El ministerio para presos alcanza a sus hijos también

Por Kendra Peek/Kentucky Today, posted Thursday, July 13, 2017 (2 months ago)

Tom Grugel, capellán en el Centro de Detenciones del Condado Boyle, se conmueve por el impacto que pudieran tener los niños en el área en los visitantes más pequeños que vienen a este edificio.
Foto del Advocate-Messenger/Kendra Peek
DANVILLE, Ky. (BP) -- Un nuevo ministerio en el Centro de Detenciones del Condado Boyle no se enfoca en quienes están encarcelados, si no en sus hijos -- quienes sufren más cuando sus padres están tras las rejas.

"Los niños están pagando por las adicciones de sus padres. Es un precio horrible, horrible -- queremos poner un poco de alegría en las vidas de estos niños," dijo Tom Grudel, capellán en el centro y miembro de Calvary Baptist Church en Danville, Ky. "Irónicamente, la cárcel pudiera ser el lugar donde los niños pueden venir y actuar como niños."

Muy pronto, en un pasillo sin mucho uso, aledaño al lobby y lejos de las puertas principales, cerca de la pared donde están las sillas y las pantallas para monitoreo de llamadas, habrá lo que Grugel llama "La Esquina de los Niños." Será un espacio amueblado y dedicado a los niños, con juguetes y demás donde los niños pueden entretenerse mientras sus padres están ocupados.

Grugel dijo que la idea le vino un día a la mente cuando estaba en la cárcel.

"Salí (al lobby) y ahí estaba este grupo de niños, algunos sentados en las sillas mirando la pared del baño, otros en el piso. Me rompió en corazón," dijo.

Grugel tuvo que entrar a otro cuarto porque estaba a punto de llorar, dijo.

"Tienes que tener cuidado con lo que pides -- diariamente oro para tener el corazón de Jesús y ver a través de sus ojos," dijo.

Grugel dijo que comenzó a conversar con los oficiales en el edificio, junto con el carcelero Barry Harmon y el ayudante del carcelero Brian Wofford, intentando pensar en algo que pudieran hacer por los niños.

Fue entonces que tuvieron la idea de usar ese pasillo con poco uso cerca del lobby y convertirlo en un espacio para los niños. Comenzó a hablar con las iglesias en el área, buscando donaciones de juguetes, tiempo y dinero.

"Me emociona ver lo que hará el Señor con esto," dijo Grugel. Varias Iglesias han acordado ayudar, algunos van a pintar murales en la pared, dijo.

Grugel ha utilizado una parte de su presupuesto para comprar una televisión para el área, la cual se quedará sintonizada en un canal apropiado para los niños; y hay planes para instalar alfombra en el piso.

"Ya puedo verlo," dijo Grugel, al tiempo que casi se le sale una lágrima, mientras mira el pasillo.

Pero necesitan más donaciones, dijo. Están buscando muebles adecuados para niños. Si llegan más de los que pueden usar, está bien -- las donaciones extra se pueden almacenar y pueden remplazar a las piezas usadas cuando sea necesario, dijo.

También están pidiendo libros para colorear, crayones, muñecos de peluche usados pero en buenas condiciones, y especialmente artículos que puedan usar los niños más pequeños.

Los artículos pueden entregarse en la oficina de Calvary Baptist Church, en el Banco Comunitario de Alimentos y en la Asociación Bautista del Distrito Sur.

Grugel dijo que quiere muchos artículos para que los niños puedan llevarse a sus nuevos amigos a su casa, si quieren. Dijo que el almacenamiento no es un problema. El edificio cuenta con un almacén y se le ha dado acceso a otro espacio también.

"Yo sabía que iban a llover las donaciones, y necesitaríamos espacio, y Dios lo iba a llenar," dijo.

Grugel dijo que cree que este es un ministerio que todos pueden apoyar porque es para los niños. Ha ido a pedir ayuda a las iglesias, pero dijo que no es un esfuerzo específico para iglesias, y le extiende la bienvenida al apoyo que venga de la comunidad.

"Estoy ansioso por ver el resultado final," dijo.

También habrá voluntarios que vengan a limpiar los artículos con regularidad. Dijo que los oficiales también tienen planificado involucrarse.

"Tenemos el mejor personal del planeta. Lo sé porque he estado dentro y fuera [de esta institución]," dijo. "Realmente se preocupan por las personas."

Este espacio es solamente otro ejemplo de esto, dijo Grugel.

"Queremos propiciar mejores relaciones. Queremos mostrarles a estos hombres y mujeres que nuestros oficiales no están ahí solamente para encerrar criminales; estamos aquí para ayudarlos a cambiar sus vidas," dijo. "Queremos hacer llegar esto hasta los niños."

Kendra Peeks es una escritora para Danville Advocate-Messenger donde apareció este articulo por primera vez.
Obtenga los encabezados y las últimas noticias en Twitter , Facebook y en su correo electrónico .
Download Story