Batalla contra el tráfico sexual, recorrido de hoteles y moteles

Por Grace Thornton , posted Thursday, February 16, 2017 (11 days ago)

Amy Lipovsky dirige la batalla de la Iglesia Legacy en contra del tráfico sexual cuando los miembros visitan al personal de hoteles y moteles del área de Detroit para impartir concienciación de lo que pueden hacer para ayudar a liberar a jóvenes mujeres atrapadas.
 
NOVI, Mich. (BP) -- Amy Lipovsky sentía como una canción dándole vueltas en la cabeza -- caminar a los mismos hoteles, decir las mismas cosas semana tras semana y mostrar las mismas fotos de chicas desaparecidas.

"Es un desgaste emocional" tratar de que a la gente le importe, dijo ella sobre Alcance FRe, el cual ayuda a los empleados de hoteles y moteles en los suburbios de Detroit a reconocer y rescatar víctimas del tráfico de sexo. "No hay mucho retorno visible de tus esfuerzos."

Sin embargo, Lipovsky no se pudo sacudir el sentimiento que tenía de continuar -- Dios había puesto en su corazón a esas chicas atrapadas en la esclavitud. Y mientras ella continuaba, algo comenzó a suceder -- las personas con las que hablaba comenzaron a suavizarse. Les comenzó a importar. Comenzaron a poner atención.

Y entonces un día avistaron a alguien.

"Teníamos una chica de Toledo que había estado desaparecida cuya foto le habíamos estado mostrando a los empleados de un hotel, y ella fue identificada en uno de los hoteles a los que habíamos ido," dijo Lipovsky. "Pudimos darle esa información a la policía."

La policía, no obstante, no encontró a la chica ese día. Todavía no la ha encontrado.

Sin embargo, tienen nueva información de donde ha sido vista, y Lipovsky vio otra pequeña victoria -- un empleado de hotel que observó y le importó.

"Cada vez que tenemos un hotel que reconoce este problema, nos da inclusive más esperanza," dijo ella. "Creo que Dios puede hacer cualquier cosa. Y creo que él nos puede usar como sus herramientas."

'Dios, no puedo hacer esto'

Para Lipovsky, el paso de lo que atemoriza al compromiso tenaz abarcó varios años -- al principio, no quería involucrarse en el ministerio del tráfico sexual.

"Fui primeramente expuesta a él en un viaje misionero a Los Angeles en 2010, y fue en ese viaje que realmente comencé a captar la profundidad en la que la gente esclavizada está atrapada," dijo. "Pero fui desobediente. Dije: Dios, no puedo hacer esto.'"

Sin embargo, durante los siguientes pocos años, Lipovsky dijo que Dios empezó a hacer añicos sus expectativas en medio de su temor. Se volvió más y más apasionada por tomar acción, y para 2014, Jon Hix, su pastor en la Iglesia Legacy en el suburbio Novi de Detroit, se había dado cuenta.

Él se acercó a Lipovsky y le preguntó si estaría interesada en ser aprendiz de su novia -- ahora esposa -- Allison en Florida donde ella estaba involucrada en el ministerio de tráfico sexual en ese momento.

"Dios claramente se estaba moviendo en su pueblo, y después de conectar a Amy y a Allison, el Alcance FRe comenzó a tomar forma," dijo Jon Hix.

Y Lipovsky dijo que respiró profundamente y dijo, "Está bien, Dios -- acá vamos."

Lo que hay que buscar

Lipovsky, ahora ministra líder de Alcance FRe, dijo que mediante la oración y su trabajo con Allison Hix en Florida, rápidamente determinaron que su mejor estrategia en el área metropolitana de Detroit era concientizar a los empleados de hotel.

"La manera en la que sucede el tráfico en los suburbios es a través de hoteles y moteles, no burdeles ni prostitutas callejeras," dijo Lipovsky.

Así que ella y los voluntarios de la iglesia comenzaron a visitar los hoteles del área de manera sistemática estableciendo relaciones con el personal, mostrándoles fotos de mujeres desaparecidas y ayudándolos a saber leer las señales del tráfico.

