Los líderes bautistas aplauden el fallo a favor de la prestación para la vivienda

iStock foto
CHICAGO (BP) -- Los líderes de la entidad bautista del sur aplaudieron una decisión tomada el 15 de marzo por una corte federal de apelaciones que sostuvo la constitucionalidad de la prestación ministerial para la vivienda.

Un panel de tres jueces del Séptimo Circuito de la Corte de Apelaciones en Chicago falló de manera unánime que la longeva prestación para la vivienda no viola la cláusula de la Primera Enmienda que prohíbe que el gobierno establezca una religión. La decisión revirtió una opinión hecha por un juez en el 2017 donde se invalidó dicha prestación como una violación de la cláusula de establecimiento.

Una ley federal de 1954 permite que las iglesias designen una parte del ingreso elegible de un ministro como una prestación para la vivienda, permitiendo que los "ministros del Evangelio" excluyan, para propósito del impuesto federal sobre los ingresos, una porción o todo su ingreso bruto. El Servicio Interno de Recaudación de Impuestos (IRS) ha interpretado "ministros del Evangelio" como un término que incluye a los líderes de otras fes religiones.

El panel del Séptimo Distrito falló que la prestación para la vivienda es constitucional bajo dos de los precedentes iglesia-estado de la Suprema Corte de Justicia. La prestación, dicen los jueces, "cae en la jugada justo entre las coyunturas de la Cláusula del Libre Ejercicio y la Cláusula de Establecimiento: ni está ordenada por la anterior y tampoco está prescrita por la última."

GuideStone Final Resources -- entidad de la Convención Bautista del Sur que maneja las prestaciones financieras y de salud -- expresó su gratitud por la decisión.

"Estamos agradecidos que el Séptimo Circuito, junto con una hueste de expertos legales, se puso del lado de afirmar que la prestación para la vivienda permite a las iglesias de todo tipo proveer mejor para las necesidades de sus pastores sin favorecer a ninguno en especial," dijo O.S. Hawkins, el presidente de GuideStone, a través de un boletín de prensa.

GuideStones espera que continúen los retos para la prestación para la vivienda "mientras grupos como Freedom From Religion Foundation buscan minar a las iglesias y ministerios de cualquier manera que puedan," dijo Hawkins. "Continuaremos monitoreando los futuros casos y estamos listos para abogar junto con nuestra familia bautista del sur y junto con una coalición de grandes e históricos comités de pensiones para el beneficio de los pastores que tenemos el privilegio de servir, y pastores por todo este país."

Russell Moore, presidente de la Comisión de Ética y Libertad Religiosa (ERLC), describió el fallo como "una victoria para todos los estadunidenses a quienes les importa la causa de la libertad religiosa y desean ver que estas comunidades florezcan."

"Por eso no beneficia a nadie que el gobierno penalice a los clérigos en congregaciones pequeñas que sirven fielmente en sus comunidades," dijo Moore a Baptist Press en unos comentarios por escrito. "La corte tenía la razón al decir que proveer excepción de impuestos no 'connota patrocinio.'"

La prestación para los clérigos "nunca ha sido un asunto de establecimiento de la religión si no que se aplica sin discriminación entre todas las religiones," dijo. "Estoy agradecido de ver que prevalece la cordura en este fallo, al igual que millones de hombres y mujeres alrededor del país."

GuideStone y la ERLC firmaron un documento de amigo del tribunal presentado por Church Alliance en abril del año pasado el cual pedía al Séptimo Circuito que revirtiera la opinión de la corte menor. El documento contendía que la prestación para la vivienda reconoce la realidad de que a menudo la residencia del ministro es una extensión de un ministerio de la iglesia y pasa las pruebas de las cláusulas de establecimiento de la Suprema Corte.

En su opinión, el panel del Séptimo Circuito decidió que la prestación -- la cual fue retada por Freedom From Religion Foundation (FFRF) -- no violaba el examen triple de Lemon. Ese estándar, denominado así después de la opinión de 1971 Lemon vs. Kutzman, dice que para que una ley pueda ser considerada constitucional debe tener un propósito secular, no principalmente promover o restringir la religión y "no alimentar un enredo excesivo con la religión."

