La compasión se eleva con los niveles de agua para ayudar Houston

HOUSTON (BP) -- Una súbita inundación el 18 de abril saturó Houston cuando hasta 30 centímetros de lluvia cayeron en la cuarta ciudad más grande de la nación, y cobró siete vidas lo que lo hizo el día más lluvioso allá desde 1888.

La mayoría de las víctimas murieron en sus carros mientras trataban de atravesar los caminos inundados. Un estimado de 1.200 residentes de Houston requirieron ayuda de rescate.

James Shepherd (izquierda), residente de Minden, Luisiana, habla con Bob Benoist, de Salisbury, Missouri, miembro de la Iglesia Bautista First de Salisbury y del equipo de voluntarios de Alivio en Desastre Bautista del Sur que ayudan a los sobrevivientes de la inundación en Minden. Los voluntarios han estado sirviendo durante más de dos semanas en respuesta a la inundación causada por las fuertes lluvias en Texas y Luisiana.
Foto de Stewart F. House/NAMB
La ciudad finalmente tuvo un descanso el viernes 22 de abril, el primer día sin lluvia desde el aguacero inicial, aunque la lluvia regresó el domingo junto con advertencias de tornados. Los ciudadanos reportaron avistamientos de tornados en los sureños condados de Harris y Galveston.

Los equipos de alivio en desastre de los Bautistas del Sur de la Convención de Texas (SBTC por sus siglas en inglés) y Hombres Bautistas de Texas (TBM por sus siglas en inglés) están coordinando esfuerzos en Houston.

Una unidad de alimentación de SBTC que opera afuera de la Iglesia Bautista Humble Area First está apoyando los refugios de la Cruz Roja. Muchas iglesias del área de Houston han solicitado entrenamiento de SBTC para las operaciones de remoción de lodo de los hogares.

"Muchos no creyentes en nuestra comunidad están sufriendo debido a las inundaciones," dijo Barry Jeffries, pastor sénior de la Iglesia Bautista Humble Area First. "Aquellos que ministramos están curiosos de por qué ayudamos a los vecinos que no conocemos. Se abren puertas a través del desastre."

La Iglesia Bautista Northwest de Houston está albergando los equipos de remoción de lodo de SBTC.

"Anhelamos trabajar con las iglesias en la gran área de Houston," dijo Scotty Stice, director de alivio en desastres de SBTC. "Hemos recibido llamadas de pastores que quieren entrenamiento para involucrar a su gente en la comunidad. Apoyaremos a las iglesias."

Además de las unidades de alimentación y asesores que inspeccionan casas para los servicios de remoción de lodo, SBTC ha movilizado capellanes, unidades de lavandería de Missouri y múltiples unidades de duchas para apoyar a los voluntarios.

Terry Henderson, director de alivio en desastres de TBM, ha movilizado capellanes y asesores mientras también ayudan a las iglesias que han comenzado la limpieza de casas. Su base de operaciones es la Iglesia Bautista Copperfield en el noroeste de Houston, la cual está rodeada de cuatro subdivisiones con un estimado de 600 casas inundadas.

Varias iglesias con unidades existentes de remoción de lodo han comenzado operaciones en sus comunidades incluyendo la Iglesia Bautista Kingsland en Katy y la Iglesia Bautista University de Houston, las cuales están sirviendo en el área Memorial de la ciudad.

Houston es la sede de la Asociación Unión Bautista (UBA por sus siglas en inglés), la asociación más grande de bautistas del sur con aproximadamente 600 iglesias. Tom Billings funge como director ejecutivo de la asociación, y dijo que no hay reportes de daños en ninguna iglesia de la asociación. Pero ha experimentado de primera mano ver las aguas crecidas destruir la propiedad. Cuando la tormenta tropical Allison golpeó Houston en 2001, casi dos metros de agua inundaron las oficinas de UBA."

"La experiencia de tener tu casa inundada es devastadora," dijo Billings. "Hay una sensación real de impotencia cuando miras el agua subir y sabes que no hay nada que puedas hacer para detenerla.

"Muchas de las casas afectadas por la reciente inundación estaban en áreas que nunca se habían inundado antes, así que también había una sensación de shock al ser inundado. Como las aguas, sin embargo, el nivel de la compasión de la gente se eleva para llenar la necesidad."

Houston es la ciudad de Estados Unidos más vulnerable a la muerte y al daño debido a inundación, de acuerdo a Samuel Brody, director de la Unidad de Investigación de Planeamiento Ambiental y Sostenibilidad en la Universidad Texas A&M. La ciudad está asentada en tierra suave y es la segunda ciudad en rapidez de crecimiento en EE.UU. Los edificios erigidos para acomodar ese crecimiento reemplazan los pastizales, que son más apropiados para manejar la lluvia y su escorrentía.

El Cuerpo de Ingenieros del Ejército está comenzando a soltar agua de dos reservas del oeste de Houston, Addicks y Barker, que estaban completamente llenas y a punto de desbordarse.

"Nunca habíamos visto tanta agua," le dijo el gerente del Proyecto del Cuerpo del Ejército del área de Houston a los medios el 21 de abril. "Me preocupa, pero estoy satisfecho con el proyecto, con Ias presas y la manera en la que están funcionando."

Las inundaciones de Houston llegaron cuando el estado continuaba recuperándose de las inundaciones del este de Texas a lo largo del río Sabine. La mayoría de las organizaciones de alivio en desastre han partido y han vuelto su enfoque a Houston, pero TBM todavía tiene 47 voluntarios allá.

"Nosotros nos mantenemos fieles al compromiso de terminar los candados de Orange y Newton," dijo Henderson.

Mientras tanto, la Convención Bautista de Luisiana (LBC por sus siglas en inglés) continúa sus esfuerzos de recuperación de la anterior inundación en la costa del Golfo. David Abernathy, comandante de incidente de alivio en desastres de LBC dijo que la recuperación allá está sucediendo mayormente en las regiones del noreste y noroeste del estado.

"Después de siete semanas, la respuesta ha sido fabulosa," dijo Abernathy. "No podríamos pedir más de lo que los diferentes estados nos han dado."

La respuesta en desastre con base en la Iglesia Bautista North Monroe probablemente continuará hasta mediados de mayo, dijo Abernathy.

Aquellos que deseen donar a Alivio en Desastre Bautista del Sur (SBDR por sus siglas en inglés) pueden contactar a la convención bautista en su estado o visitar https://donations.namb.net/dr-donations. Para hacer donaciones por teléfono, llame al 1-866-407-NAMB (6262) o envíe cheques por correo a NAMB, P.O. Box 116543, Atlanta, GA 30368-6543. Designe los cheques a "Disaster Relief."

NAMB coordina y administra las respuestas bautistas del sur en desastres importantes a través del compañerismo con 42 convenciones estatales bautistas, la mayoría de las cuales tienen sus propios ministerios estatales de alivio en desastres.

Los bautistas del sur tienen 65.000 voluntarios entrenados – incluyendo capellanes -- y 1.550 unidades móviles de alimentación, motosierras, remoción de lodo, comando, comunicación, guardería infantil, duchas, lavandería, purificación de agua, reparación y reconstrucción y generación eléctrica.

SBDR es uno de los tres más grandes movilizadores de voluntarios entrenados en alivio en desastre en Estados Unidos, junto con la Cruz Roja y el Ejército de Salvación.

Jim Burton es escritor y reportero gráfico con base en Atlanta.
Download Story