Los salarios de los pastores no le siguen el paso a la inflación

Imagen: iStock/Se requiere permiso de licencia.
NASHVILLE (BP) -- Durante los últimos dos años, las remuneraciones para los pastores y los empleados de las iglesias bautistas del sur que trabajan tiempo completo se están quedando atrás en relación con el crecimiento del costo de vida. Además, la cobertura de su seguro médico sigue siendo poca, esto según el Estudio de Remuneración en las Iglesias de la CBS, hecho en el 2018.

El estudio bienal es un proyecto en conjunto entre las convenciones bautistas estatales, GuideStone Finalcial Resources y LifeWay Christian Resources. Se colectaron datos, anónimamente, sobre la remuneración y las congregaciones entre los ministros y el personal de oficina y limpieza de las iglesias bautistas del sur y las misiones que funcionan como iglesias.

Según el reporte del 2018, las iglesias bautistas del sur usan un promedio del 51 por ciento de su presupuesto en gastos de personal. Este fue el primer año que se ha analizado este tipo de gasto.

Aumenta la remuneración

Durante los últimos dos años, la remuneración (salario más gastos de vivienda) aumentó el 3.8 por ciento para los pastores bautistas del sur, con contrato de tiempo completo. Para los ministros de tiempo completo en el personal de la iglesia aumentó 1.5 por ciento y 2.3 por ciento para el personal de oficina trabajando tiempo completo. El Índice Nacional de Precios al Consumidos reportado por el Departamento del Trabajo de los EEUU (CPI-U) ha aumentado 4.6 por ciento durante el mismo periodo de dos años.

"Después de un periodo de inflación muy baja, el costo de vida se ha ido ajustando al crecimiento típico en los precios al consumidor," dijo Scott McConnell, director ejecutivo de LifeWay Research. "Las iglesias que no pueden reflejarlo en sus sueldos van a afectar a su personal."

Los factores que se relacionan con la compensación para el pastor principal incluyen la asistencia semanal a la iglesia, el nivel académico, y la cantidad total de años de experiencia. Las iglesias grandes tienden a pagar más a sus pastores, según muestra el estudio. Por cada 100 asistentes adicionales, la compensación para un pastor en una situación similar aumenta un promedio de $3,641 en su salario anual.

Una remuneración mayor también está conectada con su nivel educativo. Quienes cuentan con un grado universitario pueden ganar un promedio de $5,681 más que los pastores con cualificaciones similares, pero sin educación universitaria o un grado de bachiller asociado. Estudios de maestría o doctorado corresponden con un aumento en la compensación de $5,754 y $10,868, respectivamente, cuando se les compara con los graduados de una licenciatura.

Los años de experiencia también aumentan la remuneración. Los pastores ganaron $358 adicionales por cada año de experiencia en el ministerio. En contraste, por cada año adicional de edad del pastor comparado con otro individuo similar predice una compensación de unos $500 más.

"Es verdad que no puedes ganar un año más de experiencia sin envejecer un año también. Pero la edad y la experiencia están en relaciones opuestas en cuanto a la remuneración para el pastor," dijo McConnell. "Cuando la edad y otros factores son similares, el aumento en el salario se relaciona con una mayor experiencia. Cuando la experiencia laboral y otros factores son similares, un aumento en la edad está relacionado con un salario menor. Quienes se convierten en pastores al pasar de los años reciben una remuneración menor."

Disminución de las prestaciones

En general, el crecimiento en el valor de todo el paquete de compensación (salario, fondo para el retiro, gastos de vivienda y otras prestaciones, incluyendo en seguro médico) para los pastores principales (4.4 por ciento) es un poco menor que la velocidad de la inflación. Sin embargo, el crecimiento en los paquetes de compensación para los ministros de tiempo completo (1.3 por ciento) y para el personal de la oficina (1.5 por ciento) cayó por debajo del ritmo de la inflación.

