Rosas pro-vida en el capitolio: 25th aniversario de los bautistas de Oklahoma

Por Chrys Doyle/Oklahoma Baptist Messenger, posted Friday, March 04, 2016 (one year ago)

Quienes asistieron al Día de la Rosa llenaron la Rotonda del Capitolio del Estado de Oklahoma en 1995. Cuatro años después, los bautistas de Oklahoma comenzaron a participar en el rally anual por la vida y este año marca 25 años de suplicar a los legisladores a nombre del bebé nonato.
 
CIUDAD DE OKLAHOMA (BP) -- Oklahoma ha sido declarado el estado "número uno" en la "Lista de la Vida" de Americans United for Life -- un reconocimiento otorgado por dicha organización pro-vida, la más antigua de la nación, con base en lo bien que Oklahoma protege la vida.

El logro puede ser atribuido a los muchos años que Oklahoma ha animado a los líderes del gobierno estatal a que apoyen la legislación a favor de la vida, incluyendo los 25 años que los bautistas de Oklahoma han estado involucrados en el Día de la Rosa.

Cada año, cientos de personas se reúnen en el ayuntamiento al inicio de la nueva sesión legislativa en apoyo de las vidas de los bebés nonatos y se reúnen con sus senadores y representantes estatales y les presentan rosas rojas que simbolizan la santidad del bebé nonato. Se insta a los asistentes a traer rosas para sus representantes, senadores, vicegobernador y gobernador.

El Día de la Rosa de este año tuvo lugar el miércoles 3 de febrero, y comenzó con la distribución de rosas entre las 9:30 am y las 11:30 am. Para conmemorar el 25th aniversario de la participación de los bautistas de Oklahoma en el Día de la Rosa, Anthony Jordan, director ejecutivo y tesorero de la Convención General Bautista de Oklahoma, dio el mensaje principal en el rally a las 11:45 am en la sala de audiencias de la Cámara.

"Yo he estado involucrado desde 1985 con el movimiento pro-vida aquí en Oklahoma," recordó Jordan. "Comenzamos teniendo reuniones de grupos pequeños en las escaleras del capitolio. Luego en 1990 tuvimos un Rally por la Vida que tuvo miles y miles. De hecho, Connie Chung de CBS News dijo que hubo 20,000 personas. La gente con el capitolio dijo que fue la mayor reunión jamás antes vista en la historia del capitolio."

Incluso cuando el rally de 1990 un domingo por la tarde parecía haber sido un gran éxito, Jordan notó un resultado diferente cuando se reunió con algunos legisladores claves después del evento.

"Actuaron como si [el Rally por la Vida] nunca hubiera pasado," dijo Jordan. "El impacto tenía la intención de mostrar el apoyo de los pro-vida en Oklahoma, pero no provocó ninguna diferencia en la legislatura."

Jordan dijo que él y otros líderes bautistas de Oklahoma intentaron descubrir de qué manera pudieran tener un mayor impacto.

"Por varios años dos dulces damas católicas habían estado yendo al capitolio y repartían rosas, así que hablamos con ellas y terminamos uniéndonos a ellas en el Día de la Rosa," dijo Jordan. "Es una oportunidad de estar dentro del edificio, interactuar con los legisladores y con nuestros líderes ejecutivos y presionar ante ellos nuestra determinación absoluta que el niño nonato tiene derecho a la vida."

Los organizadores han visto que la multitud del Día de la Rosa "crece y crece y crece" cada año, dijo Jordan. "No solamente llenamos la sala de audiencias de la Cámara y las galerías, si no que y también hemos enviado [a algunos asistentes] a la cámara del senado.

"Es una tremenda oportunidad para que los pro-vida vayan a nuestros legisladores, los vean cara a cara y les digan que están comprometidos con el bebé nonato y pidan a nuestros legisladores que protejan al bebé nonato en Oklahoma," dijo.

El Día de la Rosa ha tenido un impacto no solamente para los bautistas y los católicos en los últimos 25 años, sino también en otras denominaciones cristianas que se han unido al rally anual.

Jordan enfatizó el significado de reconocer a los senadores y representantes que asisten al rally del Día de la Rosa.

"Yo pienso que es importante que la gente entienda que el Día de la Rosa no solamente es un tiempo para venir y reunirse y gritar y decir que somos pro-vida," dijo. "Es una oportunidad para permitir que los legisladores se pongan de pie y se den a conocer como pro-vida. Entonces, cuando vengan las propuestas de ley pro-vida, podemos regresar a ellos y decir, '¿Sabes? Tú estuviste en el Día de la Rosa. Tú te pusiste de pie y dijiste que estabas comprometido con la vida del bebé nonato.' El Día de la Rosa nos da la oportunidad de poder presionar la legislación que marque la diferencia."

Subrayando la necesidad de ser vigilantes, Jordan dijo, "Tú nunca puedes darte por vencido. El enemigo está en oposición, siempre buscando quitarnos de la arena pública, buscando callarnos… debemos ser una voz para los que no la tienen. Yo me comprometo mientras el Señor me dé vida y aliento a hablar a nombre del bebé nonato, y hay otros que también han hecho el mismo compromiso. Es imperativo que no perdamos nuestra energía."

Jordan también señaló otras preocupaciones que amenazan al movimiento pro-vida, incluyendo el sistema judicial.

"Pienso en los retos que enfrentamos en cuanto a muchas de estas propuestas de ley pro-vida que ya han sido aprobadas [y luego] mueren aquí en Oklahoma en nuestra Suprema Corte," dijo Jordan. "Creo que la reforma judicial es una parte muy importante que debemos ver en el futuro. Necesitamos jueces que fallen a partir de la ley y no simplemente a partir de su propia imaginación y no instauren leyes. Ellos no son legisladores. Eso es lo que se hace en la legislatura."

Otra preocupación es que el aborto puede ser posible a través de las medicinas farmacéuticas.

"Estamos en un punto del movimiento pro-vida donde la batalla se mudará de la clínica a la farmacia," dijo Jordan. "La manera en que puedes ganar allí es que tienes que ganar en la arena pública y en las mentes y corazones de los jóvenes. Debemos mostrárselos."

Cuando una jovencita va a un centro para el cuidado del embarazo se le provee un ultrasonido – y "el meollo del asunto es que casi el 98 por ciento de aquellas que ven a ese bebé nonato en su vientre deciden darle vida," dijo Jordan. "Tenemos que ayudar a la gente a entender que ese es un hijo."

Jordan dijo que él "está orando por el día en que el Congreso de los Estados Unidos apruebe una ley y vaya a la Suprema Corte y la Suprema Corte la apoye y proteja al bebé nonato, punto final."

Chris Doyle es el editor asociado del Baptist Messenger (www.baptistmessenger.com), el periódico de la Convención General Bautista de Oklahoma.
Obtenga los encabezados y las últimas noticias en Twitter , Facebook y en su correo electrónico .
Download Story