restringidos."

El año pasado en una entrevista con The Christian Index, el alcalde de Clarkston, Ted Terry confirmó a la iglesia y su largo compromiso para ayudar a reagrupar a los refugiados y sus programas para ayudarlos a asimilarse en la cultura estadounidense.

En otra historia de Index, el presidente de Envía Alivio, David Melber dijo que el nuevo y mejorado ministerio en Internacional Clarkston se enfocará en toda la comunidad, no solamente en los inmigrantes. Pero con casi la mitad de los 13,000 residentes de la ciudad que según se dice son refugiados o inmigrantes, ellos deberían seguir siendo una parte importante del alcance.

Melber citó la fiesta anual de regreso a clases del barrio el 3 de agosto donde 2,100 mochilas fueron distribuidas, además de los servicios ofrecidos como clínica médica gratuita y educación sobre los programas de la comunidad como entrenamiento de trabajo y servicios del gobierno.

Además, 25,000 artículos escolares fueron distribuidos, 1,500 Biblias estuvieron disponibles para los que las solicitaban, 91 exámenes de salud fueron provistos, y 540 pares de zapatos y 70 recetas de anteojos para leer fueron distribuidas. Casi 3,500 adultos y niños asistieron al popular evento.

Ezell, quien estuvo en el evento del sábado, afirmó la misión de Envía Alivio de servir a todos los que estén en necesidad.

"Nuestra meta en Envía Alivio es llenar las necesidades y cambiar vidas, en ese orden," dijo Ezell. "Creemos que una relación con Jesucristo es la parte más importante de lo que hacemos.

"Pero no hay obligación en absoluto de hacer proselitismo o forzar a alguien a oír una presentación del Evangelio antes de que reciban el ministerio," dijo. "Todo es gratuito, sin ataduras, provisto a través de ofrendas al Programa Cooperativo."

Joe Westbury de Atlanta sirvió como periodista bautista del sur de carrera durante 42 años cubriendo la historia de misioneros alrededor del mundo y en Norteamérica.
¿YA SE SUSCRIBIÓ A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO? Reciba Baptist Press directamente en su buzón de correo electrónico suscribiéndose a nuestro boletín informativo a través de bpnews.net/SubscribeBP.
Download Story