EDITORIAL: Matrimonios Sólidos

NOTA DEL EDITOR: La columna First-Person (De primera mano) es parte de la edición de hoy de BP en Español. Para ver historias adicionales, vaya a http://www.bpnews.net/espanol.

GRAPEVINE, Texas (BP) -- La condición actual de muchos matrimonios en el mundo es que están llenos de inquietud, intranquilidad y preocupaciones. A causa de esto, muchas veces los matrimonios corren peligro y son propensos a llegar a un estado violento. Surgen peleas fuertes, abusos físicos y se dicen palabras fuertes y feas uno a otro que después causa dolor entre la pareja.

La verdad es que muchos quieren y desean que su matrimonio siga adelante y tienen la esperanza de que todo va a salir bien; pero sigue la discordia y cada vez vemos separaciones y a final llegan los divorcios.

Dios desea que los matrimonios sean sólidos y firmes, "hasta que la muerte los separe", como es la frase que se usa cuando se casa una pareja.

Desde el principio de la creación Dios hizo el diseño perfecto para el matrimonio. La primera pareja, Adán y Eva, fueron el plan perfecto para mostrar un matrimonio sólido aquí en la tierra.

Dios creó al mundo, las aguas y las estrellas y entonces Dios formó de la tierra el hombre.

"Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente." Génesis 2:7

Pero después vemos que Dios dice que el hombre no debe estar solo. El hombre que Él formó necesitaba una ayuda idónea.

"Y dijo Jehová Dios, no es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él." Génesis 2:18

Nuestro Dios todopoderoso mostrando Su amor sobre el hombre, le hace una cirugía divina sobre su cuerpo. De una de las costillas Dios formó algo bello que llamó Varona. Ella fue su esposa y fue su mujer. Y es muy interesante y tiene mucho significado que Dios creó a Eva del lugar más cerca del corazón de Adán. Desde el principio Dios puso en marcha el plan perfecto para el matrimonio y nos dio el manual de instrucciones para el matrimonio de hoy a través de Su palabra.

"Entonces Jehová Dios hizo caer sueño profundo sobre Adán, y mientras este dormía, tomó una de sus costillas, y cerró la carne en su lugar. Y la costilla que Jehová tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre. Dijo entonces Adán: Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; ésta será llamada Varona, porque del varón fue tomada." Génesis 2:21-23

Dios hizo al hombre y a la mujer para que tuvieran un matrimonio sólido. Los siguientes son tres principios que podemos aplicar para cumplir con la obra que Él empezó.

1. El principio de la prioridad. Dios diseñó el pacto matrimonial. Es una relación íntima entre el hombre y la mujer, es más importante que cualquiera otra relación humana. Pero la relación más íntima y más importante del hombre y la mujer es su relación personal con Cristo Jesús, y a la vez dejar que el Señor sea el centro de su vida matrimonial.

"Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas serán añadidas." Mateo 6:33

2. El principio de la felicidad. La felicidad en el matrimonio viene cuando reconocemos que el verdadero amor viene de Dios.

"Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios …" I Juan 4:7ª

La felicidad viene en diferentes momentos, y es muy importante recordarlos cuando los malos tiempos vengan. La armonía en el hogar surge cuando hay un respeto mutuo entre la pareja. Debemos de trabajar diariamente para hacer uno al otro feliz, mostrando el amor de Cristo, de la otra manera se da pie para que el matrimonio fracase.

3. El principio de la posesión. En el matrimonio el hombre y la mujer son una sola carne. La confianza y la intimidad es clave para una relación matrimonial.

"Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne." Génesis 2:24

Y el sexo fuera del matrimonio está prohibido y constituye pecado porque está en contra de las leyes de Dios.

"Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla; pero a los fornicarios y a los adúlteros los juzgará Dios." Hebreos 13:4

Hoy en día muchos fallan a sus parejas por las tentaciones que el mundo ofrece. Tenemos a nuestra disposición herramientas que se pueden usar para mal, como el internet. Debemos de estar vigilantes y recordar que Satanás está siempre buscando a quien devorar.

Si los matrimonios viven conforme a la Palabra de Dios y ponen a Cristo primero en su hogar entonces tendremos matrimonios sólidos y reflejaran el amor de Dios.

¡Sigamos compartiendo con todo el mundo que Cristo es el único que puede dar la salvación eterna!

Mike Gonzales es Director de los Ministerios Hispanos, Convención de los Bautistas del Sur de Texas.
Download Story