Los martes son días de cárcel para voluntarios de iglesia

Por Jane Rodgers/Southern Baptist TEXAN, posted Thursday, March 14, 2019 (6 days ago)

Una reclusa de la Cárcel del Condado Cherokee es bautizada como resultado del ministerio de prisión Libertad con Cristo de la First Baptist Church en Rusk, Texas.
Foto sometida
RUSK, Texas (BP) -- Para los voluntarios de Libertad con Cristo, cada martes significa ir detrás de las rejas a reunirse con hombres y mujeres en la Cárcel del Condado Cherokee para tener un estudio bíblico y oración.

Libertad con Cristo, un ministerio de la First Baptist Church en Rusk, Texas, también provee Biblias y materiales de estudio a los prisioneros en otras instituciones correccionales en Texas y seis estados circundantes.

La FBC Rusk continúa un trabajo iniciado por Terry Neid, quien hasta su muerte el año pasado, fue semanalmente a la cárcel. Su viuda continúa prestando servicio voluntario.

Un martes en la mañana del otoño pasado, el fotógrafo Andrew Pearle de Southern Baptist TEXAN se unió al equipo de damas de Libertad con Cristo mientras el personal de la cárcel los escoltaba hasta un cuartito con un escritorio y sillas acomodadas en círculo.

La señorita Sue* de la FBC Rusk le presentó las reclusas a Pearle cuando llegaron para tener un estudio bíblico, el cual está limitado a seis reclusas, por regulaciones de la cárcel, le dijo Sue al TEXAN.

"Ellas llegaron con un hambre de la Palabra de Dios tan singular que fue toda una lección de humildad," dijo Pearle de las reclusas, dos de las cuales se estaban preparando para ser bautizadas.

"Vamos en el papel por algo bueno, no malo," bromeó Martha, una extestigo de Jehová, quien tomó la iniciativa el día de la discusión.

Cuando Sue mencionó la fidelidad de profeta Daniel en la oración, la conversación sobre la película "Cuarto de Guerra" surgió entre las reclusas que dijeron que ellas tenían esquinas de "cuarto de guerra" donde oraban en las celdas con versículos que adornaban las paredes.

La lección principal del día fue sobre Jonás, en la que las voluntarias usaron el relato bíblico como una analogía para ayudar a las mujeres a ver su tiempo en la cárcel como una preparación para la forma en la que Dios las usaría cuando salieran, dijo Pearle.

De tarea, a las reclusas se les había asignado escribir sus propias historias en cuadernillos. Ese día, se les dio tiempo para que decoraran sus historias con marcadores de colores.

"Kathy, quien estaba programada para ser bautizada ese día, dibujó el proceso de cómo Dios la guio a salir de la oscuridad a la luz," dijo Pearle. "Otras dibujaron cruces con arco iris de colores. Algunas dibujaron familias."

Del estudio bíblico, el grupo pasó a otra parte de la cárcel donde se había montado una pileta como bautisterio. El pastor de FBC Rusk, Brian Givens bautizó a Kathy, quien salió del agua derramando lágrimas de alegría. Jeff Carroll, líder de alabanza de la iglesia, guio al grupo en "He decidido seguir a Cristo."

Durante el anterior estudio bíblico, una mujer indicó que su hermano también había sido encarcelado allí recientemente. Los voluntarios le aseguraron que le harían llegar una Biblia si la necesitaba.

"Sin lugar a dudas respondimos y enviamos la Biblia," dijo Sue.

El ministerio de la iglesia de distribución de Biblias a los reclusos en Texas y más allá comenzó en 2016 después de que llegó una carta de petición de una copia de las Escrituras de parte de un prisionero que había oído del ministerio de los martes de la iglesia.

Hasta la fecha FBC Rusk ha distribuido más de 6,000 Biblias, ninguna más significativa que la primera en confirmar el valor de la obra. Una carta de un joven recluso que describía la obra de Dios en la vida de un amigo.

