Recibe aplausos la nueva ley antiabortista del Departamento de Servicios Humanos y de Salud

iStock foto
WASHINGTON (BP) -- La nueva ley de la administración Trump para erradicar los fondos para la planificación familiar que van a Planned Parenthood y a otras organizaciones que realizan abortos recibió comentarios positivos por parte de los líderes antiabortistas.

El Departamento de Servicios Humanos y de Salud (HHS), emitió una regulación final el 24 de febrero que prohíbe el uso del dinero del Título X "para realizar, promover, dar referencias médicas, o apoyar el aborto como un método de planificación familiar." La ley, publicada como una propuesta en junio, exige "una separación financiera clara y física" entre los programas del Título X y los programas que no son del Título X donde el aborto se promueve como un método de planificación familiar.

Siendo el programa del gobierno para la planificación familiar, el Título X sirve a unos cuatro millones de estadounidenses -- particularmente a aquellos con bajos ingresos.

La Regla de la Protección de la Vida, como se le ha etiquetado, cortaría cerca del 10 por ciento del dinero del gobierno que anualmente va a Planned Parenthood, el cual se dice que recibe $50-60 millones anuales a través del Título X. Planned Parenthood Federation of America (PPFA) y sus afiliados recolectaron $563.8 millones en subvenciones y reembolsos del gobierno y realizaron más de 332,757 abortos en el año más reciente del cual se han publicado sus estadísticas.

PPFA, el principal proveedor de abortos en el país, mostró un valor neto de $1.88 billones al final del año fiscal más reciente.

Russell Moore, el bautista del sur experto en ética, expresó gratitud por la acción de la administración "que declara sin lugar a duda que la planificación familiar no incluye el aborto."

Moore, presidente de la Comisión de Ética y Libertad Religiosa (ERLC), denominó a la regla de HHS "un paso responsable hacia nuestra meta de separar totalmente los fondos de los impuestos de Planned Parenthood y la industria del aborto. Sin aborto, no habría Planned Parenthood porque, según su propia presidenta, esa es su 'misión primordial.'"

"Sabemos que esta industria impulsada por las ganancias, la cual devalúa la vida humana y explota a las familias, hará todo lo que esté en su poder para maniobrar alrededor de esta regla mientras busca usar los dólares de los contribuyentes de impuestos para hacer abortos," dijo en uno comentarios escritos para Baptist Press. "Siendo este su caso, estamos agradecidos por estas regulaciones de HHS y continuamos llamando al Congreso para que tome acciones legislativas. No pararemos hasta que el aborto ya no sea apoyado ni siquiera con un centavo de los contribuyentes de impuestos."

Marjorie Dannenfelser, presidenta de Susan B. Anthony List, agradeció al presidente Trump y al secretario de HHS, Alex Azar, por garantizar que el Título X "sea verdaderamente uno que financia la planificación familiar, no el aborto."

El Título X "no tenía la intención de ser un fondo para acciones ilegales" para Planned Parenthood y otros negocios abortistas, dijo en unos comentarios escritos.

Catherine Glenn Foster, presidenta de Americans United for Life (AUL), comentó sobre la nueva regla. "Es la política de postura desde hace años en AUL que los fondos apropiados o controlados por los gobiernos federales y estatales deben separarse del subsidio de los proveedores de abortos optativos y redirigirse hacia el cuidado preventivo e integral de la salud de la mujer," dijo en un boletín de prensa.

Los oficiales de Planned Parenthood y otros defensores de los derechos del aborto condenaron la regulación.

Leana Wen, presidenta de PPFA, describió la regla como "inconsciente y falta de ética."

"El cuidado de la salud reproductiva es cuidado de la salud y el cuidado de la salud es un derecho humano básico," dijo en una declaración escrita.

En el Congreso pasado, las organizaciones antiabortistas instaron a los republicanos a cumplir su promesa de quitarle los fondos a Planned Parenthood, pero no pudieron hacerlo, aunque tenían la mayoría en ambas cámaras y un presidente que apoyaba sus esfuerzos. Los demócratas, quienes apoyaban los fondos para el aborto y para Planned Parenthood, ahora controlan la Cámara de Representantes.

Para que Planned Parenthood y otros proveedores de abortos reciban fondos del Título X, deben someterse a los requisitos de la separación financiera dentro de los próximos 120 días y cumplir con los mandatos de la separación física dentro del transcurso de un año.

La nueva regla de HHS también:

--Pone fin al requisito de que los recipientes del Título X deben proveer consejería sobre el aborto y una referencia médica, pero no prohíbe la consejería no directiva en cuanto al aborto.

--Provee protección a las víctimas del abuso sexual, tráfico sexual y otras formas de sexo forzado.

Moore y más de 80 líderes antiabortistas instaron a Azar en una carta de mayo a que emitiera una regla del Título X como la que acaba de anunciar HHS.

Los mensajeros que asistieron a la reunión de la CBS en el 2017 adoptaron una resolución para quitar los fondos a Planned Parenthood en todos los niveles del gobierno y denunciar las "prácticas y agenda inmorales" de la organización. Una de las prioridades de la agenda legislativa de la CELR en el 2019 es quitarle los fondos a Planned Parenthood.

Tom Strode es el corresponsal en jefe del buró en Washington de Baptist Press, la agencia de prensa de la Convención Bautista del Sur.
¿YA SE SUSCRIBIÓ A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO?Reciba Baptist Press directamente en su buzón de correo electrónico suscribiéndose a nuestro boletín informativo a través de bpnews.net/SubscribeBP.
Download Story