Tiroteo en Dallas produce 'inicio de reavivamiento'

Flores, globos y mensajes escritos a mano adornan un carro de la policía afuera de la sede del Departamento de Policía de Dallas y sirve como homenaje a los cinco funcionarios de la policía de Dallas abatidos a tiros por un francotirador el 7 de julio.
Foto de Morris Abernathy
DALLAS (BP) -- Tener reuniones interraciales de oración, ministerio a los dolientes oficiales de policía en la sala de emergencia y auspiciar una sesión de preguntas y respuestas con la policía están entre las maneras en las que los bautistas del sur del área de Dallas han respondido al asesinato violento de cinco policías la semana pasada.

Los asesinatos del 7 de julio, aparentemente cometidos por un sujeto que según se dice le dijo a la policía que quería matar a gente blanca, ocurrió a los pocos días de que policías mataran a dos civiles bajo circunstancias cuestionables -- Alton Sterling de Baton Rouge, Luisiana, y Philando Castile del área de Minneapolis.

El presidente Obama y el expresidente George W. Bush hablaron hoy (12 de julio) en el servicio conmemorativo por los oficiales asesinados en Dallas.

'Todas las vidas importan'

La elevada tensión racial precipitada por la cadena de violencia impulsó a la Iglesia Bautista Mesquite Friendship (Texas) a albergar una "Reunión de Oración Todas las Vidas Importan" en la comunidad el 11 de julio, en la cual aproximadamente 700 creyentes negros, blancos e hispanos oraron por las familias de Sterling y Castile, las familias de los oficiales de policía asesinados y la familia del sospechoso del tiroteo de Dallas, Micah Johnson, quien murió a manos de la policía.

"Las vidas negras importan porque las vidas negras están siendo traumatizadas en Estados Unidos hoy," le dijo el pastor de Mesquite Friendship, Terry Turner, afroamericano, a Baptist Press. "Estamos preocupados, sin embargo, por todas las vidas. Así que con el propósito de reconocer el hecho de que

los oficiales de policía fueron asesinados, necesitábamos cambiarlo de 'las vidas negras importan' a 'todas las vidas importan.'"

Turner, expresidente de la Convención Bautista del Sur de Texas (SBTC por sus siglas en inglés), dijo que la reunión de oración "fue el inicio de un reavivamiento en nuestra ciudad y en nuestra iglesia," con reconciliación, lágrimas y personas que abrazaban a los oficiales de policía presentes.

"Tuvimos un período de arrepentimiento," dijo Turner. "Tuvimos un período de perdón. Tuvimos un período de amor y luego un período de reconciliación. Anoche fue una noche excepcional."

El director ejecutivo de SBTC, Jim Richards escribió en una columna el 8 de julio: "Quizá Dios pueda usar las trágicas muertes de los policías y los civiles esta semana para impelernos a postrarnos de rodillas en unidad alrededor de la cruz de Cristo y en dependencia de nuestro misericordioso Dios."

Richards cumplimentó a Turner por guiar a la convención durante su presidencia a adoptar su énfasis en la unidad racial y la reconciliación "Asemejen el cielo." El énfasis anima a las iglesias cada julio a participar en un intercambio cultural, incluyendo intercambio de pastores y reuniones combinadas de avivamiento.

Turner "vio en su corazón, y nos unimos a él en oración, que el pueblo de Dios fuera uno en propósito y uno en amor sin considerar las cosas externas que tratan de dividirnos," escribió Richards en la publicación de noticias TEXAN Bautista del Sur.

En Farmersville, Texas, la predominantemente blanca Iglesia First Baptist auspició una reunión de oración interracial el 10 de julio. El pastor de First Baptist, Bart Barber le dijo a BP que la reunión "fue realmente poderosa y sanadora de muchas maneras. Reunimos gente que reacciona de modo diferente a estas situaciones."

