Los niños y Santa Claus: Consejos de Greear y de experto de LifeWay

NASHVILLE (BP) -- Navegar el "sorprendentemente tema emocional" de qué decirles a los niños acerca de Santa Claus/Papá Noel requiere gracia hacia otros y un enfoque en Jesús, dijeron el presidente de la Convención Bautista del Sur, J.D. Greear y el estratega de familia y matrimonio de Recursos Cristianos LifeWay, Joshua Straub.

iStock
Greear discutió sobre los niños y Santa Claus -- a lo que él llamó "un sorprendentemente tema emocional para muchas personas" -- en el episodio del 10 de diciembre de su podcast "Pregúntenme Cualquier Cosa." Straub escribió sobre eso en una publicación del 30 de noviembre en el blog LifeWay Voices.

Entre los principios enfatizados por ambos: Cada familia debe seguir sus propias convicciones sin juzgar o desacreditar a los creyentes que difieren.

Greear, pastor de la Iglesia The Summit en Raleigh-Durham, Carolina del Norte, dijo que "muchas familias analizan esto diferentemente...habiendo criado cuatro hijos que ahora están en sus años adolescentes, estoy más dispuesto cada año, creo, a mostrar más gracia en este aspecto."

Straub instó a las familias a "seguir sus convicciones" pero "sin juzgar a otros por la forma en la que ponen en práctica sus propias tradiciones navideñas (vean Romanos 14). Además, hay mucha vergüenza de los padres andando por ahí hoy en día."

En la familia de Greear, él y su esposa Veronica le dieron lugar a la "fantasía" de Santa Claus cuando sus hijos estaban pequeños, dijo, luego les dijeron la verdad a medida que crecían y hacían preguntas directas. Él reconoció que su manera de manejar el tema de Santa Claus no es la única forma en la que los creyentes consagrados pueden navegar el tema.

"No me siento cómodo diciéndoles una mentira directa a mis hijos acerca de ninguna cosa," dijo Greear. Sin embargo, "hay un lugar apropiado y no dañino para la fantasía en la vida de cada niño. Debido a esto, no me molesta tener juegos de niños cuando ellos están pequeños."

Cuando los hijos de Greear, que ahora se encuentran entre los 8 y los 15 años, tenían menos de cinco años, J.D. y Veronica "hablaban de Santa Claus como si él fuera real" con "un guiño" en los ojos, dijo Greear.

Cuando los niños de Greear eran pequeños y preguntaban directamente acerca de Santa Claus, él les pedía su opinión y luego "rápidamente cambiaba de tema," dijo. Cuando maduraron, reconocieron la verdad.

Darle lugar a la fantasía de Santa Claus, dijo Greear, no afectó su habilidad para decirles a los niños la verdad acerca de Jesús.

"Si ellos no pueden decir la diferencia entre una pequeña fantasía que ustedes juegan juntos en un tiempo particular del año" y "un Salvador al que le han dedicado su vida...entonces yo diría que ustedes tienen un problema mayor que simplemente seguirle el juego a una fantasía."

Straub, psicólogo de niños que ha escrito o ha sido coautor de cuatro libros, ofreció varias "sugerencias para manejar como cristianos el asunto de Santa Claus," sin tener en cuenta si las familias optan por seguirle el juego a la fantasía. Entre ellas:

-- "No usen a Santa Claus para manipular el comportamiento de sus niños."

"A riesgo de sonar como un agua fiestas, Santa Claus no hace una lista y la revisa dos veces," escribió Straub. "Dios, por otra parte, realmente conoce el corazón de sus hijos. Los valores y la disciplina que inculcamos en nuestros hijos a través del año no deben estar basados en un personaje ficticio, sino en Dios que sabe inclusive el número de cabellos que hay en la cabeza de nuestros hijos."

-- "Establezcan una relación de confianza con sus niños."

Citando una investigación del 2016 en el diario The Lancet, Straub advirtió que las "vulnerables" relaciones padre-hijo(a) pueden ser dañadas por mentiras "implicadas" y "de larga duración" sobre Santa Claus. Sin embargo, en hogares "emocionalmente seguros" que "le dan un alto valor al nacimiento de Jesús" y muestran fuertes relaciones padre-hijo(a), lo que se dice de Santa Claus "no es el problema."

-- "Enséñenles a sus hijos sobre el verdadero San Nicolás."

"El término Santa Claus está derivado del nombre San Nicolás, un verdadero y reverenciado santo cristiano del siglo IV, quien llegó a ser conocido por secretamente darles regalos a otros," escribió Straub. "Nota: Él les dio presentes a las personas no con base en sus comportamientos, sino para secretamente bendecirlos."

-- "Enfóquense en el nacimiento de Jesús."

"Sin importar sus convicciones personales sobre Santa Claus, pase más tiempo hablando del nacimiento de Jesús que del vivaracho San Nicolás," escribió Straub. "... Si él llega a la escuela de ellos o si lo vemos en una película de Navidad, hablamos sobre Santa Claus, pero también lo usamos como una manera de dirigir a nuestros niños a Jesús."

Al final, los Straub "ponen leche y galletas la noche antes de Navidad," escribió. No obstante, esa práctica "palidece en comparación con la fiesta de cumpleaños que nuestra familia tiene para Jesús."

David Roach es corresponsal nacional en jefe de Baptist Press, el servicio de noticias de la Convención Bautista del Sur. BP reporta sobre misiones, ministerio y testimonio llevados adelante mediante el Programa Cooperativo y sobre intereses de los bautistas del sur nacional y globalmente.
Download Story