EDITORIAL: LLegó el 2019: ¡Adelante!

NOTA DEL EDITOR: La columna First-Person (De primera mano) es parte de la edición de hoy de BP en Español. Para ver historias adicionales, vaya a http://www.bpnews.net/espanol.

SPRINGFIELD, Tenn. (BP) -- Un año entero acaba de quedar en la historia. ¿Qué haremos? ¿Hacia dónde iremos? Éxodo 14:15 puede servirnos como una brújula para esta nueva etapa que abre sus puertas de par en par. Esta brújula puede ayudarnos a buscar el camino de la sabiduría y una vida llena de propósito. Puede alentarnos a mirar hacia arriba, crear nuevos sueños y embarcarnos en una aventura inolvidable de fe.

"Luego el Señor le dijo a Moisés: '¿Por qué clamas a mí? ¡Dile al pueblo que se ponga en marcha!"' (NTV). El enfoque para el pueblo de Dios es extenderse hacia aquello que Dios ha puesto delante de el. No podemos quedarnos atrás, atascados en el pasado y conformarnos con aquello que está incompleto. Hay nuevos caminos por andar y brechas nuevas de fe que atravesar.

En primer lugar, ir hacia adelante es un llamado ineludible para aquellos que siguen a Dios. Si conoces a Cristo de una manera personal y real, el te invita a no eludir este llamado. Te extiende una oportunidad para crecer y profundizar en intimidad este nuevo año. Ignorar su voz resultará peligroso y desconcertador. Así como los israelitas levantaron la vista y se llenaron de pánico al ver que los egipcios los alcanzaban, nosotros también podemos llenarnos de angustia al mirar las circunstancias, pensar en lo que puede suceder y los múltiples desafíos de la vida.

En segundo lugar, ir hacia adelante es una necesidad imperiosa para los creyentes. Después que los israelitas dieran la vuelta y acamparan cerca de Pi-hahirot, entre Migdol y el mar Rojo, a lo largo de la orilla, faraón salió a perseguirlos. Este pensó "¡quedaron atrapados en el desierto!". Sin salida y sin esperanza, pensaba que el pueblo de Dios se quedaría inmóvil y sumergido ante semejante desafío. Esto es posible, si no avanzamos. Pero Dios, aún en medio de los problemas más difíciles y complejos de la vida, es capaz de abrir nuevas sendas si decidimos seguirle. Es posible que te sientas atascado en una situación. Te encuentras sin fuerzas después de haber luchado tanto en poder resolver un problema. Pareciera que ya no puedes más. Estás acampando entre Migdol y la orilla de un mar que se estremece con furia. Sus olas no se detienen. Los egipcios te persiguen con todos sus caballos y sus carros de guerra. Sus conductores y tropas están a punto de alcanzarte. No tengas miedo. Clama al Dios del 2019. El es se mismo Dios que te sostuvo en el 2018 y te sostendrá siempre. Prosigue hacia delante y observa como te rescata. Peleará por ti. Te dará fuerzas para seguir adelante.

En tercer y último lugar, ir hacia delante es una posibilidad gloriosa. El 2019 se presenta como una página en blanco por escribir, una canción nueva que cantar y grandes oportunidades que aprovechar. No tengas miedo. "Esos egipcios que ahora ven, jamás volverán a verlos". Permanece tranquilo. "¿Por qué clamas a mí?" Dios te anima a ponerte en marcha. Toma lo que tengas y sigue a Dios con todo tu corazón. No mires hacia atrás ni pienses que tus recursos actuales son insuficientes. Tener a Dios es tener todo lo que necesitas para avanzar hoy. No te detengas esperando algunas cosas para decidir hacer su voluntad. Con decisión, levántate y avanza porque esta es tu oportunidad gloriosa. Dios manifestó su gloria por medio del faraón y de todo su ejército al ver a su pueblo obedecerle. Así, el está esperando por ti en este nuevo año al obedecerle. Ve hacia delante. Progresa poco a poco. No pares. Desea mostrar su gloria de una manera milagrosa y sobrenatural cuando avances. El Dios imparable te dice: ¡Adelante!

Luís R. Lopez es coordinador de ministerio Hispano en la Asociación Bautista del Condado Robertson en Springfield, Tenn.
Download Story