Los provida aplauden la indagación del DJ a Planned Parenthood

Evan Wilt/Personal de WORLD News , posted Wednesday, December 20, 2017 (10 months ago)

El Congreso comenzó a investigar a Planned Parenthood, a otros proveedores de abortos, y a negocios de adquisición fetal después de la divulgación en 2015 de videos encubiertos del Centro para el Progreso Médico. Los videos parecen mostrar a ejecutivos de la industria del aborto discutiendo el dinero que hacen por recoger porciones de bebés abortados.
Captura de pantalla de YouTube.
WASHINGTON (BP) -- Defensores provida esperan que una nueva investigación del Departamento de Justicia de EE.UU. a Planned Parenthood marque un cambio radical para el proveedor de abortos más grande de la nación.

El jueves (17 de diciembre), el Departamento de Justicia requirió documentos no redactados del Comité Judiciario del Senado indicando que había iniciado una investigación formal a Planned Parenthood. En 2016, tanto el Comité Judiciario como el Panel Investigador Selecto de la Casa de las Vidas de los Infantes hicieron su propia investigación sobre la industria del aborto y el negocio de adquisición fetal. Ambos paneles refirieron a Planned Parenthood al FBI a finales de 2016 por beneficiarse ilegalmente de la venta de tejidos fetales.

Ahora que el Departamento de Justicia está de acuerdo en que Planned Parenthood merece ser investigado, los grupos provida quieren que el Congreso retire el financiamiento federal.

"La investigación a Planned Parenthood por parte del Departamento de Justicia es un giro importante en la batalla de tener a cuentas al proveedor más grande de abortos de la nación," dijo Marjorie Dannenfelser, presidenta de la provida Lista Susan B. Anthony. "Anticipamos que esta investigación solo acentúe la urgente necesidad de redirigir el medio billón de dólares del fondo de los contribuyentes y lo aleje del gigante de los abortos, y esperamos ver al Congreso cumpliendo esta promesa fundamental."

Planned Parenthood recibe alrededor del 40 por ciento de su presupuesto anual del gobierno -- casi $500 millones en fondos de los contribuyentes. Los líderes republicanos prometieron quitar el financiamiento después de que el partido republicano lograra el control del Congreso y de la Casa Blanca, pero no lo ha llevado a cabo.

Bajo una ley aprobada en 1993, es ilegal lucrar con la venta de partes del cuerpo para la investigación médica -- incluyendo partes de bebés nonatos. El Congreso comenzó a investigar a Planned Parenthood, a otros proveedores de abortos, y a negocios de adquisición fetal después de la divulgación en 2015 de videos encubiertos del Centro para el Progreso Médico. Los videos parecen mostrar a ejecutivos de la industria del aborto discutiendo el dinero que hacen por recoger porciones de bebés abortados.

El Panel Selecto de la Casa hizo 15 referencias criminales en total. Planned Parenthood niega haber usufrutuado nunca con la venta de tejidos fetales.

Sin embargo, el año pasado, el panel divulgó documentos que muestran que ese intermediario compró partes de cuerpo a proveedores de abortos y los vendió a instalaciones investigadoras con una ganancia de un 400 por ciento.

El panel guardó varias capturas de pantalla de sitios web que permitían a los clientes poner órganos como cerebros, corazones, pulmones e hígados en carritos virtuales de compras. Los clientes pueden seleccionar cuántas muestras de cada órgano de bebé quieren y de cuál período de gestación.

El reporte final del panel indicó que los negocios produjeron dinero que excedió sus costos de operación para transferir tejido fetal a las instalaciones de investigación. La solicitud de documentos del Departamento de Justicia añade credibilidad a esas aseveraciones y muestra que los investigadores quieren saber cuál fue el papel que jugó Planned Parenthood.

"El hecho que el DJ esté requiriendo información no redactada muestra que ellos son serios en relación con esta investigación," dijo Tony Perkins, presidente del Concilio de Investigación de la Familia.

Los legisladores provida no tienen suficientes votos para romper el umbral de 60 votos en el Senado para quitar el financiamiento a Planned Parenthood, pero los legisladores podrían hacerlo a través de una conciliación como lo hicieron en 2015. El presidente Barack Obama vetó ese esfuerzo, pero el presidente Donald Trump prometió que lo aprobaría, si se daba la oportunidad.

"Se escapa de la comprensión que la forzada asociación entre los contribuyentes y Planned Parenthood continúe," dijo Perkins.

Evan Wilt escribe para WORLD News Service, una división de WORLD Magazine (www.worldmag.com) con sede en Asheville, N.C. Usado con permiso.
Obtenga los encabezados y las últimas noticias en Twitter , Facebook y en su correo electrónico .
Download Story