"En hoteles agradables en comunidades más acaudaladas, hacemos que estén pendientes de lo que se piensa cuando recuerdan la película 'Mujer bonita' (Pretty Woman) -- más en una prostituta de clase alta," dijo Lipovsky. "Ese es literalmente el estereotipo."

En hoteles de dos estrellas, las víctimas del tráfico tienden a ser más desaliñadas, vestir ropa sucia y llevar pocas, si acaso llevaran, posesiones personales, dijo ella. Frecuentemente no tienen identificación, se ven como fugitivas y las acompaña un hombre que parece una pareja extraña.

"Muchas personas, cuando ven estas cosas, no saben adónde llamar y están inseguras de lo que está pasando," dijo Lipovsky. "Queremos ayudar a la gente a identificar que tenemos estos asuntos en nuestra comunidad y que esos hoteles pueden ayudar."

Los voluntarios del Alcance FRe también proveen tres recursos al personal del hotel:

1. Un indicador de tarjeta de la víctima para ayudar al personal a saber qué deben buscar y proveerles el número directo de Tráfico Humano Nacional: 1-888-373-7888.

2. Una tarjeta discreta tamaño billetera para darles a las potenciales víctimas el número directo y el número directo para enviar mensajes de texto.

3. Fotos de adolescentes desaparecidas en la región que están en alto riesgo con las instrucciones a cuáles autoridades llamar si creen que han identificado una en su hotel.

Barb Fahrenkrug, voluntaria de Alcance FRe, dijo que algunos miembros del personal de hotel son más calurosos en sus visitas y los reciben cuando ellos se aparecen.

"No queremos ser fastidiosos -- solamente queremos mostrarles que nos interesa nuestro cometido y la gente que visita su hotel," dijo Fahrenkrug. "Establecer relaciones con ellos es realmente una cosa buena. Además, hemos podido orar por ellos y ministrarlos. Ha sido una experiencia gratificante."

Sin embargo, hace dos años, no podríamos haber ido más allá de querer estar involucrados.

Lo desconocido 'aterrador'

Cuando la Iglesia Legacy primero presentó la idea de Alcance FRe, Fahrenkrug dijo que sonó como un ministerio verdaderamente necesario -- ella tuvo la intención de orar, pero eso fue todo.

Pero Dios comenzó a impactar su corazón con que no se trataba de su nivel de comodidad, dijo ella.

"Lo desconocido puede ser realmente aterrador, y algunas veces preferiría tener anteojeras que saber lo que pasa. Es un tema repulsivo," dijo Fahrenkrug. "Pero hay muchísima necesidad de defender a estas chicas y de orar por un cambio en el corazón de los hombres que compran sus servicios."

Jon Hix dijo que los voluntarios ya están viendo una diferencia en la mentalidad de la gente cuando la concienciación se esparce y el personal del hotel comienza a poner atención a lo que por tanto tiempo ha estado bajo el radar. Eso es enorme, dijo, porque esos empleados "están en primera línea y su papel es absolutamente esencial," dijo.

Alcance FRe y la Iglesia Legacy también están trabajando para que otras iglesias se interesen en iniciar ministerios propios proveyendo recursos como kits y talleres a las congregaciones del área que no tienen una idea dónde comenzar.

Tim Patterson, director ejecutivo de la Convención Estatal Bautista de Michigan, dijo que "están haciendo un trabajo admirable al tocar las verdaderas necesidades de su comunidad y especialmente de aquellos que están atrapados en el vórtice del tráfico de sexo."

Es un problema desesperante que se esconde en las sombras, dijo.

Lipovsky estuvo de acuerdo diciendo que ella cree que Dios puede irradiar luz en esos lugares oscuros.

"Aunque es un problema horrible, horroroso, Dios puede hacerlo todo a través de nosotros si solamente tenemos fe y confiamos en él," dijo. "Nosotros solamente seguimos adelante. Se trata de obediencia y de tener fe y de saber que hay esperanza."

Para obtener más información sobre Alcance FRe, contacte a Amy Lipovsky en amy.freoutreach@gmail.com.

Grace Thornton es una escritora independiente en Birmingham, Ala., y autora de "I Don't Wait Anymore,"(Ya no espero más) una divulgación de 2016 de Zondervan.
Obtenga los encabezados y las últimas noticias en Twitter , Facebook y en su correo electrónico .
Download Story