"Hemos pasado incontables horas juntos leyendo y estudiando la Palabra de Dios, orando y compartiendo nuestra fe," dijo el recluso, y añadió que el joven ahora predica en la prisión, inclusive a los reclusos que no están permitidos en los servicios regulares.

"Él tiene permiso de predicar a lo más oscuro de la oscuridad, los prisioneros de máxima seguridad," dijo Sue.

Muchos de los que están encarcelados en la cárcel del condado van a completar sus sentencias en otras instituciones correccionales donde se unen o comienzan grupos de estudio bíblico y de oración.

FBC Rusk envía la versión tradicional, la Life Recovery Bible (versión para la recuperación de las adicciones) y Biblias en español. Incluidas en cada Biblia hay cartas escritas a mano con versículos junto con oraciones, materiales que explican el plan de salvación y el bautismo, información de cómo seguir a Jesús, guías de lectura de la Biblia y de oración, devocionales y listas de albergues e iglesias.

Cada Biblia llega con una invitación a orar por el ministerio, del que muchos prisioneros escriben para decir que es lo que están haciendo.

"Queremos que sepan que D.M. y yo y el resto de nuestros hermanos aquí en el dormitorio Base de Fe (64 de nosotros) hemos estado orando por ustedes y el ministerio, orando para que el Señor Dios les envíe ayuda proveyendo el dinero de manera que puedan mantenerse bendiciendo a la gente con Biblias y materiales," escribió un recluso, y concluyó citando 2 Corintios 9:10.

Libertad con Cristo documenta cada Biblia distribuida y las cartas recibidas. Escritores voluntarios de cartas trabajan para preparar las Biblias y los materiales para enviar. Alrededor de 100 cartas de reos que expresan gracias o piden Biblias llegan cada semana, muchas con anécdotas inspiradoras.

"Vi a un compañero joven aquí que estaba muy perdido, asustado y solo," escribió un reo transferido recientemente. "Lo miré sacando su Biblia de un sobre y reconocí el membrete. Así que le pregunté si los conocía a ustedes y el ministerio de los martes; dijo que sí mientras buscaba. Fue como si el miedo lo dejara y la esperanza llenara su día. Ahora nos encontramos y estudiamos juntos."

La iglesia presupuesta para el ministerio de la prisión, dijo Givens, pero la demanda ha excedido el presupuesto. La provisión de Dios para Libertad con Cristo llega algunas veces de maneras inesperadas, indicó Sue, y añadió que preparar y enviar Biblias puede costar $5,000 al mes. 

En una ocasión los voluntarios estaban orando usando el Salmo 50:10, el pasaje dice que el Señor es el dueño del ganado que está en el bosque y en los cerros. Un caballero llegó con un cheque, y explicó que había vendido su "mejor vaquilla" para donar el dinero para las Biblias.

El número 153 se volvió significativo en otra ocasión cuando los voluntarios estudiaban Juan 21, donde los discípulos recogieron 153 peces en su red. La semana siguiente, un pastor de Frost, Texas, llamó para decir que había recibido una carta con un cheque y una nota que decía: "Compren 153 Biblias Life Recovery."

Y en un encuentro, los voluntarios estaban descargando un carro lleno de Biblias en la oficina postal cuando una pareja se detuvo para hacer preguntas. Antes de irse, le dieron al grupo un cheque por la cantidad del porte debido.

"Ellos no tenían ninguna idea de que todas esas Biblias estaban siendo enviadas por fe," dijo Sue. "No había fondos para pagar el franqueo. Pero sabíamos que si Dios proveyó las Biblias, él les pondría las estampillas."

Las mayores necesidades del ministerio son la oración y la provisión de Biblias, dijo ella. Cerca de 500 reos están esperando Biblias.

* Apellido retenido por razones de seguridad.

Jane Rogers es corresponsal de Southern Baptist TEXAN (texanonline.net), publicación de noticias de los Bautistas del Sur de la Convención de Texas.
¿YA SE SUSCRIBIÓ A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO? Reciba Baptist Press directamente en su buzón de correo electrónico suscribiéndose a nuestro boletín informativo a través de bpnews.net/SubscribeBP.
Download Story