"Siempre nos hemos esforzado por asegurarnos que las iglesias cuiden a su personal apropiadamente," dijo Greg Love, quien provee liderazgo para el equipo de GuideStone relacionado con el fondo para el retiro de los empleados de las iglesias.

"Una iglesia puede maximizar sus recursos limitados al implementar un plan de remuneración sano, estructurado y no un sistema de un solo pago. Esto le permite a la iglesia proveer salarios y prestaciones adecuadas para sus empleados y sus familias, incluyendo cobertura de seguro de vida y gastos médicos," dijo Love. "Además, le da el poder a la iglesia para que pueda proveer estas importantísimas contribuciones para el fondo de jubilación de sus obreros ministeriales. Estas tareas tan significativas se pueden lograr mientras la iglesia navega una mayordomía financiera inteligente, capacita a los creyentes para la obra del ministerio y se esfuerza por lograr un impacto en el Reino."

GuideStone provee muchos recursos para las iglesias que estén buscando establecer, restructurar o evaluar sus paquetes de salarios y prestaciones para sus ministros y personal. Los recursos gratuitos están a su disposición en GuideStone.org/CompensationPlanning.

El estudio del 2018 encontró que la mitad (50 por ciento) de las iglesias que participaron en el sondeo proveen algún tipo de cobertura médica para el pastor principal que trabaja tiempo completo. Este hallazgo coincide con el de hace dos años, pero es 60 por ciento menor comparado con el 2014.

Veintitrés por ciento de las iglesias pagan el seguro médico del pastor principal y su familia, el 17 por ciento lo provee para el pastor principal y su familia y el 9 por ciento solamente para el pastor principal. La mitad de las iglesias no proveen cobertura de gastos médicos.

Las iglesias con una mayor asistencia promedio semanal tienden a proveer algún tipo de cobertura de gastos médicos para el pastor principal. Casi tres cuartos (74 por ciento) de las iglesias con una asistencia de 250 o más personas en su culto semanal proveen por lo menos algo de seguro médico. La mitad (52 por ciento) de las iglesias con una asistencia semanal promedio de 100-249 personas proveen algo de seguro médico, un porcentaje mayor que las iglesias con una asistencia promedio de 50-99 (44 por ciento) o las iglesias con menos de 50 personas (34 por ciento).

Algunas iglesias también proveen prestaciones adicionales en su seguro para el pastor principal, incluyendo seguro de vida y/o seguro de accidentes, seguro en caso de discapacidad (25 por ciento), seguro dental (24 por ciento) y seguro para la vista (11 por ciento).

Una variedad de factores también influencian la cantidad de tiempo de vacaciones que recibe un pastor. Las iglesias más grandes tienden a dar más tiempo, comparado con los pastores que tienen capacitación similar que reciben un día adicional por cada 271 asistentes semanales. Las vacaciones también varían un poco según la región. Los pastores en el sur del país tienden a recibir menos tiempo vacacional, con un promedio de 1.8 días menos que los pastores en circunstancias similares, pero radicando en el noreste; 0.8 menos días para quienes viven en el oeste central y 1.1 menos días para los del oeste del país.

Los pastores con una licenciatura, maestría o doctorado añaden un promedio de 3.8 o 4.8 días de vacaciones, respectivamente, comparados con aquellos que no cuentan con una educación universitaria.

El sondeo 2018 realizado a través del internet estuvo abierto desde el 1º de febrero hasta el 6 de julio del 2018. La información colectada anónimamente de los 6,894 pastores de tiempo completo que respondieron este sondeo está disponible en www.lifeway.com/compensationsurvey.

Carol Pipes es la directora de comunicación corporativa en LifeWay Christian Resources.
Obtenga los encabezados y las últimas noticias en Twitter Twitter.com/BaptistPress, Facebook Facebook.com/BaptistPress y en su correo electrónico baptistpress.com/ SubscribeBP.asp.
Download Story