'Respalden a los Azules'

En la Iglesia First Baptist en Dallas, localizada justo a unas cuadras del sitio del tiroteo, un énfasis en honrar a los policías hace algunos meses abrió las puertas a ministrar en medio de la tragedia de la semana pasada. "Respalden a los Azules" el domingo 17 de abril destacó la presencia del jefe de policía de Dallas, David Brown y del alcalde de Dallas, Mike Rawlings junto con el lanzamiento de la red de apoyo para el Departamento de Policía de Dallas (DPD) y otras agencias de las fuerzas del orden público.

En conjunto con "Respalden a los Azules" el domingo, First Baptist "comenzó una relación informal…con el DPD ofreciendo servicios gratuitos de consejería para los oficiales y familiares del DPD además de becas para asistir a nuestros campamentos de niños y jóvenes," dijo el Robert Jeffress en comentarios escritos a BP. "Debido a esta relación especial, hemos podido ministrar de una manera única durante la crisis.

"Cuando la tragedia ocurría el pasado jueves en la noche," continuo Jeffress, "nuestros ministros pudieron ir tanto al hospital como a la sede de la Policía de Dallas para ministrar a los oficiales dolientes y al personal del DPD. Actualmente estamos ministrando a un número de oficiales a través de nuestro centro de consejería, además de proveer apoyo de medios y tecnológico para los servicios fúnebres de los oficiales caídos."

Este domingo pasado, Jeffress habló en los cultos de la mañana acerca del tiroteo, y los asistentes oraron por la policía además de por otros líderes locales, estatales y nacionales.

Campo común, no 'campo de batalla'

En la predominantemente afroamericana Iglesia Bautista Cornerstone en Arlington, Texas, el jefe de policía de Arlington, Will Johnson se dirigió a los jóvenes y a sus padres durante el culto del 10 de julio sobre la manera adecuada de interactuar con la policía. A los 10 minutos de la presentación del jefe de la policía le siguieron 30 minutos de preguntas y respuestas.

El pastor Dwight McKissic le dijo a BP que Johnson, quien asiste a una iglesia bautista del sur hermana, urgió a los ciudadanos a "excederse" cuando son parados por un oficial de policía "para asegurarse de que todo esté visible [y] nada en las manos" porque un oficial de policía puede confundir la búsqueda de una cartera o papeles en la guantera con la búsqueda de un arma.

McKissic predicó sobre Lucas 13:1-5 y habló de los tiroteos en Dallas, Louisiana y Minneapolis. Durante el sermón, expresó aprecio por el tuit del 7 de julio del presidente del Seminario Teológico Bautista Southern, R. Albert Mohler Jr. en el que animaba a los cristianos a "preguntar si #AltonSterling & #PhilandoCastile estarían vivos hoy si hubieran sido blancos."

Al considerar las trágicas muertes de cualquier clase, McKissic les dijo a los creyentes: "finalmente el asunto se trata de arrepentimiento y fe. Preguntamos por qué estas personas están muertas cuando deberíamos preguntar por qué nosotros estamos vivos" y si estamos preparados para presentarnos delante de Dios.

"El por qué uno muere no es el asunto," dijo McKissic. "Cómo muere se vuelve más importante que por qué muere. ¿Morirán ustedes en la fe? ¿Morirán ustedes habiéndose arrepentido?"

Cornerstone levantó una ofrenda para ser dividida entre las familias de los cinco policías asesinados, las familias de Sterling y Castile y la familia de Johnson.

"Tratamos de no abordar estos asuntos desde un punto de vista racial," dijo McKissic, "sino desde un punto de vista de comunidad porque no creemos que la comunidad blanca pueda resolver estos problemas sola. No creemos que la comunidad negra pueda resolver estos problemas sola. Solo podemos resolver estos problemas cuando nos unamos y busquemos un campo común en vez de un campo de batalla."

Con reporte del practicante de verano Daniel Woodman. David Roach es corresponsal en jefe de Baptist Press, el servicio de noticias de la Convención Bautista del Sur. BP reporta sobre misiones, ministerio y testimonio llevados a cabo mediante el Programa Cooperativo y sobre noticias relacionadas a los intereses bautistas del sur nacional y globalmente.
Obtenga los encabezados y las últimas noticias en Twitter , Facebook y en su correo electrónico .
Download Story