El panel de la corte de apelaciones también falló que la provisión es constitucional bajo La Ciudad de Greece vs. Galloway, una decisión del 2013 de la Suprema Corte relacionada con las oraciones antes de la apertura de una sesión legislativa que sugería que la Cláusula de Establecimiento debe ser vista con referencia a las prácticas y entendimientos históricos.

Desde que el gobierno federal enunció tres propósitos seculares para la prestación, "el primer punto de Lemon queda satisfecho," dijo el juez Michael Brennan en la opinión del panel. El "efecto primario" de la prestación de la vivienda "no es avanzar la religión a nombre del gobierno, si no 'permitir a las iglesias avanzar la religión, lo cual es su propósito principal,'" escribió.

"Proveer una excepción de impuestos no 'connota patrocinio, apoyo financiero, y participación activa del [gobierno] en actividades religiosas,'" dijo Brennan, citando la decisión de la Suprema Corte.

En cuanto al "examen del significado histórico," los defensores de la prestación "han provisto evidencia substantiva de una larga tradición de excepciones de impuestos para la religión, particularmente para propiedades que son de la iglesia," escribió Brennan.

En los argumentos orales de octubre antes del panel del Séptimo Circuito, el abogado del Departamento de Justicia Jesse Panuccio, argumentó que la prestación pasa ambos estándares de establecimiento. Becket, una organización de libertad religiosa, también argumentó a nombre de la prestación.

El panel del Séptimo Circuito "correctamente reconoció que eliminar la prestación de la vivienda devastaría a las casas de alabanza pequeñas en nuestros barrios con más necesidad y causaría conflicto innecesario entre la iglesia y el estado," dijo Luke Goodrich, vicepresidente y consejero en Becket, el cual representa a algunos de los clérigos de Chicago y a las iglesias en este caso. "El código de impuestos trata a los ministros de la misma manera que a cientos de miles de obreros no religiosos que reciben viviendas exentas de impuestos para hacer su trabajo -- eso no es un tratamiento especial, es un tratamiento equitativo."

La ley federal también permite la prestación para la vivienda para ciertos empleados, incluyendo a los miembros del ejército de los EEUU, obreros que viven en el extranjero y empleados de instituciones educativas.

FFRF siguió criticando la prestación para la vivienda después que la corte emitió su opinión.

La prestación para la vivienda es "una injusticia no sólo para nosotros, si no también para los contribuyentes de impuestos que pagan más de lo debido, ya que los clérigos pagan menos," dijo Annie Gaylor, la copresidenta de FFRF, en un comentario escrito. "La prestación para la vivienda es tan claramente un regalo para las iglesias y los clérigos, y tan claramente muestra el tratamiento preferencial y la discriminación a favor de los ministros."

Barbara Crabb, la jueza federal de Wisconsin ha fallado dos veces que la prestación de la vivienda es inconstitucional. El Séptimo Circuito derogó el fallo hecho en el 2013 por Crabb, encontrando que FFRF -- una organización atea con base en Wisconsin -- no contaba con el derecho legal, conocido como "standing" para retar la prestación. En esta ocasión, la corte de apelaciones concordó con Crabb afirmando que FFRF tenía "standing" ya que el IRS rechazó los esfuerzos de sus líderes que solicitaban una prestación ministerial.

GuideStone y la ERLC también se opusieron a la decisión anterior de Crabb para desechar la prestación para la vivienda.

La demanda no amenazó la parte de la ley federal que permite el uso libre de impuestos de vivienda o cualquier casa propiedad de una iglesia o de cualquier otro grupo religioso.

En diciembre del 2007, Crabb emitió una pausa posponiendo la aplicación de su opinión hasta después de que concluya el proceso de las apelaciones.

Church Alliance es una coalición amplia de programas denominacionales de pensiones que cubren a los ministros que califican para recibir la prestación para la vivienda.

El caso se titula Gaylor vs. Mnuchin y Peecher.

Tom Strode es el corresponsal en jefe del buró en Washington de Baptist Press, la agencia de prensa de la Convención Bautista del Sur. Roy Hayhurst es el director de los servicios denominacionales y relaciones públicas para GuideStone Financial Resources.
¿YA SE SUSCRIBIÓ A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO? Reciba Baptist Press directamente en su buzón de correo electrónico suscribiéndose a nuestro boletín informativo a través de bpnews.net/SubscribeBP.
Download Story