EDITORIAL: El poder de la palabra

by Por Fermin A. Whittaker, posted Thursday, February 16, 2017 (8 months ago)

NOTA DEL EDITOR: La columna First-Person (De primera mano) es parte de la edición de hoy de BP en español. Para ver historias adicionales, vaya a http://www.bpnews.net/espanol.

FRESNO, Calif. (BP) -- Mi oración diaria es la del Rey David en el Salmo 143:1: "Escucha, Señor, mi oración; atiende a mi súplica. Por tu fidelidad y tu justicia, respóndeme" (NVI).

Las palabras pueden ser muy poderosas, como lo ilustra Santiago 3:8: "pero nadie puede domar la lengua. Es un mal irrefrenable, lleno de veneno mortal" (NVI).

El músico contemporáneo Hawk Nelson lo expresa bien en su canción popular "Words" [Palabras]. Una parte de su canción dice así:

"Me han hecho sentir como un prisionero,

me han hecho sentir en libertad;

me han hecho sentir como un criminal,

me han hecho sentir como un rey;

me han levantado el corazón

a lugares en los que nunca había estado

arrastrándome de regreso a donde empecé.

"Las palabras te pueden edificar,

las palabras te pueden quebrar,

encender o apagar un fuego en tu corazón;

que mis palabras sean de vida,

que mis palabras sean verdad,

no quiero decir una palabra

a menos que esta lleve al mundo de regreso a Ti".

Creo que de eso se trata la oración del rey David, no decir nada que no glorificara y llevara a las personas a Jesús.

Unimos las palabras para formar frases y oraciones que con frecuencia hieren y traen un espíritu de melancolía a nuestro alrededor.

A lo largo del mundo parece haber un espíritu de pesimismo vocal. Uno se pregunta si este torrente de información 24/7 nunca parará o disminuirá. Hay personas que se especializan en criticar y sembrar en cada conversación "todos los males que hay en el mundo". De acuerdo con el diccionario de la Real Academia española pesimismo es la "propensión a ver y juzgar las cosas en su aspecto más desfavorable".

Las predicciones, profecías y temores a través de los siglos pronostican fatalidad para el cristianismo. Hace poco un amigo me dijo: "Se terminó. El cristianismo será destruido". Sentí un profundo temor en su voz y lo animé a leer las palabras de Cristo en Mateo 16:18: "Ahora te digo que tú eres Pedro (que quiere decir "roca"), y sobre esta roca edificaré mi iglesia, y el poder de la muerte no la conquistará" (NTV).

Tengo plena confianza en las Palabras de Dios. Sus promesas son seguras y nunca fallan. Los cristianos necesitan tener corazones resueltos que confiando en Dios proclamen al mundo: "No se terminará hasta que Él lo diga".

Mi corazón continúa latiendo con la pasión de hablarle al mundo acerca de Cristo y brindarle esperanza a los desesperados. No creo que sea mi responsabilidad sentarme melancólicamente en una esquina a gritar que las acciones de selectos grupos causarán el desplome de la iglesia. Seamos la voz que "clame" a un mundo que no conoce a Jesucristo. Involucremos a nuestra cultura en la conversación sobre un Salvador, su amor y su perdón.

Busque otras perspectivas del Whittaker en los archivos.

Fermín A. Whittaker es el director ejecutivo de la Convención Bautista del Sur en California. Los materiales en español publicados por esta convención se encuentran en http://www.csbc.com/languageresources.
Obtenga los encabezados y las últimas noticias en Twitter , Facebook y en su correo electrónico .
Download Story