Estudio: El Congreso debería poner fin a la supervisión de los sermones que hace el IRS

Imagen: iStock/Se requiere permiso de licencia.
NASHVILLE (BP) -- Durante la década de 1950 el Congreso prohibió a las organizaciones caritativas y a las instituciones sin fines de lucro -- incluyendo a las iglesias -- que endosaran candidatos o intervinieran en las elecciones. Cualquier institución de este tipo que violara esta prohibición pudiera tener conflictos con el IRS. Las iglesias ponían en riesgo la pérdida de su estatus exento de impuestos si el predicador endosaba a un candidato durante su sermón.

Es hora de que eso cambie, dicen la mayoría de los pastores protestantes en una nueva encuesta de LifeWay Research publicada el día de hoy (16 octubre).

Más de 7 de cada 10 dicen que el Congreso debería de prohibir que el IRS castigue a una iglesia debido al contenido de un sermón. Y 9 de cada 10 dice que sus sermones no deben ser supervisados por el gobierno.

"La mayoría de los pastores creen que el púlpito debe estar fuera del alcance del gobierno," dijo

Scott McConnell, director ejecutivo de LifeWay Research.

La libertad en el púlpito es la preocupación principal

La encuesta vía telefónica de 1,000 pastores protestantes, patrocinada por el grupo cristiano legal Alliance Defending Freedom (ADF), se realizó ahora que el Congreso y la Casa Blanca abordan el futuro de la llamada Enmienda Johnson.

Esa ley de 1954 prohíbe a todas las organizaciones sin fines de lucro que se involucren activamente en campañas políticas. Se aprobó por mandato del entonces senador Lyndon Johnson, quien supuestamente estaba molesto porque las instituciones sin fines de lucro en Texas se habían puesto en contra de su campaña de reelección.

Solamente una congregación ha perdido su estatus exento de impuestos debido a la Enmienda Johnson. Eso sucedió en 1995, después que la Iglesia de Pierce Creek cerca de Binghamton, N.Y., publicara anuncios en el periódico en contra de la campaña presidencial de Bill Clinton en 1992. Otras iglesias han sido investigadas por el contenido de sus sermones, incluyendo a All Saints Episcopal Church en Los Ángeles, después que el predicador criticó al presidente George W. Bush días después de su elección en el 2004.

Aun así, el IRS advierte a las iglesias que deben mantenerse lejos de involucrarse en las campañas políticas. Y desde el 2008, ADF ha estado retando la restricción en contra de endosar a políticos a través de una serie anual de Domingos de la "Libertad en el Púlpito."

"Las iglesias y sus pastores tienen una libertad protegida por la constitución donde pueden decidir por sí solos lo que quieren decir o no," dijo Christiana Holcomb, consejera legal de ADF. "Esta encuesta demuestra que los líderes religiosos no quieren cargar con la continua amenaza de una investigación del IRS y las multas potenciales simplemente por lo que digan desde el púlpito."

LifeWay Research encontró una amplia oposición en contra de cualquier multa del gobierno debido al contenido del sermón del predicador.

Noventa y uno por ciento de los pastores concuerdan con la declaración "Los pastores deben tener el derecho de hablar libremente desde el púlpito sin temer ser penalizados por el gobierno."

Eso incluye al 77 por ciento de pastores que concuerdan fuertemente con esta declaración.

Seis por ciento de los pastores no concuerdan. El tres por ciento no está totalmente seguro.

Entre aquellos que concuerdan figuran:

--El 96 por ciento de los pastores de iglesias grandes (250 o más asistentes).

--El 88 por ciento de los pastores de iglesias pequeñas (50 o menos asistentes).

--El 86 por ciento de los pastores de entre 18 y 44 años.

--El 93 por ciento de los pastores mayores de 45 años.

--El 96 por ciento de los pastores evangélicos.

--El 85 por ciento de los pastores de las denominaciones históricas.

LifeWay Research también encontró que la mayoría de los pastores principales protestantes dicen que el Congreso debería poner fin a la supervisión de sermones de pastores que hace el IRS.

