El impacto local es la meta de Evangélicos por la Vida

WASHINGTON (BP) -- El éxito de la primera conferencia Evangélicos por la Vida incluirá intrepidez y servicio incrementados por parte de pastores y miembros de iglesia, dicen las cabezas de las organizaciones presentes.

La Comisión de Libertad Religiosa y Ética (ERLC por sus siglas en inglés) de los bautistas del sur y Enfoque a la Familia se han unido para ser anfitriones de Evangélicos por la Vida el 21 y 22 de enero en conjunto con la anual Marcha por la Vida en Washington, D.C. La conferencia, que tiene otras varias organizaciones evangélicas y pro-vida como auspiciadoras, concluirá a tiempo para que los asistentes participen en la marcha del 22 de enero.

Partidarios pro-vida se reúnen para marzo del año pasado por la Vida en Washington , DC La Ética y religión de la Comisión de Libertad y Focus on the Family se han unido para organizar Evangélicos por la Vida enero 21 hasta 22 en conjunción con la Marcha Anual por la Vida de rally .
foto archivo
Russell Moore, presidente de ERLC, y Jim Daly, presidente de Enfoque a la Familia, les dijeron a los reporteros en una teleconferencia el 6 de enero que esperan que el evento afecte la vida de los cristianos.

Una meta, dijo Moore, es que la gente que participe en la conferencia se pregunte: "Señor, ¿qué quieres que yo haga para defender la vida? Esa no va a ser una respuesta para cada persona."

La respuesta, les dijo él a los reporteros, podría ser aspirar a un puesto político, adoptar o proveer cuidado temporal a un niño, servir en un centro de ayuda a embarazadas o proveer albergue a una mujer en crisis de embarazo. Para los pastores, podría significar predicar no solamente sobre proteger a los niños nonatos sino perdonar a aquellas que han tenido abortos, dijo Moore.

Daly les dijo a los reporteros que es importante que los cristianos evangélicos mantengan el asunto pro-vida "en la mente de las personas, que no se les ha dejado a los líderes nacionales para abordarlo."

Los organizadores de la conferencia "esperan proveer recursos para que los evangélicos comuniquen una visión pro-vida de compasión para cada uno hecho a la imagen de Dios y para darles oportunidades para compartir el compañerismo y la conversación acerca de cómo hacerlo mejor en los años por venir," dijo Moore.

Los católico romanos han dominado la asistencia a la Marcha por la Vida desde su inicio en 1974, un año después de la decisión del 22 de enero de Roe v. Wade que legalizó el aborto a nivel nacional. La marcha reúne a muchas decenas de miles pro-vida -- o unos pocos cientos de miles, dependiendo de los estimados -- para congregarse en el National Mall en Washington, y luego caminar a Capitol Hill. Líderes de diversas organizaciones que componen el movimiento pro-vida típicamente se reúnen para la marcha y los eventos relacionados.

Los evangélicos están fuertemente involucrados en el movimiento pro-vida pero no han hecho de la participación en la Marcha por la Vida una prioridad, reconocieron Moore y Daly. Ellos esperan que la conferencia ayude a elevar la conciencia de la Marcha por la Vida entre los evangélicos y motive a más a participar en el evento.

Al tiempo que los grupos católicos viajan en camionetas de las iglesias y por otros medios, Moore desea ver "más y más camionetas de iglesias bautistas y presbiterianas e iglesias bíblicas presentes también llevando gente a apoyar en solidaridad a los nonatos y a sus mamás."

Ellos desean hacer la comunidad evangélica "más consciente de lo que sucede en enero…y lo que [evangélicos y católicos] pueden hacer juntos para cambiar la cultura aun más allá cuando se trata de la perspectiva pro-vida," dijo Daly y añadió que es "tiempo de unirse y decir que todos estamos a favor de la vida."

Moore les dijo a los reporteros: "Como le dije a alguien, no quiero menos 'Ave Marías,' sino más 'Sublime Gracia' en la Marcha por la Vida."

Los evangélicos "necesitan estar en la conversación" con los diferentes grupos que participan en la marcha, dijo. "Este evento ayuda a poner a muchos de ellos dentro de ese contexto."

La conferencia inaugural cubrirá un amplio rango de asuntos bajo la sombra de la santidad de la vida humana -- desde el aborto hasta los cuidados paliativos terminales, además de la adopción, el tráfico humano y el cuidado de aquellos con necesidades especiales.

Los evangélicos necesitan mantener la dignidad humana no solo abordando la cultura del aborto sino el áspero tenor de algunos comentarios acerca de los refugiados y los inmigrantes, además del trato a los ancianos como prescindible, les dijo Moore a los reporteros. Los evangélicos, dijo, "necesitan un entendimiento holístico de la dignidad humana enraizada en la imagen de Dios para poder ser testigos a una cultura que frecuentemente olvida esto."

Además de Daly y Moore, el conferenciante principal de Evangélicos por la Vida será David Platt, presidente de la Junta de Misiones Internacionales de los Bautistas del Sur; Charmaine Yoest, presidenta de Estadounidenses Unidos por la Vida; y Samuel Rodríguez, presidente de la Conferencia Nacional de Liderazgo Cristiano Hispano.

La conferencia también incluirá charlas estilo TED, paneles y sesiones grupales.

Otros auspiciadores de la conferencia incluyen Red de Cuidado, la Coalición del Evangelio, 40 Días por la Vida, Alianza de Defensa de la Libertad, Abrace la Gracia, Cristianismo Hoy, la Fundación Herencia, Emisoras Nacionales Cristianas y el Instituto sobre Religión y Democracia.

La inscripción e información sobre Evangélicos por la Vida están disponibles en línea en http://evangelicals.life/. La conferencia será en vivo.

Tom Strode es el jefe de la oficina en Washington de Baptist Press, el servicio de noticias de la Convención Bautista del Sur.
Download Story