La corte alta anula sentencia en contra de florista

Imagen: iStock/Se requiere permiso de licencia.
WASHINGTON (BP) -- La Corte Suprema de EE.UU. proveyó una directiva prometedora hoy (25 de junio) en el esfuerzo continuado de dueños de negocios para practicar sus convicciones de fe.

Los jueces publicaron un decreto que anuló una sentencia de la corte baja en contra de la florista del estado de Washington, Barronelle Stutzman, una bautista del sur que declinó diseñar flores para una boda del mismo sexo. La orden también instruyó a la Corte Suprema de Washington a reconsiderar su anterior decisión a la luz del veredicto del 4 de junio de los jueces a favor del artista repostero que rehusó diseñar y decorar un pastel en celebración de la boda de dos hombres.

En esa decisión 7 a 2, la corte alta dictaminó que la Comisión de Derechos Civiles de Colorado infringió la cláusula del ejercicio de la libertad religiosa de la Primera Enmienda y demostró en su acción "hostilidad religiosa" hacia Jack Phillips, dueño de Masterpiece Cakeshop.

La Comisión de Libertad Religiosa y Ética (ERLC) aplaudió el fallo de la Suprema Corte.

"Estamos animados de que la Suprema Corte decidiera darle a Barronelle un nuevo día en corte," dijo Travis Wussow, vicepresidente de política pública y asesor general de la ERLC.

"A lo largo del proceso en la corte del estado de Washington, las sinceras creencias religiosas mantenidas por Barronelle no fueron tratadas ni con respeto ni con dignidad," le dijo Wussow a Baptist Press en comentarios escritos. "Nadie debe ser castigado por la corte por sus creencias religiosas, y anhelamos continuar apoyando a Barronelle en su caso."

Defensores y oponentes de la apelación de Stutzman ofrecieron puntos de vista supremamente diferentes a la sentencia de la corte alta.

Kristen Waggoner de la Alianza en Defensa de la Libertad (ADF) dijo que la corte alta "pidió correctamente" que la Suprema Corte de Washington reevaluara su sentencia en contra de Stutzman a la luz del veredicto de Masterpiece Cakeshop.

Los esfuerzos del procurador general de Washington, Bob Ferguson "para castigarla debido a sus creencias acerca del matrimonio son tan inadmisibles como los esfuerzos de Colorado por castigar a Jack Phillips y a Masterpiece Cakeshop," dijo Waggoner en una conferencia de prensa telefónica el 25 de junio. La corte de Washington debió reconocer conforme a la decisión de Masterpiece "que la hostilidad hacia la gente que practica una fe no tiene lugar en nuestra sociedad," dijo.

Waggoner, vicepresidente sénior de la división legal EE.UU. de ADF, argumentó a nombre de Phillips y su establecimiento ante la Suprema Corte.

La Campaña de Derechos Humanos (HRC), mientras tanto, le restó importancia al efecto de la sentencia.

La Suprema Corte "no indicó que hubiera algo malo" con la decisión de la corte de Washington, dijo la directora legal de HRC, Sarah Warbelow en una declaración escrita. "... no hay indicación de que hubiera fallas en la aplicación de la ley de derechos civiles [en el caso Stutzman]. Vemos esta decisión como una noticia animadora de que la justicia prevalecerá" y que la Suprema Corte de nuevo propugnará las leyes del estado.

ADF, que representa a Stutzman, espera que la Suprema Corte de Washington "siga la ley," dijo Waggoner. Si no lo hace, ADF regresará a la Suprema Corte de EE.UU. para obtener una decisión final, dijo.

Las leyes estatales y los decretos de la corte -- y especialmente la legalización del matrimonio gay de 2015 de la Suprema Corte -- les ha traído intensa presión a los cristianos y a otras personas practicantes de su fe que creen que el matrimonio es solamente entre un hombre y una mujer. Esto ha sido especialmente cierto en el negocio de las bodas, donde floristas, diseñadores de pasteles, fotógrafos y otros han sido demandados por declinar usar sus talentos para bodas del mismo sexo.

En el caso de Stutzman, la Suprema Corte de Washington afirmó en 2017 una decisión de una corte más baja al encontrar que el decreto del 2015 de la Suprema Corte de EE.UU. que legalizó el matrimonio gay significa que la discriminación "basada en el matrimonio del mismo sexo constituye discriminación con base en la orientación sexual."

Stutzman, de 73 años, sin embargo, había servido a Robert Ingersoll, un hombre gay, durante casi 10 años y se habían hecho amigos. Ella también había contratado empleados gais en su establecimiento, Arlene's Flowers, en Richland, Wash. Cuando Ingersoll le pidió que diseñara las flores para su boda en 2013 con Curt Freed, Stutzman le dijo que no podía porque usar sus habilidades artísticas para tomar parte en la ceremonia quebrantaría sus creencias. Ella lo refirió a otros floristas en el área que proveerían flores para la boda, pero Ferguson, así como ACLU a nombre de Ingersoll y Freed, demandaron a Stutzman.

Stutzman les dijo a los reporteros en la llamada de conferencia de prensa que está "verdaderamente agradecida" de que la corte alta haya permitido que su caso continúe.

"Esto no se trata solamente de mi libertad," dijo ella. "Se trata de la libertad de todos. Si el gobierno puede decirle a usted cuáles acontecimientos debe celebrar o le quitará todo lo suyo si usted declina infringir los dictados de su fe, entonces no vivimos en un Estados Unidos libre."

Ferguson ha mostrado hostilidad "hacia mis creencias religiosas," dijo Stutzman. La naturaleza de la demanda podría costarle a ella no solamente su negocio sino su casa también.

La ERLC y otras organizaciones religiosas firmaron un sumario amigo de la corte el pasado agosto en apoyo a la apelación de Stutzman ante la Suprema Corte de EE.UU. El sumario argumentó que la corte alta debía aceptar el caso para reafirmar que la práctica de la religión "no termina cuando una creyente religiosa deja su hogar o su lugar de culto."

En su sumario, la ERLC y sus aliados dijeron que las sentencias de la corte baja significan que Stutzman "será forzada a expresar el mensaje del gobierno o perder su negocio y sus bienes personales. Ese es un resultado sorprendente para los millones de dueños de negocios y trabajadores que creen que tienen la responsabilidad de practicar su fe en su vocación empresarial refrenándose de actividades que infringen sus creencias religiosas."

El presidente de la ERLC, Russell Moore presentó a Stutzman en la reunión anual de la SBC 2015 durante el reporte de la entidad y ella recibió una ovación de pie de los mensajeros.

El caso es Arlene's Flowers v. Washington.

Tom Strode es el jefe de la oficina en Washington de Baptist Press, el servicio de noticias de la Convención Bautista del Sur. BP reporta sobre misiones, ministerio y testimonio llevados adelante a través del Programa Cooperativo y sobre intereses de los bautistas del sur nacional y globalmente.
Obtenga los encabezados y las últimas noticias en Twitter Twitter.com/BaptistPress, Facebook Facebook.com/BaptistPress y en su correo electrónico baptistpress.com/ SubscribeBP.asp.
Download Story