Tres cuartos (73 por ciento) concuerdan con la declaración "El Congreso debería quitarle al IRS el poder de penalizar a una iglesia debido al contenido de los sermones de su pastor." Eso incluye al 60 por ciento de los pastores que concuerdan fuertemente. Veintidós por ciento está en desacuerdo. Seis por ciento no está seguro.

Los pastores de las iglesias grandes (87 por ciento) son quienes más tienden a concordar. Las pastoras (49 por ciento) son quienes menos tienden a concordar, al igual que los pastores entre 18 y 44 años de edad (60 por ciento).

Entre otros hallazgos:

--Los pastores en el sur del país (77 por ciento) tienden más a estar de acuerdo comparado con los pastores en el noreste (66 por ciento).

--Los pastores evangélicos (84 por ciento) tienden más a estar de acuerdo que los pastores de las denominaciones históricas (58 por ciento).

--Los pastores bautistas (86 por ciento), los pastores pentecostales (93 por ciento) y los pastores del movimiento de la santidad (91 por ciento) tienden más a estar de acuerdo que los pastores luteranos (61 por ciento), los pastores metodistas (56 por ciento) y los pastores presbiterianos/reformados (61 por ciento).

Poco apoyo para el endose político

Las encuestas anteriores de LifeWay habían encontrado poco apoyo -- por parte de los pastores o del público en general -- para el endose político en el púlpito. Pero pocos estadounidenses quieren que las iglesias sean castigadas si un pastor sí endosa a alguien.

Ocho de cada 10 estadounidenses (79 por ciento) dice que es inapropiado que un pastor endose a un candidato político en la iglesia, según una encuesta de LifeWay Research hecha en el 2015. Tres cuartos dicen que las iglesias deben mantener su distancia con el endose de un candidato político. Incluso menos de la mitad (42 por ciento) quieren que las iglesias pierdan su estatus de exención de impuestos por haber endosado a un candidato político públicamente.

Un sondeo similar hecho en el otoño del 2016 encontró que es raro el endose de candidatos políticos durante un servicio de alabanza. Solamente un pastor protestante en 100 reconoció haber endosado a un candidato político durante el servicio de alabanza. Uno de 4 (22 por ciento) había endosado en privado a un candidato, fuera de un servicio de alabanza en la iglesia.

Un sondeo de Pew Research hecho en el otoño del 2016 encontró que el 14 por ciento de los estadounidenses que asisten a la iglesia habían escuchado a su pastor hablar sobre un candidato presidencial.

"Los pastores -- y los estadounidenses en general -- no quieren que los servicios en las iglesias se vuelvan mítines de campañas políticas," dijo McConnell. "Pero cuando aborden a los candidatos políticos, no creen que ese le incumba al gobierno. Hay un fuerte apoyo para que le Congreso se asegure que el IRS no esté actuando como el policía de los sermones."

Metodología

La encuesta por vía telefónica fue respondida por 1,000 pastores protestantes entre el 30 de agosto y el 18 de septiembre, 2017. Las preguntas fueron patrocinadas por Alliance Defending Freedom. La lista de números telefónicos fue una muestra estratificada al azar, tomada de una lista de todas las iglesias protestantes. Se tomó en cuenta el tamaño de las iglesias. Cada entrevista se condujo con el pastor principal, ministro o sacerdote de la iglesia llamada. Las respuestas se calibraron por región para reflejar mejor a la población. La muestra completa fue de 1,000 entrevistas. La muestra provee el 95 por ciento de confiabilidad en que el error de muestreo no excede 3.2 por ciento. El margen de error es mayor en los subgrupos.

LifeWay Research es una firma evangélica de investigación que se especializa en sondeos sobre la fe en la cultura y asuntos que afectan a las iglesias.

Bob Smietana es el jefe de redacción de Facts & Trends, una publicación de LifeWay Christian Resources.
Obtenga los encabezados y las últimas noticias en Twitter , Facebook y en su correo electrónico .
Download Story