Gaines: El monumento confederado de Memphis debería ser trasladado 

Más de 150 miembros del ministerio eclesiástico del área de Memphis firmaron una carta que pide que una estatua del general confederado Nathan Bedford Forrest sea removida de un parque público.
Captura de pantalla de WMC
MEMPHIS, Tenn. (BP) -- El presidente de la Convención Bautista del Sur, Steve Gaines está entre la docena de firmantes bautistas del sur de una carta que pide que una estatua en Memphis del general confederado Nathan Bedford Forrest sea trasladada de un parque público "a un sitio más históricamente apropiado." 

En total, 169 miembros del ministerio eclesiástico que representan 95 congregaciones y otras instituciones firmaron una carta el 13 de septiembre dirigida a la Comisión Histórica de Tennessee en apoyo a la solicitud del alcalde de Memphis, Jim Strickland de trasladar la estatua. 

La Comisión Histórica podría votar sobre la petición de Strickland en octubre, de acuerdo con los reportes de los medios. 

Gaines, pastor de la Iglesia Bautista Bellevue del área de Memphis en Cordova, Tenn., le dijo a Baptist Press que apoya la reubicación tanto de la estatua de Forrest en el Parque Health Sciences de Memphis como de la estatua del presidente confederado Jefferson Davis en el Parque Memphis. 

Ambos monumentos "son fuente de ofensa para muchos ciudadanos de Memphis debido al apoyo de Forrest y de Davis a la esclavitud de los afroamericanos," dijo Gaines en comentarios escritos. "Los estadounidenses imparciales reconocen que la esclavitud fue cruel y anticristiana. Verdaderamente, la esclavitud representa una de las desgracias más oscuras de la historia de nuestra nación. De tal manera, estas estatuas deberían ser reubicadas en entornos menos prominentes y más apropiados." 

Forrest, además de su servicio en el ejército confederado, fue comerciante de esclavos y uno de los primeros miembros del Ku Klux Klan, y que algunos sostienen que fue el gran mago del KKK. Forrest fue acusado de crímenes de guerra que rodearon la alegada masacre de las tropas negras de la Unión en la batalla de Fort Pillow en Tennessee en 1864. 

La carta de los miembros del ministerio eclesiástico de Memphis -- firmada por una variedad étnica y teológica de líderes cristianos y judíos -- establece: "De ningún modo estamos buscando borrar la historia. Es imperativo que entendamos la historia; los fundamentos de nuestra sociedad, de nuestro país, y de nuestras tradiciones religiosas están sobredificados en ella. Pero también es importante que entendamos las figuras y los eventos históricos en todo su contexto. No fue sino hasta 1905 -- medio siglo después de la Guerra Civil y en los penosos períodos de la implementación de las leyes Jim Crow en el sur -- que la estatua de Forrest fue colocada en la plaza pública. Este monumento a Forrest pertenece a otro sitio, no al centro del eje de nuestra ciudad. Más allá de la inexactitud histórica y de la irrelevancia geográfica, no representa quienes somos como personas religiosas. 

"Memphis es un lugar maravilloso mejorado aún más por nuestra diversidad," dice la carta. "Muchos han expresado la preocupación de que esta estatua no transmite el relato completo de la rica historia de nuestra ciudad y que sería más útil en favor del entendimiento y de la educación del público además de para las futuras generaciones que se ubicara en un sitio más históricamente apropiado." 

Stephen Cook, pastor de la Iglesia Bautista Second de Memphis, escribió en coautoría una página de opinión en el periódico Commercial Appeal de la ciudad y explicó por qué firmó la carta. Su coautor Sean Lucas es ministro sénior de la Iglesia Presbiteriana Independent en Memphis además de exinstructor y bibliotecario del Seminario Teológico Bautista Southern. 

"Ambos firmamos debido a nuestro común compromiso con nuestro Señor Jesucristo," escribieron Cook y Lucas. "Él es el que, después de todo, nos enseñó a caminar en el camino del amor. Él ofrece su honesta regla en su Sermón del Monte: 'Así que en todo traten ustedes a los demás tal como quieren que ellos los traten a ustedes. De hecho, esta es la ley y los profetas' (Mat. 7:12). 

"Seguramente como cristianos compelidos por el amor de Dios en Cristo, debemos oír a aquellos a quienes la estatua de Forrest les trae recuerdos de Jim Crow y del secesionista y doloroso pasado. Deberíamos estar dispuestos a caminar la milla extra por nuestros prójimos porque Cristo en su amor ha hecho eso por nosotros," escribieron Cook y Lucas. 

En el 2016, la CBS adoptó una resolución "sobre la sensibilidad y la unidad respecto a la bandera confederada." La resolución llamó "a nuestros hermanos y hermanas en Cristo a descontinuar el despliegue de la bandera confederada como señal de solidaridad de todo el cuerpo de Cristo, incluyendo a las hermanas y hermanos afroamericanos." 

La resolución instó a "los compañeros cristianos a ejercitar la sensibilidad de manera que nada traiga división ni entorpezca la unidad del Cuerpo de Cristo para ser testigos denodados del poder transformador de Jesús." 

James Merritt, expresidente de la CBS quien habló desde el plenario de la convención en 2016 instando a los mensajeros a renunciar a exhibir la bandera confederada, le dijo a la CBS en su podcast que apoya la remoción legal de los monumentos confederados de los espacios públicos. 

Los cristianos "tenemos la responsabilidad de hacer todo lo que podamos para remover las barreras que nos sean posibles para el evangelio," Merritt, pastor de la Iglesia Cross Pointe en Duluth, Ga., dijo el 1º de septiembre en un podcast. 

"Por otro lado, no creo que debamos tomar la ley en nuestras manos y simplemente derribar los monumentos sin ninguna aprobación," dijo Merritt, quien tiene dos tatarabuelos que sirvieron en el ejército confederado. "Creo que debemos seriamente considerar quitar estos monumentos. Y cualquiera que quiera ir a verlos … permitámosles ir a verlos. Pero desde una perspectiva cristiana, cualquier cosa que yo pueda hacer para quitar cualquier tropiezo, cualquier barrera -- cualquier cosa que pueda hacer para ser ministro de reconciliación y traer sanidad racial a este país -- creo que tengo que hacerlo." 

La estatua de Forrest en Memphis es distinta de la estatua del general confederado en el capitolio estatal de Tennessee en Nashville. La Comisión del Capitolio del estado negó una petición del 1º de septiembre para remover la parecida a Forrest del capitolio.  

David Roach es corresponsal nacional en jefe de Baptist Press, el servicio de noticias de la Convención Bautista del Sur. BP reporta sobre misiones, ministerio y testimonio llevados adelante a través del Programa Cooperativo y sobre noticias relacionadas a los intereses de los bautistas del sur nacional y globalmente.
Obtenga los encabezados y las últimas noticias en Twitter , Facebook y en su correo electrónico .
Download Story