'El bosque explotó' en medio de rescate del fuego de pastor

El fuego en el norte de California, con 29 muertes confirmadas a la fecha, está entre los incendios más mortíferos en la historia de California.
Captura de pantalla de la CBSnews.com
MAGALIA, Calif. (BP) -- Cuando uno de los más mortales incendios en la historia del estado azotó la ciudad de Magalia al norte de California, el pastor Doug Crowder no alcanzó a predicar su sermón del Día de los Veteranos acerca del riesgo de muerte para salvar a otros. Pero tuvo que vivirlo.

Con el fuego acelerando hacia Magalia en las tempranas horas de la mañana del 9 de noviembre, Crowder, pastor de la Iglesia Bautista Magalia Pines, introducía en los vehículos a alrededor de 30 personas que no habían podido evacuar la ciudad. Ellos se habían albergado en el edificio de la iglesia con él y otros cuatro miembros de la iglesia. "Estábamos en la calzada planeando salir," le dijo Crowder a Baptist Press en medio de lágrimas, "y el mundo entero estalló."

No había habido fuego en los negocios adyacentes o en el bosque, dijo. Pero súbitamente "el bosque explotó. El restaurante Subway al otro lado de la calle explotó, y a todos lados de nosotros había fuego."

Así que los miembros de la iglesia se apresuraron a meter a la gente adentro del edificio y oraban -- mientras miraban las llamas dispararse horizontalmente entre los edificios y oían los galones de propano explotando en una ferretería al lado.

Cuando salieron al día siguiente, todo alrededor de la iglesia había sido incinerado, pero "nosotros estábamos completamente ilesos -- totalmente," dijo Crowder. "Las hojas de otoño todavía estaban en los árboles" en la propiedad de la iglesia.

El incendio comenzó el 8 de noviembre y rápidamente niveló Magalia, hogar de cerca de 12,000 residentes a 144 kilómetros al norte de Sacramento, adyacente a Paradise, donde viven cerca de 27,000 personas. Las 29 muertes confirmadas por el incendio hasta hoy (12 de noviembre) igualaron al más mortal fuego en la historia de California. Ha destruido más de 6,700 estructuras, la mayoría de ellas casas, de acuerdo con los reportes de los medios. Hasta el 11 de noviembre, 228 personas estaban todavía desaparecidas en el área afectada y las llamas continuaban ardiendo.

La mayoría de los residentes de Magalia y Paradise evacuaron, pero Crowder se quedó atrás para ayudar a los ancianos, los desamparados, aquellos sin suficiente gasolina para sus vehículos y otros que no pudieron evacuar.

Con el edificio de Magalia Pines como la única estructura a salvo en la ciudad, la congregación espera volver la tragedia en una oportunidad para continuar el ministerio.

"Van a pasar años antes de que vuelva a ser una ciudad," dijo Crowder. "Pero durante todo el tiempo, nuestra iglesia se encontrará allí y nuestra iglesia estará ministrando."

La instalación de la iglesia albergó a los bomberos el domingo en la noche, dijo Crowder, cuya casa fue destruida junto con las casas de cerca del 75 por ciento de los 100 asistentes a la iglesia. Con asistencia de la Convención Bautista del Sur de California (CSBC) el ministerio de alivio en desastres, Magalia Pines planea comenzar a alimentar a la comunidad y ayudar a la gente a limpiar tan pronto como se le permita al público regresar a la ciudad, probablemente a finales de esta semana o inicios de la siguiente semana.

"Este es el peor impacto de un incendio" que yo haya visto, dijo Mike Bivins, director de alivio en desastres de CSBC, e indicó que ha estado ministrando en California desde los 1980s.

Los trabajadores de AD esperaban llevar suministros a Magalia el 12 de noviembre, incluyendo agua y generadores. La meta es "ser como un centro comunal cuando la gente vuelva e inspeccione sus propiedades completamente quemadas," dijo Bivins.

Charles Woods, director de misiones de la local Asociación Bautista Sierra Butte, le dijo a BP que otras tres iglesias bautistas del sur han sido afectadas por el incendio, con la muerte de un miembro reportada por lo menos en una de esas congregaciones. Ninguna de las iglesias ha perdido su edificio, pero todas las casas de los pastores fueron destruidas.

Aun así, los pastores quieren "poder abrir esas iglesias en ministerio a la gente cuando vuelva," dijo Woods. Él pidió oración por las familias de los fallecidos, por aquellos que perdieron todas sus posesiones y por la seguridad de los que todavía están desaparecidos.

Crowder dijo que él había planeado usar como ilustración en su sermón del Día de Los Veteranos el 11 de noviembre un pin en su boina militar de sus días de paracaidista de rescate de la Fuerza Aérea en Vietnam. El pin dice: "Estas cosas las hacemos para que otros vivan." Ahora el pin junto con su casa ya no están, y el sermón nunca fue predicado.

"No alcancé a predicarlo," dijo Crowder, "pero alcanzamos a vivirlo."

En noticia relacionada, dos personas han muerto en el incendio Woolsey del sur de California. Los capellanes de AD han estado activos en respuesta.

David Roach es corresponsal en jefe de Baptist Press, el servicio de noticias de la Convención Bautista del Sur.
¿YA SE SUSCRIBIÓ A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO? Reciba Baptist Press directamente en su buzón de correo electrónico suscribiéndose a nuestro boletín informativo a través de bpnews.net/SubscribeBP.
Download Story